Skip to main content

Comparativa

Comparativa: Mercedes AMG A 35 vs Volkswagen Golf R

Mercedes AMG A 35 vs Volkswagen Golf

El nuevo Mercedes AMG A 35 ha agitado sobremanera a los fans de los compactos deportivos, y no es para menos. A su condición de coche supertecnológico (hoy por hoy, incluso más que algunos modelos de Mercedes de segmentos superiores), añade un potentísimo motor y un chasis optimizado para devorar curvas. ¿Tiene algún rival? Sí, hay uno que lleva más tiempo, pero no se lo va a poner nada fácil. Comparativa: Mercedes AMG A 35 vs Volkswagen Golf R.

No te pierdas: Novedades 2019

Para empezar, debemos señalar que, sobre el papel, el Volkswagen Golf R ganaría la comparativa, si nos atenemos a las frías cifras. Veamos: aunque es un poco menos potente (300 CV frente a los 306 del Mercedes), acelera antes de 0 a 100, es menos ruidoso, más ligero y tiene más capacidad de carga. Y además, cuesta menos. 

No te pierdas: Prueba del Volkswagen Golf R

La pregunta que nos hacemos en esta comparativa del Mercedes AMG A 35 vs Volkswagen Golf R, por tanto, es: ¿Tiene el Mercedes alguna posibilidad si los metemos a los dos en el circuito? Eso es lo que vamos a comprobar enfrentándolos en Sachsenring. El AMG se presenta con un cambio de doble embrague de siete velocidades y un modo Sport endemoniadamente rápido, anchas levas tras el volante y la función electrónica Race Start. 

VÍDEO: Aquí tiene el AMG A 35 Sedán en movimiento

Añade una tracción integral variable, un sistema de amortiguación adaptativa y unos asientos deportivos con un contorno perfecto (por estos dos últimos elementos hay que pagar un extra). 

El Volkswagen Golf R llega con DSG de siete velocidades y tracción 4Motion de serie, y opciones como las ruedas deportivas de 19 pulgadas, un regulador de chasis activo, un sistema de escape Titan de Akrapovic y una velocidad máxima de 263 km/h (de serie está limitada a 250). 

¡Arrancamos!

Los neumáticos del Mercedes aceptarán la velocidad óptima si ha dado, como poco, una vuelta anterior para entrar en calor, y has dejado salir algo de aire (2,9/2,3 bar) para ponerlo en la presión idónea en circuito. 

Giro la rueda del radio derecho del volante hasta la posición Sport+, y empieza la diversión. La dirección es sensible, con una dureza y una precisión notables, y una multiplicación que varía según el ángulo de giro. 

En la zona media, la dirección es estable y cómoda, pero en cuanto giras con cierta vehemencia saca su lado salvaje. Aquí apreciarás mucho el mordiente de sus frenos, la armonía con la que trabajan sus dos ejes y, cuando ya lo das todo, notarás cómo el compacto deja de serlo para convertirse en un deportivo de raza. 

Todo se siente afiladamente directo, notas cómo el asiento deportivo te agarra el cuerpo con firmeza en cada empellón lateral cuando, en los fuertes cambios de apoyo, la zaga se desliza levemente para acompañar el compás del eje delantero y, a la velocidad del rayo, retomas de nuevo la trayectoria correcta. La diversión al volante es total. 

Y ahora llega el gran "pero".

Mercedes AMG A 35 vs Volkswagen Golf

¡El Golf R es más rápido! Sus Michelin Cup 2 le dan un guiado en curvas extremadamente preciso, y en caliente, frena dos metros antes de 100 km/h a 0. La respuesta es mucho más neutral (lo que debe en gran parte a que su eje delantero carga con 80 kilos menos) y eso se traduce en el veredicto inapelable del crono: por vuelta, el Volkswagen le saca al Mercedes tres segundos. 

Pero eso no significa que sea más deportivo que su rival, tan solo más eficaz. Porque los asientos no son tan firmes ni tienen el agarre de los del Mercedes, y la dirección no es tan comunicativa. En cuanto al motor, el del Volkswagen no emite un rugido tan mecánico y estremecedor. 

La decisión no está clara en esta comparativa del Mercedes AMG A 35 vs Volkswagen Golf R: ¿Diversión sin límites y sensaciones netamente deportivas? El AMG. ¿Eficacia, neutralidad y mejores tiempos en circuito? El Golf R. 

¿Cuál es tu coche ideal?

Y además