Lista

Los 3 peores rivales del Audi RS Q8

Audi RS Q8

Músculo SUV para todos los gustos.

Audi no desaprovecha la ocasión de sacar músculo en todos los segmentos que puede y el recién presentado Audi RS Q8 es (o al menos quiere ser) un golpe sobre la mesa en el terreno de los súper SUV. Las malas noticias para él son que, pese a lo restrictivo de este este mercado, lo cierto es que hay bastantes y variadas propuestas contra las que competir: estos son sus 3 peores rivales.

Eso sí, antes que nada, ¿qué es lo que pone sobre la mesa el alemán? Además de una agresiva estética (mención especial a las llantas opcionales de hasta 23 pulgadas que parecen paelleras) bajo el capó esconde un motor 4.0 V8 biturbo de 600 CV y 800 Nm que la transmisión Tiptronic de 8 relaciones y la tracción integral quattro trasladan al asfalto para acelerar de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y alcanzar hasta 305 km/h de punta (desbloqueada con el paquete Dynamic). A esto hay que sumar “chucherías” como el eje trasero direccional, la suspensión neumática adaptativa o los frenos con discos de 420 mm.

¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

Habrá que esperar hasta el primer cuatrimestre para poder comprarlo, para lo que habrá que desembolsar 155.700 euros.

Lamborghini Urus

El Lamborghini es visto como el referente del sector y no solo eso: es del mismo grupo que el RS Q8 y, de hecho, incluso comparten ciertos elementos del apartado mecánico. No queda otra que considerarlo un rival directo.

De hecho, las similitudes entre uno y otro son bastantes, como el empleo de un motor 4.0 V8 biturbo que, eso sí, raya a un mayor nivel aquí gracias a sus 650 CV y sus 850 Nm de par máximo. Como es común en el segmento, no falta ni la tracción a las cuatro ruedas ni una caja de cambios automática, de ocho relaciones también. Devora el 0-100 km/h en 3,6 segundos y establece su velocidad máxima en los 305 km/h. También es más caro con sus 171.429 euros de partida.

Bentley Bentayga Speed

Bentley perdió el trono de SUV más rápido por culpa del Urus y lo recuperó con su variante Speed, que llega hasta los 306 km/h de punta. Eso sí, solo en eso y en tener un precio mucho más caro (supera los 200.000 euros) es en lo que gana al italiano.

Emplea un bloque mucho más grande que el de sus rivales, un 6.0 W12 atmosférico, pero que solo desarrolla 635 CV y 900 Nm de par máximo. Esto hace que se quede algo corto en la aceleración de 0 a 100 km/h, para la que necesita 3,9 segundos.

Aston Martin DBX

El nuevo de la clase hasta la llegada del Audi, un Aston Martin por derecho propio que combina ADN deportivo y el lujo y la elegancia habituales en la casa británica. Monta un propulsor 4.0 V9 biturbo firmado por AMG que desarrolla 550 CV y 700 Nm de par, la caja de cambios automática de nueve relaciones y la tracción integral le permiten aceleración de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 291 km/h. Lo que todavía no sabemos es su precio.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además