Skip to main content

Lista

Motor

Peugeot Traveller: 5 virtudes y 2 defectos

Peugeot Traveller, 5 virtudes y 2 defectos

Con los monovolúmenes grandes en una constante caída, las marcas de coches han optado por reducir su oferta: no les compensa la inversión de su desarrollo si, después, no pueden recuperarla a través de las ventas. Sin embargo, no han dado la espalda a las familias numerosas. Les han ofrecido una versión alternativa: furgonetas con variantes para pasajeros. Un buen ejemplo de ello es la Peugeot Traveller: analizamos 5 de sus virtudes y 2 defectos.

Peugeot Traveller by Tinkervan, camperizado al máximo

1. Altura

Peugeot ofrece la Traveller en tres longitudes diferentes pensando en las necesidades de sus diferentes clientes: Compact (4,60 metros), Standard (4,95) y Long (5,30). A pesar de esta variedad de dimensiones, uno de sus puntos fuertes sigue siendo su altura: gracias a ese 1,90 es posible acceder a los aparcamientos subterráneos. Algo que no pueden decir algunos de sus rivales.

2. Interior

Y si hablamos de medidas es inevitable hacerlo de su espacio interior, otra de las virtudes de la Peugeot Traveller. Su habitáculo puede acoger hasta nueve pasajeros gracias a sus asientos totalmente configurables. Esta modularidad tan polivalente le permite enfrentarlos, partir las banquetas en diferentes proporciones (2/3, 1/3…), añadir reposabrazos, colocar una mesa en el centro…

A esto hay que añadir las puertas laterales deslizantes manos libres y su capacidad de carga: la cifra base es de 1.500 litros, pero puede ampliarse hasta los 4.900 litros porque esos asientos de los que os hablábamos son fácilmente extraíbles.

Peugeot Traveller, 5 virtudes y 2 defectos

3. 'Grip control'

Todos sus motores cuentan con ‘Grip Control’. Se trata de una opción que permite seleccionar diferentes modos de conducción dependiendo del escenario: caminos, arena, nieve… Además, está disponible con los tres motores diésel que dan forma a la oferta mecánica de la Traveller: 1.6 HDi con 115 CV, 2.0 HDi de 150 CV y 2.0 HDi con 180 CV.

4. Equipamiento tecnológico

La marca francesa ha sabido diferencia a este modelo de la competencia con una buena dotación tecnológica: reconocimiento de señales, Active Safety Brake, vigilancia del ángulo muerto, cámara trasera con visión cenital, cambio automático de luces de carretera o velocidad de crucero adaptativa. Sistemas a los que hay que añadir alertas de tiempo de conducción o de falta de atención por parte del conductor, entre otras.

Peugeot Traveller, 5 virtudes y 2 defectos

5. Versión eléctrica: Peugeot e-Traveller

Para aquellos que estén buscando una furgoneta eléctrica destinada a labores profesionales o a su vida personal, Peugeot cuenta con la e-Traveller que se beneficia de todas las ventajas que incluye la pegatina Cero de la DGT.

Peugeot e-Traveller: eléctrico 100% y válido para familias y empresas

La oferta se divide en dos opciones: Lanzadera (pensada para profesionales y transporte de pasajeros como taxi, VTC, hoteles…) y Combi (pensada para conductores particulares que necesitan entre cinco y ocho plazas en su vehículo). Ambas cuentan con un motor con una potencia máxima de 100 kW y 260 Nm al que se unen un par de baterías de 50 (230 kilómetros de autonomía según el Ciclo WLTP) o 75 kWh (330 kilómetros).

Peugeot Traveller, 5 virtudes y 2 defectos

6. La versión de nueve plazas

Vamos con el primero de los defectos que hemos encontrado en la Peugeot Traveller. En la versión de nueve plazas, la primera fila cuenta con tres asientos… pero el central acaba siendo testimonial por culpa de la palanca del cambio. La persona que ocupe ese lugar (sobre todo si es adulta) tendrá que adoptar una posición incómoda moviendo la pierna izquierda hacia la derecha para no estorbar al conductor a la hora de circular y cambiar de marcha.

7. Radio de giro

Antes destacábamos la altura de la Traveller porque facilita las cosas en la ciudad, pero hay otra cifra que desempeña el papel contrario. Su radio de giro es de 12,4 metros entre bordillos y de 12,9 metros entre paredes, algo que dificulta ciertas maniobras en las calles de la urbe como aparcar o girar en las esquinas. Y es que detrás llevamos mucho coche. 

Más:

Furgoneta

Y además