Skip to main content

Comparativa

Comparativa: Audi A6 Avant/Volvo V90/Mercedes Clase E Estate

Comparativa del nuevo Audi A6 Avant vs Volvo V90 y Mercedes Clase E Estate

El nuevo familiar 'premium' de Audi se enfrenta por primera vez a dos duros contrincantes. ¿Saca ventaja de ser el último en llegar? Lo comprobamos en esta comparativa del nuevo Audi A6 Avant vs Volvo V90 y Mercedes Clase E Estate.

El Audi A6 Avant es más afilado que nunca, pero no pierde su elegancia habitual. Y aunque el diseño es algo muy subjetivo, por nuestra parte, el premio de belleza de esta comparativa se lo damos al de Ingolstadt. Pero en esta prueba se priorizan y puntúan otras cosas, como el talento práctico, que normalmente está en conflicto con un diseño bonito.

VÍDEO: Nuevo Audi A6 Avant, al detalle

Eso lo saben muy bien quienes ya conocen el Mercedes Clase E Estate y el Volvo V90: los últimos modelos son  más grandes que nunca, pero han cedido un par de litros en favor de sus diseños. Algo especialmente flagrante en el Mercedes, si bien, no es óbice para que siga estando por delante de sus rivales: cubica entre 640 y 1.820 litros, más que el Volvo (hasta 1.526 litros) y el Audi (hasta 1.680).

Los acabados son muy refinados en los tres candidatos, y eso se extiende a sus maleteros, que llevan revestimientos de altura. El Clase E tiene la boca de carga más baja (60 centímetros), por eso es el que más facilita la carga de equipaje.

Los tres ofrecen huecos añadidos, donde se pueden meter objetos de menos tamaño. El Volvo es el que tiene la menor capacidad de carga con unos 458 kilos algo escuetos, seguido del Audi (489), y el Mercedes es el más "forzudo", ya que acepta hasta 566 kilos. Sin embargo, el Mercedes cede un par de puntos importantes ante el Audi: en espacio para pasajeros de las dos filas, donde el de Ingolstadt, junto al Volvo, se llevan la máxima valoración.

Los tres muy cómodos, pero...

Mucho más cerca están los tres en el apartado del confort, porque en todos los casos se ha cuidado de forma supina. Audi y Mercedes rayan a gran altura con sus excelente asientos delanteros. Los del Volvo no alcanzan su nivel, especialmente por tener una superficie para las piernas algo más corta. Con todo, uno va realmente cómodo en el sueco.

Una pena que su gigantesco techo panorámico robe espacio para la cabeza en la segunda fila, especialmente a quienes superen los 1,85 metros. En las plazas traseras, el Audi es el que mejor resuelve la inclinación de los asientos y la superficie para las piernas.

El chasis del Mercedes, el más equilibrado

Comparativa del nuevo Audi A6 Avant vs Volvo V90 y Mercedes Clase E Estate

En ninguno de los tres viajarás tan cómodo como pasajero. Pero si hablamos de comodidad de marcha, el chasis del Mercedes sigue haciendo honor a la estrella que lleva en el morro. Equipaba la suspensión neumática opcional, que combina un filtrado perfecto de las irregularidades con mínimos balanceos de la carrocería.

El Audi lleva suspensiones de acero más convencionales, pero logra asimismo un gran filtrado. Con todo, no es tan excelso como el Mercedes, en parte porque llevaba las enormes ruedas de 20 pulgadas. No solo le cuesta puntos al pasar por baches, que se traducen en una respuesta algo más seca, sino también en el apartado sonoro.

El V90 también lleva suspensión neumática

Comparativa del nuevo Audi A6 Avant vs Volvo V90 y Mercedes Clase E Estate

El V90 equipa suspensión neumática, pero solo en el eje trasero. Es capaz de gestionar muy bien las irregularidades, aunque no tanto cuando circulas a mucha velocidad. Y es que el Mercedes es el maestro del confort en esta comparativa, también por el manejo de los elementos de control. Al menos, hasta que uno se acostumbra al complejo sistema de doble pantalla en la consola central que monta el Audi. Igual que en el Volvo, se controlan por tacto o por voz, pero les falta un mando físico circular, como el del Mercedes, que facilita mucho las cosas.

Motores diésel

En cuanto a los motores, el 2.0 TDI del Audi, con 204 CV y 400 Nm, tiene las mejores maneras, cuando hablamos de silencio de funcionamiento. Los motores del Volvo y el Mercedes tienen un tamaño similar (190 CV y 194, respectivamente, y con el mismo par que el Audi), y también están muy bien aislados, aunque la mayor rumorosidad la tiene el Clase E. El Audi, que no muestra su brío hasta las 1.800 vueltas, lleva un sistema mild hybrid, aunque no supone una ventaja en consumo. En nuestro test ha gastado una media de 6,9 litros cada 100 kilómetros, mientras el Clase E se ha quedado en los 6,8.

Comparativa del nuevo Audi A6 Avant vs Volvo V90 y Mercedes Clase E Estate

El Volvo es el más glotón, por poco: siete litros. Donde sí que gana el Audi es en frenada: ha requerido solo 33 metros para pasar de 100 km/h a 0, antes que sus rivales, y eso que no lleva discos detrás ventilados. El Volvo solo queda un poco por detrás, pero las sensaciones que transmite son menos dinámicas que en los alemanes: el tacto de su pedal del freno y de su dirección, es algo sintético.

Puesto 3 con 552 de 750 puntos: Volvo V90 D4. La alternativa 'chic', y es un gran familiar, aunque quede tercero.

Puesto 2 con 581 de 750 puntos: Audi A6 Avant 40 TDI. Es un poco menos confortable que el Mercedes, y tiene menos maletero.

Puesto 1 con 586 de 750 puntos: Mercedes E 220 d Estate. Práctico, espacioso, el motor más prestacional y el mayor confort.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas