Lista

Los 5 mejores coches para aprender a hacer drifting

Drifting
El drifting es una de las disciplinas automovilísticas más espectaculares que existen, y cada vez cuenta con más adeptos. Pero, ¿qué coches son mejores para empezar a dedicarse a ello? Repasamos cinco de las mejores opciones de la actualidad.

Para conocer los inicios del drifting hay que remontarse a la década de los 70 en Japón, concretamente a varias de sus carreteras de montaña. Allí comenzó esta disciplina, que trata, ni más ni menos, de ir de lado el mayor tiempo que se pueda. El derrape elevado a la categoría de arte. Aprender a hacer drift no es sencillo, aunque para ello hay algo que es imprescindible... ¡un coche adecuado! Opciones hay muchas, especialmente en el mercado de segunda mano, pero nosotros hemos decidido recopilar cinco de las mejores opciones que actualmente venden los diferentes fabricantes. Son las siguientes:

No te pierdas: Todas las novedades que verás en 2019

VÍDEO: ¿Drift de competición a vista de dron? Sí, no te lo pierdas

1. Mazda MX-5

Mazda MX-5 Z-Sport

¿Cómo no iba a inaugurar este repaso un coche japonés? El Mazda MX-5, ya sea en su versión Soft Top o RF, es ideal para comenzar en esto de quemar rueda, sobre todo ahora que su motor más poderos, el de 2.0 litros, entrega 184 CV de potencia. Todos ellos, por supuesto, impulsan el tren trasero, algo fundamental para lo que queremos. Además su liviano peso hace de él un coche bastante juguetón, muy dado a insinuar la trasera cuando el conductor lo demanda. Y todo ello por menos de 30.000 euros.

2. Toyota GT86

Toyota GT86 Hakone Edition

No nos movemos de Japón para hablar de otro de los coches nuevos ideales para iniciarse en el mundo del drifting. De nuevo se trata de un deportivo de liviano peso y tracción trasera, el Toyota GT86. En este caso cuenta con un motor bóxer de 2.0 litros atmosférico con 200 CV de potencia. Eso sí, tendrás que jugar siempre en la parte alta del cuenta revoluciones, porque lo largo de sus desarrollos del cambio hace que se eche en falta potencia si no estamos ahí. Y, por supuesto, añade el Subaru BRZ a la ecuación, porque es básicamente el mismo coche.

No te pierdas: Probamos el Mazda MX-5

 

3. BMW M2 Competition

BMW M2 Competition

Si tu cuenta corriente está más que saneada, debes mirar hacia arriba. Y en las alturas de los deportivos aptos para hacer drifting nos encontramos, sin duda, al BMW M2 Competition. Pocos coches en el mercado aportan sensaciones tan radicales como éste. Es, básicamente, un kart con mucha potencia y carrocería. Eso sí, controlar sus 410 CV de potencia no es sencillo. Si vas a hacer tus primeros derrapes con esta joya alemana, que sea con cuidado y con un buen monitor al lado. De lo contrario, los poco más de 75.000 euros que vale el coche podrían volar antes de lo que canta un gallo.

4. Nissan 370Z

Nissan 370Z 50th Anniversary Edition

A pesar de que lleva muchos años en el mercado, el Nissan 370Z sigue siendo uno de los deportivos nipones favoritos de todo el mundo. Y no nos extraña, porque sus 328 CV derivan directamente al tren trasero, lo que es toda una invitación a derrapar. Si esa potencia te parece escasa, siempre puedes optar por la variante Nismo, que se va hasta los 344 CV, además de ofrecer una serie de cambios en lo que a suspensión y aerodinámica se refiere.

5. Ford Focus RS

Precio Ford Focus RS

¿Qué hace un coche de tracción total en un repaso de vehículos para hacer drifting? Pues porque puede ser el más adecuado de todos para iniciarse. Y todo por un 'error' que dio como resultado el conocido como Drift Mode. Resulta que los ingenieros de la marca del óvalo probaban el sistema de tracción antes de poner el coche a la venta cuando, al cambiar una serie de parámetros, lograron que éste tuviera un comportamiento muy sobrevirador. A raíz de eso desarrollaron un nuevo modo de conducción que hace que el Ford Focus RS sea capaz de derrapar de una forma más fácil que un tracción trasera, ya que ofrece ciertas ayudas que pueden venir muy bien a un principiante. De hecho, tal ha sido el éxito, que más marcas lo están incluyendo en sus modelos.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además