Noticia

¿Cómo han cambiado los superdeportivos? Del Enzo al Chiron

¿Cómo han cambiado los superdeportivos? Del Enzo al Chiron

Nacho de Haro

30/08/2016 - 11:59

¿Quieres descubrir cómo han cambiado los superdeportivos en lo que llevamos de siglo? Hoy te traemos una comparativa entre el último representante de este exclusivo segmento, el Bugatti Chiron, y uno de los modelos más avanzados presentados a comienzo de la década pasada, el Ferrari Enzo, para que veas el brutal salto que han experimentado en poco menos de 15 años.

Te interesa: 10 opciones absurdamente caras del Bugatti Chiron

No es la primera vez que tratamos este tema, el de la espectacular evolución que han sufrido los automóviles más potentes, exclusivos y deseados del planeta, especialmente en la última década. Pero hoy queremos demostrarte cómo han cambiado los superdeportivos enfrentando al Bugatti Chiron contra el Ferrari Enzo, una comparativa sobre el papel entre el último representante de este segmento tan apasionante y uno de los primeros que llegó al mercado en este siglo. Dos coches que pertenecen a la misma categoría pero que, como descubrirás a continuación y exceptuando sus extraordinarias prestaciones, tienen muy pocas cosas en común.

El imponente Ferrari Enzo fue el superdeportivo que, cuando fue introducido en 2002, marcó el camino a seguir para el resto de competidores, pues fue el primer modelo con motor V12 en posición central trasera de Ferrari que solo estaba disponible con un cambio automático. Una tendencia que ha continuado hasta nuestros días, pues como sabrás, hoy prácticamente puedes contar con los dedos de una mano los superdeporivos que se ofrecen con cambio manual. Son una especie en extinción.

Primer vídeo ‘onboard’ del Bugatti Chiron, ¡súbete al monstruo de 1.500 CV!

El Enzo también fue el primer Ferrari que introdujo controles y pulsadores integrados en el volante, al más puro estilo de un bólido de Fórmula 1, algo que no solo se ha extendido al resto de la gama actual de la firma italiana, también ha llegado a otros fabricantes. Es el caso de Lamborghini o incluso, de Bugatti, pues el Chiron también cuenta con varios mandos que permiten variar los reglajes del coche desde el volante.

Ferrari Enzo Bugatti Chiron volantes

Como el Bugatti Chiron, el Ferrari Enzo contaba con una carrocería y un chasis fabricados con fibra de carbono y aluminio, materiales que también han sido empleados por prácticamente todos los superdeportivos que han llegado al mercado desde entonces. En lo que no se parecen en nada es en lo referente a sus sistemas de propulsión. El Enzo emplea un motor 6.0 V12 atmosférico, una mecánica que es capaz de girar a hasta 8.200 vueltas y que desarrolla una potencia máxima de 660 CV (a 7.800 rpm) y un par de 657 Nm (disponibles a 5.500 rpm).

Un rendimiento brutal… para su época, pues actualmente incluso los modelos más básicos de la marca superan dichas cifras, como es el caso del Ferrari 488 GTB, que produce 670 CV y 760 Nm de par motor. Eso hace posible que el Ferrari Enzo se vea superado por su ‘hermano pequeño’ en términos de prestaciones, pues para el Enzo la marca anunciaba un paso de 0 a 100 km/h de 3,65 segundos y de 0 a 200 km/h en 9,5 segundos, registros que el 488 GTB completa en 3 y 8,3 segundos, respectivamente.

Ferrari Enzo Bugatti Chiron motores

Y si frente al 488 GTB ya se queda corto, te podrás imaginar qué es lo que pasará si comparamos al Bugatti Chiron y al Ferrari Enzo. El sucesor del Bugatti Veyron recurre a un bloque 8.0 W16 con nada menos que cuatro turbocompresores, una mecánica que produce unos astronómicos 1.500 CV y 1.600 Nm de par y que, como en el Enzo, está ligada a un cambio automático, aunque en este caso se trata de uno de doble embrague con siete velocidades. Este torrente de fuerza es gestionado por los cuatro neumáticos gracias a su sistema de tracción total, lo que unido a su portentosa mecánica, le permite ofrecer unas prestaciones de otro mundo.

Si el Ferrari Enzo pasa de 0 a 100 km/h en 3,65 segundos y de 0 a 200 km/h en 9,5 segundos, el Bugatti Chiron completa los mismos registros de aceleración en menos de 2,5 y 6,5 segundos, respectivamente. Sí, hay más de tres segundos entre los dos en el paso de 0 a 200 km/h, diferencia que no hará más que aumentar si continuamos acelerando, pues la velocidad máxima del Ferrari supera por poco los 350 km/h mientras que el Bugatti está limitado electrónicamente a 420 km/h.

Otra característica que tienen en común el Enzo y el Chiron es que ambos cuentan con carrocerías equipadas con elementos aerodinámicos activos, aunque como es lógico, es el modelo de Bugatti el que se lleva la palma en este sentido. El icónico coche de Ferrari dispone de elementos móviles en el frontal y en la parte trasera, que varían su posición en función de la velocidad, ya sea para obtener el máximo agarre posible o para llegar a su velocidad punta. El Chiron, por su parte, no solo cuenta con elementos aerodinámicos móviles, también varía su altura libre al suelo e incluso cuenta con un alerón que hace las veces de potente aerofreno.

Ferrari Enzo Bugatti Chiron tabla prestaciones

Donde también hay diferencias que demuestran el camino ascendente, en todos los sentidos, que han seguido los superdeportivos en este tiempo es en el precio. El Bugatti Chiron, del que producirán 500 ejemplares para todo el mundo (del Enzo fabricaron 400, a los que habría que sumar otras 20 unidades entre mulas de pruebas y prototipos), tiene un precio unitario de 2,4 millones de euros. El Enzo cuando era nuevo, pues hoy en día vale considerablemente más, costaba unos 660.000 dólares, algo menos de 600.000 euros según el tipo de cambio actual.

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches