Skip to main content

Noticia

5 diferencias entre el Porsche Cayenne y el Range Rover Sport

Range Rover Sport
SUV, premium, pero diferentes.

El mundo SUV es cada vez más amplio, ya no solo entre los modelos generalistas, también entre los premium. Cada vez hay más modelos en liza y las marcas, conscientes del desembolso que supone hacerse con uno de ellos, tiene que hacer que el suyo se diferencie del resto. Hoy traemos dos representantes interesantes de este segmento, Porsche Cayenne y Range Rover Sport, para aclarar cuáles son las 5 diferencias principales entre ambos.

Todos los coches nuevos que se van a lanzar en 2019

Diseño

Como es lógico, se trata de dos modelos con un cuidado extremo en todos sus aspectos. Sin embargo, a pesar de buscar un público idéntico, cada uno se presenta como una opción muy distinta en lo que a imagen se refiere.

El Porsche, a pesar de su tamaño, luce unas líneas redondeadas y más suaves, con formas más orgánicas y que en cierta medida buscan aportar cierto aire cupé con su silueta. En el caso del Land Rover, el enfoque es el opuesto, manteniéndose fiel a su tradición, evolucionando un lenguaje de diseño basado en las líneas rectas y las formas angulosas, que le dan un aspecto muy contundente.

VÍDEO: El Range Rover Sport SVR bate un nuevo récord de un superdeportivo en Tianmen

Sin diésel

La oferta mecánica de ambos modelos es radicalmente distinta. La gama de motores del Range Rover Sport es mucho más amplia e incluye mecánicas diésel, mientras que el Porsche confía absolutamente en la gasolina.

Empezando con el británico, puede montar varios propulsores de gasóleo, el 3.0 SDV6 en versiones de 249 y 306 CV, así como el 4.4 SDV8 de 339 CV. Por parte de los gasolina están el 2.0 Si4 de 300 CV, el 3.0 i6 de 400 CV y el 5.0 V8 de 525 o 575 CV.

El alemán, por su parte, está disponible en tres variantes de gasolina, la normal, con 340 CV, la ‘S’ con 440 CV y la Turbo, cuyo propulsor llega hasta los 550 CV.

Probamos el Porsche Cayenne Coupé

Híbridos enchufables

Ambos ofrecen variantes PHEV en su gama, pero cada uno con unos datos técnicos diferentes en lo relativo a potencia, prestaciones, autonomía, etc.

El Cayenne E-Hybrid combina un motor 3.0 V6 de 340 CV con un bloque eléctrico de 136 CV, formando un conjunto que desarrolla 462 CV. Esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 5 segundos y alcanzar los 253 km/h de punta, aunque solo puede recorrer 44 kilómetros en modo eléctrico. El Range Rover Sport P400e le gana en este punto, gracias a su alcance de 51 kilómetros en modo cero emisiones, aunque “solo” tiene 404 CV, tarda más en completar el sprint (6,7 segundos) y su velocidad máxima se queda en 220 km/h.

Versión Coupé

Es una novedad reciente del Cayenne, pero es que en los últimos meses ha incorporando a su familia un modelo hermano, el Cayenne Coupé, con una imagen ligeramente más deportiva y respecto a la que su contrincante no ofrece alternativa. Las opciones mecánicas son las mismas, pero el hecho de poder elegir una carrocería de aspecto más dinámico puede suponer un punto a su favor para algunos clientes.

Precio

Ninguno de los dos es un coche barato, pero dentro de lo que cabe, el Range Rover Sport es algo más asequible. Arranca en los 78.400 euros, cantidad sensiblemente inferior a los 89.208 euros de los que parte el Porsche Cayenne, aunque si es cierto que su motor gasolina tiene 340 CV de potencia, 40 más que su rival.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además