Skip to main content

Tan grandes y potentes como sea necesario, y tan ahorradores como sea posible. El Toyota RAV4, Honda CR-V, Citroën C5 Aircross, y Mazda CX-5 cumplen con estas dos premisas que comparten los SUV de cierto tamaño. ¿Cuál las cumple en mayor medida? Los enfrentamos para comprobarlo en esta comparativa del Toyota RAV4, Honda CR-V, Citroën C5 Aircross, y Mazda CX-5

No te pierdas: Novedades 2019

Toyota RAV4

Acaba de debutar en su quinta generación, un modelo que hace 25 años, de alguna manera, inauguró el segmento SUV. Bajo su contundente carrocería hay bastante espacio, los adultos que vayan detrás podrán hacerlo en una postura relajada y el maletero tiene espacio para llevar le equipaje de todos sin problemas.

No te pierdas: Prueba del Toyota RAV4 2019

Una boca de carga con solo 68 centímetros de altura facilita mucho las cosas. La mecánica tiene su doble cara: rinde 222 CV de un motor de combustión y otro eléctrico, y lo cierto es que el rodar de este tracción delantera es realmente relajado. Pero hay un par de cosillas que nos han irritado: la transmisión sin fases es algo retardado y hace que el motor suene más de la cuenta. Su velocidad máxima no pasa de 180 km/h, algo que no importará a la mayoría, a menos que circules por autovías alemanas. El consumo es realmente bueno: solo 6,5 litros en nuestro test.

VÍDEO: Toyota RAV4 en acción

El chasis es confortable sobre piso en buen estado, pero cuando llegan las irregularidades, se vuelve poco armónico y rebotón. Su fuerte no es la conducción dinámica, le falta aplomo y agilidad e invita más bien a una conducción relajada.

Puesto 4 con 502 de 750 puntos: muy ahorrador, pero ni es deportivo, ni el más confortable.

Honda CR-V

Es un híbrido en el que el motor de combustión rara vez actúa directamente sobre las ruedas. La mayor parte del tiempo, el dos litros mueve un generador que traslada la corriente al motor eléctrico.

Esto lo convierte en un coche muy silencioso, pero también lento. Aunque rinde unos generosos 184 CV, en el 0 a 160 km/h pierde 7,5 segundos frente al RAV4. Y su velocidad máxima es la misma: 180 km/h. Pero lo peor es que consume 1,2 litros más que el Toyota, y le supera considerablemente en precio.

El habitáculo ofrece mucho espacio, y especialmente detrás vas realmente desahogado. Tampoco invita a la conducción deportiva: la dirección es lenta y no comunica, y la carrocería balancea demasiado en tramos virados.

Puesto 3 con 507 de 750 puntos. Muy espacioso y tecnológico, pero su comportamiento es torpe y perezoso.

Citroën C5 Aircross

Su concepto de habitáculo es perfecto para adultos y niños. Delante es el que ofrece más espacio de los cuatro, si bien echamos de menos un mejor mullido y agarre en los asientos. En la segunda fila, las plazas se deslizan independientemente. Esto va muy bien para niños, aunque los adultos tendrán más apreturas que en sus rivales.

Toyota RAV4, Honda CR-V, Citroën C5 Aircross, y Mazda CX-5

El maletero compensa esto con su gran capacidad, entre 580 y 1.630 litros. En viajes, su suave suspensión es realmente confortable, aunque tampoco invita a una conducción dinámica. Y el pequeño turbo aporta empuje suficiente en todas las condiciones. Una pena que su cambio automático de ocho velocidades dé algún que otro tirón, y que su motor sea tan glotón: 8,6 litros.

Puesto 2 con 508 de 750 puntos: un diseño original y un comportamiento muy confortable, pero la segunda fila es algo justa.

Mazda CX-5

Tiene muchos puntos fuertes y muy pocos débiles, por eso gana la comparativa. Tiene un interior cómodo y desahogado, y el conductor disfruta en carreteras de curvas con su precisa dirección. Y es que lo suyo es la conducción dinámica: ninguno acelera antes ni se siente tan despierto, y el cambio automático de seis velocidades es rápido y fluido. Y da igual que sea en caliente o frío, que siempre frena antes que sus rivales: pasa de 100 km/h a 0 en solo 35,5 metros.

Toyota RAV4, Honda CR-V, Citroën C5 Aircross, y Mazda CX-5

Una pena que su gasolina atmosférico sea el más tragón, con 9,1 litros cada 100 kilómetros. A eso hay que añadir que su sistema de navegación se ve algo desfasado: es lento y no muy intuitivo.

Puesto 1 con 514 de 750 puntos. La referencia en deportividad, que también sabe ser cómodo y práctico en el día a día. Pero el consumo es demasiado alto.

¿Cuál es tu coche ideal?

Y además