Prueba

Infiniti Q50: una nueva era

Alfredo Rueda

21/10/2013 - 18:45

El Infiniti Q50 significa una nueva era para la marca. Por fin un coche que competirá en el segmento de las berlinas 'premium' a un precio y con un equipamiento sorprendentes.

El Infiniti Q50 realmente supone una nueva era para la marca. Y en este vídeo puedes ver que la marca se ha tomado muy en serio su desarrollo y se lo ha encargado, ni más ni menos, que al tricampeón del mundo de Fórmula 1, Sebastian Vettel. Además, es el primer Infiniti que estrena una nueva nomenclatura para la futura gama de vehículos de la compañía con el prefijo Q para berlinas, coupés y cabrios, y QX para los crossovers y SUV.

Pero esta berlina es algo más que una simple letra nueva. Para empezar, el diseño exterior del Q50 ha sido influenciado por la trilogía de los 'concept cars' de Infiniti: Essence, Etherea y Emerg-e.

En el interior del nuevo Infiniti Q50, la sensación de doble cabina se consigue mediante un panel de control en forma de ‘doble onda’. Además, la calidad en acabados y ajustes corresponde sin duda al segmento de las berlinas 'premium' como el BMW Serie 3, el Audi A4 o el Mercedes Clase C, donde el Q50 quiere ser un competidor 'de verdad'.

Con una distancia entre ejes de 2.850 mm, el Infiniti Q50 cuenta con un amplio espacio para los pasajeros adultos en las filas delantera y, sobre todo, y como he podido comprobar, en la trasera, donde dos adultos de 1,80 metros no tendrán mayor problema, con uno de los mejores espacios para las rodillas de su clase.

Mecánicas disponibles

El Q50 es el primer Infiniti en beneficiarse del acuerdo de colaboración con la marca Daimler AG. De la marca alemana procede el motor de 2.2 litros de inyección directa de cuatro cilindros turbodiésel, pero con el 'toque' de los ingenieros japoneses. En marcha se nota una respuesta muy progresiva y suave, pero que dota al Q50 de mucha agilidad. Lo mejor es, sin duda, su bajo nivel de sonoridad y vibraciones, muy próximo a un gasolina.

Con una potencia de 170 CV y 400 Nm de par motor, el Infiniti Q50 consigue unas emisiones de CO2 de 114 g/km. Hay disponibles dos transmisiones: una manual de seis velocidades y otra automática de siete velocidades, muy rápida y prácticamente imperceptible en sus cambios de relaciones.

El otro motor disponible para el Infiniti Q50 es el híbrido. Con una aceleración de 0 a 100 km/h en tan sólo 5,1 segundos, el Q50h supera a su hermano, el M35h, actual poseedor del récord Guinness como la berlina híbrida con mayor aceleración del mundo. Esto da una idea de la contundencia en su respuesta al hundir el pie derecho. Sus 364CV comparten el mismo sistema de cambio automático de doble embrague y siete velocidades que el M35h, pero con cambios para mejorar el rendimiento, ampliar la autonomía del motor eléctrico y permitir una capacidad de carga superior.

Su consumo de combustible mixto es de 6,2 l/100 km y sus emisiones de CO2 de 144g/km. El Q50 3.5 Hybrid está disponible tanto con propulsión trasera como con tracción a las cuatro ruedas.

El infiniti Q50 tiene capacidad para elegir una conducción estándar, sport, eco (excepto en el motor diésel) y para nieve (sólo con cambio automático).

Primicias mundiales

El Infiniti Q50 presenta como debut mundial el sistema 'Direct Adaptive Steering', un sistema que controla eléctricamente la dirección del vehículo, disponible de serie en el Infiniti Q50 3.5 Hybrid y en el acabado más alto del Infiniti Q50 2.2d. Las ventajas de este sistema son: respuesta más rápida de la dirección, mayor precisión, elimina la vibración del volante y, en opción, el sistema permite elegir al conductor la dureza de la dirección a través de su pantalla táctil entre tres modos: deportivo, estándar o personalizado.

Esta novedosa dirección tipo 'fly-by-wire' de los aviones, se compone de dos motores eléctricos situados uno en cada rueda delantera, que hacen girar la cremallera. En caso de fallo de uno de estos dos componentes, la columna de dirección se acoplaría automáticamente a través de dos embragues dispuestos al efecto, de forma inmediata. De este modo se contaría con una dirección de accionamiento normal, pero sin asistencia hidráulica.

Además el nuevo Infiniti Q50 también cuenta con un sistema de control de mantenimiento de carril activo o 'Active Lane Control'. Es el único que utiliza la dirección para mantener el vehículo entre las líneas del carril en una autopista, pero hasta un cierto límite. Después de sobrepasado, o el conductor toma el control o el coche se cambiará de carril. Hace uso de una cámara que detecta el carril en el que circula el vehículo. La información se procesa y se transmite a la unidad de control del sistema Direct Adaptive Steering que traza una línea imaginaria en el centro del carril haciendo las correcciones necesarias si el vehículo se desplaza de este centro.

También novedoso es el sistema de prevención de colisiones frontales o 'Forward Collision Warning', que no sólo reacciona a la velocidad y a la distancia del vehículo situado delante, sino también al vehículo situado delante de éste.

Interior tecnológico

En el interior del nuevo Infiniti Q50, la consola central cuenta con dos pantallas táctiles que muestran y permiten controlar todas las aplicaciones incorporadas en el vehículo. La pantalla superior es de 8 pulgadas y normalmente mostrará un mapa (en los modelos con sistema de navegación), junto con las seis aplicaciones precargadas en el sistema: bandeja de entrada, calendario, reloj, brújula, 'Performance Driving' (para análisis dinámicos que incluyen la fuerza de la gravedad y el flujo del combustible), y alertas de mantenimiento (desde la presión de los neumáticos al historial de servicio completo del coche).El calendario y la bandeja de entrada de correo electrónico son las únicas aplicaciones que dependen de la conectividad con un teléfono.

La pantalla inferior, de 7 pulgadas, muestra los controles para los sistemas auxiliares del vehículo, como el climatizador y el audio, junto con las diferentes aplicaciones que se puedan cargar desde un 'Smart Phone'.

El Infiniti Q50 llega con tres años de garantía y, lo que también supone una novedad en este tipo de vehículos, con esos tres años también con el mantenimiento incluido.

Todos los precios del Infiniti Q50:

Diésel:

- 2.2d: 34.900 euros

- 2.2d Aut. 7 v.: 37.675 euros

- 2.2d GT: 38.850 euros

- 2.2d GT Aut. 7 v.: 41.475 euros

- 2.2d GT PREMIUM: 42.250 euros

- 2.2d GT PREMIUM Aut. 7 v.: 44.875 euros

- 2.2d GT SPORT: 48.150 euros

- 2.2d GT SPORT Aut. 7 v.: 48.775 euros

Híbrido:

- 3.5 Hybrid Aut. 7 v.: 53.900 euros

- 3.5 Hybrid GT SPORT Aut. 7 v.: 58.075 euros

- 3.5 Hybrid GT SPORT (AWD) Aut. 7 v.: 61.120

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alfredo Rueda

Alfredo Rueda

Periodista apasionado de todo lo que tenga motor: Coches, motos y ahora, también, cacharritos con alas...

Todo sobre Infiniti

Infiniti Q50 Q50

Acabados de Infiniti Q50 2013 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Infiniti Q50

Buscador de coches