Comparativa

Infiniti Q50 3.5 Hybrid: por el buen camino

Versiones comparadas:

Emilio Salmoral

15/04/2014 - 10:29

Infiniti está haciendo un trabajo excelente con el nuevo Q50. Se trata de una berlina de tamaño medio con 4,8 metros de longitud que compite en el segmento contra rivales tan duros como el Lexus IS, BMW Serie 3 o Mercedes Clase C.

Infiniti está haciendo un excelente trabajo con el Infiniti Q50 y su política de lanzamiento de nuevos modelos. Esta afirmación me la han hecho hasta representantes de marcas de la competencia de los japoneses. Ya sabes, si tu competidor reconoce tu trabajo es que no estás haciendo mal las cosas.

Ahora, quiero comprobar si lo que me dicen es cierto. Me refiero a que si realmente la marca premium de la alianza Renault-Nissan está tomando el camino acertado. Por ello, voy a someter a una prueba de conducción al nuevo Infiniti Q50 3.5 Hybrid.

Este coche pretende competir frente a productos tan maduros como el Audi A4, BMW Serie 3 o el nuevo Mercedes Clase C. Aunque, siendo sincero, hay que reconocer que el rival que tiene en su punto de mira es el Lexus IS. A los directivos japoneses les encantará vencer a los alemanes pero, sí lo hacen con el rival de casa... ¡mucho mejor!

El Infiniti Q50 3.5 Hybrid es un coche altas prestaciones. Ten en cuenta que su sistema híbrido produce, al trabajar en conjunto el motor V6 de gasolina con el propulsor eléctrico, una potencia total de 364 CV. Sí, has leído a la perfección. Casi 400 CV de potencia, la misma por la que rondan deportivos como el Porsche 911.

Con este rendimiento, es lógico que este coche acelere de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos que y alcance una velocidad máxima de 250 km/h -lógicamente está autolimitado-. No obstante, te llamará la atención lo contenido que es consumo medio oficial: 6,2 l/100 km.

Pero debo ser sincero contigo y contarte que es muy complicado obtener este gasto de combustible. Tienes que andar muy cuidadoso con el acelerador si quieres rondar por esa cifra. Lo normal, durante mi prueba de conducción, era gastar unos 8,0 l/100 km. Dato que es bastante lógico para un coche que con casi 400 CV. No obstante, el consumo medio en ciudad no se dispara como sucede en otros coches de gasolina de gran potencia. Se nota cómo ayuda el propulsor eléctrico.

Dinámicamente, lo que más me ha gustado del Infiniti Q50 es lo bien que trabajan sus elementos mecánicos. El tacto de la dirección es muy preciso, te dejo guiar el coche de forma perfecta a la entrada de las curvas y la motricidad del eje trasero es muy buena. A pesar de la abundante caballería, no se producen pérdidas de tracción.

El acabado del interior también me ha gustado. Me ha llamado la atención que algunos botones pertenezcan de las estanterías de Nissan y Renault pero todos los detalles están muy cuidados. Eso sí, para tener una longitud de 4,8 metros, la habitabilidad no es su punto fuerte.

El espacio en las plazas traseras es bastante discreto y tiene menos hueco para las piernas que coches como el Mazda6 o Hyundai i40. Al menos, te llevarás una alegría al saber que tiene un amplio maletero con 500 litros de capacidad.

Lecturas recomendadas

Todo sobre

Infiniti Q50 Q50

Acabados de Infiniti Q50 2013 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Infiniti Q50

Buscador de coches