Skip to main content

Comparativa

Motor

Comparativa: Audi RS 4 Avant vs Mercedes-AMG C 63 Estate

comparativa-audi-rs-4-avant-vs-mercedes-amg-c-63-estate
Dos de los familiares deportivos más rápidos del mercado.

El Audi RS 4 Avant y Mercedes-AMG C 63 Estate parecen hincharse ante tus ojos como lo hacía Schwarzenegger en su mejor momento. Poderosos frontales, ruedas anchas, e incluso sin su logo de identificación como modelos deportivos, los dos están lejos de parecerse al familiar diésel que el vecino aparca en la plaza de garaje de al lado. Los enfrentamos en esta comparativa.

Comparativa: Kia Stinger Vs Volvo S60. ¿Cuál es mejor berlina deportiva?

Y tanto el Mercedes-AMG C 63 Estate como el Audi RS 4 Avant tienen potentes motores que van más allá de los 450 CV. Una gran combinación: poderoso motor delantero y mucha practicidad detrás; sobre el papel, la combinación perfecta. Sin embargo, ahí acaban las similitudes entre ambos, porque son coches conceptualmente diferentes. 

Comparativa: Audi RS 4 Avant vs Mercedes-AMG C 63 Estate

comparativa-audi-rs-4-avant-vs-mercedes-amg-c-63-estate

Audi Sport y AMG abordan sus familiares de una manera maravillosamente diferente: un seis cilindros contra un V8; tracción trasera contra tracción total y ocho velocidades versus transmisión automática de nueve velocidades.

¿Cuál es mejor? ¿El Audi RS4 que acaba de salir o el Mercedes C 63 Estate que pronto será reemplazado? Empezamos esta comparativa por la parte estética. Primero, el RS 4 está basado en el A4 Avant, que no es que sea un coche emocionante. En cualquier caso, la cirugía estética se ha hecho realmente bien en este caso. El frontal del RS4 impresiona más, las anchas tomas de aire le dan una mejor apariencia. Y luego está el color gris Nardo de nuestra unidad de pruebas: la pintura de serie hace que el Audi se vea especial y se adapta perfectamente con las llantas evo negras de 20 pulgadas (410 euros).

Vídeo: Audi RS 4 Avant, así es su último lavado de cara: 

Aunque el Mercedes Clase C es más antiguo (se lanzó entre 2014 y 2015), no lo parece. También hay que tener en cuenta que un facelift lo actualizó convenientemente, los anchos guardabarros delanteros están desde antes, pero se ven muy bien en este familiar deportivo (y debido a la mayor anchura de vías también aportan algo a la dinámica de conducción). Una imagen similar en el interior: ninguno de los dos, ni el RS 4 Avant ni el AMG C 63 Estate parecen anticuados.

Y tanto el Estate como el Avant tienen completos paneles de instrumentos digitales guiados por grandes pantallas en el salpicadero tipo iPad. Aunque también aquí hay diferencias, porque Audi prescinde de un controlador central en el túnel y ahora emplea una pantalla táctil. 

comparativa-audi-rs-4-avant-vs-mercedes-amg-c-63-estate

Cuando estás al volante del RS 4, a veces es difícil alcanzar el lugar correcto de la pantalla con la mano. El Clase C, con un controlador, se lleva más puntos en la usabilidad de su interfaz. Lo mismo sucede con los asientos, los AMG deportivos no solo son bonitos, sino una maravilla que te ofrece más soporte lateral que los asientos RS (más que vistos ya). Son sobresalientes.

En términos de calidad, hay poco que criticar en ambos: el techo del Mercedes podría estar mejor rematado y algunos paneles del Audi son mejorables, pero el coche está impresionantemente ensamblado. Tanto el RS 4 Avant como el AMG  C 63 Estate son dos vehículos al más alto nivel. 

comparativa-audi-rs-4-avant-vs-mercedes-amg-c-63-estate

Sus potentes motores

Ahora llegamos a lo importante, porque arrancamos sus mecánicas y esto nos lleva automáticamente al Mercedes-AMG. No hay otro coche de su categoría que genere una experiencia sonora como el de este propulsor V8 que siempre arranca con un rugido ronco, como el de un animal salvaje que quiere ser domesticado. A partir de ahí, todo sonido que emana de él es pura y simplemente celestial. 

El motor gira sorprendentemente rápido hasta la zona roja, mientras que el cambio automático de nueve velocidades se ajusta sin inmutarse a la marcha correcta en el momento oportuno. 

Vídeo: Así es el Mercedes-AMG C 63, pura fantasía y potencia:

Aunque es cierto que este Clase C no siempre lo hace todo perfecto: en el modo Sport+ pierde algo de modales y aunque guarda la compostura, resulta un tanto perezoso para ser un deportivo. 

El motor V8 del Mercedes golpea como un verdadero mazo y el cambio automático engrana las marchas con un limpio estruendo. Como debe ser en un coche así. No solo te hace sentir bien, sino que piensas por qué no vives más cerca de un circuito de velocidad. Aunque en ese caso, tendrías que tocar la electrónica de este coche, que limita la diversión hasta las 4.000 rpm y 255 km/h. 

comparativa-audi-rs-4-avant-vs-mercedes-amg-c-63-estate

Por eso hay que indicar que el Audi RS4 Avant de esta comparativa llevaba, además, el paquete Dinámico RS (8.060 euros) con el que puede llegar a 280 km/h y gracias a sus 26 CV extra, también es cuatro décimas más rápido en el 0-100 que el AMG. Aunque en comparación con el Mercedes, su acústica es casi decepcionante incluso aunque monte el escape deportivo RS de 1.640 euros. El Audi suena bien, pero solo eso, y por este dinero debería ser también algo celestial. 

Así, llegamos al chasis, donde Mercedes parece tomar de nuevo la delantera al absorber todo con mayor suavidad, sobre todo a velocidades bajas. El Audi resulta duro en esta situación. Además, el AMG es más ágil en las curvas que el RS, en el que su dirección excesivamente suave solo se endurece durante las curvas y si vas en el modo Sport. 

comparativa-audi-rs-4-avant-vs-mercedes-amg-c-63-estate

Y respecto al precio, Mercedes te lo pone más claro: si quieres más deportividad, tienes el C 63 AMG Estate S, con 510 CV por 10.400 euros extra, una cantidad que puede aumentar en el Audi. El AMG es el mejor familiar deportivo, aunque con todos los costes de mantenimiento y valor residual, el Audi suma más puntos en el protocolo. 

Opinión

Son dos coches de ensueño. Rápidos, suficientemente sutiles y prácticos. Pero también son caros y sedientos Si te lo permite el bolsillo, obtendrás los familiares más poderosos del mundo. Ya sea el AMG o el RS 4, ambos son difícilmente superables.

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    2.894 cc

  • Par motor

    600 Nm /1.900 rpm

  • Potencia

    450 cv /6.700 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Integral

  • Capacidad maletero

    1.495 L

  • Aceleración 0-100

    4,1 s

  • Velocidad máxima

    250 km/h

  • Consumo oficial

    9.8 l/100km

  • Precio

    99.960

  • Garantía

    2 años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de Audi A4 Todo sobre Audi A4
  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    3.982 cc

  • Par motor

    650 Nm /1.750 rpm

  • Potencia

    476 cv /5.500 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Trasera

  • Capacidad maletero

    1.480 L

  • Aceleración 0-100

    4,2 s

  • Velocidad máxima

    250 km/h

  • Consumo oficial

    13,5/7,9/10,0 l/100km

  • Precio

    0

  • Garantía

    2 Años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de Mercedes Clase C Todo sobre Mercedes Clase C

Y además