Comparativa

Coches 4x4

Comparativa: Audi Q5 2.0 TDI vs Hyundai Santa Fe 2.2 CRDi

Versiones comparadas:

Marcos Diego

28/05/2013 - 09:50

La tercera generación del SUV coreano está dejando a todo el mundo con la boca abierta. Ha dado un salto de calidad tan asombroso que nos hemos atrevido con una comparativa entre el Audi Q5 2.0 TDI y el Hyundai Santa Fe 2.2 CRDi. ¡Qué empiece este cara a cara!

Resulta tan sorprendente el salto en calidad que ha dado el Hyundai Santa Fe en su tercera generación, que hemos decidido enfrentarlo con una referencia del segmento, y realizar esta comparativa entre el Audi Q5 2.0 TDI y el Hyundai Santa Fe 2.2 CRDi. El SUV coreano que se presentó en 2001 como un rival para el Land Rover Freelander ha crecido tanto en tamaño (antes medía 4,5 metros y ahora casi 4,7) como en ambiciones.

Como sabes, el segmento de los SUV ha cambiado. Han llegado nuevos productos y este coche coreano ya no es un vehículo compacto. Este papel lo juega el Hyundai ix35, mientras que el Hyundai Santa Fe se las tiene que ver con coches del segmento grande. Además, es un coche que se fabrica en Estados Unidos y Corea y, por supuesto, se vende en todo el mundo. Las esperanzas que tienen los asiáticos con su vehículo son muchas, por eso han hecho un trabajo impecable.

¿El secreto de su éxito? Hacer cada día coches mejores. Por eso, hemos querido enfrentar el nuevo Santa Fe con un producto tan bien nacido como el Audi Q5. Sí, te recomendamos que dejes a un lado los posibles prejuicios que tengas si te dicen que un Hyundai se puede comparar con un Audi. Lo cierto, es que los dos juegan en el mismo segmento, sus precios a priori son muy parecidos (ambos superan los 40.000 euros) y mecánicamente tampoco existen tantas diferencias: tienen motores diésel de cuatro cilindros que transmiten su fuerza gracias a sendas cajas de cambio automáticas. Por cierto, en cuestiones de potencia en la comparativa entre el Audi Q5 2.0 TDI y el Hyundai Santa Fe 2.2 CRDi, el coreano llega mejor dotado gracias a los 20 CV extras que tiene su bloque de 2,2 litros.

Por otro lado, también te quiero adelantar otra de las mejores virtudes del coche coreano. Su equipamiento de serie es tan completo que en la lista de opciones solo aparece la pintura metalizada por 410 euros. Dicho esto, espero que sigas leyendo y descubras si la supuesta superioridad tecnológica del Audi está justificada o si, por el contrario, el coche alemán se ha dormido en los laureles y no merece la pena hacer un desembolso extra para conducir un coche de corte premium. Comenzamos la comparativa entre el Audi Q5 2.0 TDI y el Hyundai Santa Fe 2.2 CRDi.

Mediciones

El Audi Q5 lleva en el mercado desde 2008 y ya ha sufrido su primer lavado de cara. No obstante, se sigue manteniendo muy fresco gracias a su diseño llamativo y deportivo. Aunque el coche alemán es algo más pequeño que su rival puede ofrecer una habitabilidad similar a la del coreano. Además, sus asientos resultan más cómodos.

La tercera generación del Hyundai Santa Fe ha dado un salto muy importante en calidad. Este SUV se fabrica en Estados Unidos y Corea, y es un producto vital para la marca, ya que le permite alcanzar un volumen de ventas interesante en varios mercados. Su espacio interior es considerable, aunque es cierto que su batalla resulta algo discreta.

El Hyundai Santa Fe es demasiado optimista con su consumo medio. En la práctica, gasta 2,2 l/100 km más de lo que anuncia. El Audi Q5 vence, al cosumir un litro menos que el coreano.

En cuanto a la potencia, el Audi recurre al tradicional 2,0 litros de cuatro cilindros de 177 CV. Hyundai se presenta con su potente bloque de 2,2 litros con 197 CV.

En el apartado de par motor, hay que destacar que el Hyundai Santa Fe ofrece mucha fuerza (421 Nm) desde apenas 1.800 rpm y constantes hasta las 2.500. Por el contrario, el Audi Q5 es más discreto con sus 380 de par.

Audi Q5 y Hyundai Santa Fe

Si te compras un Audi Q5 sin dudarlo un instante es porque valoras mucho la imagen que transmite. Sin entrar a valorar los gustos estéticos, lo cierto es que este Audi es bastante llamativo y ofrece un toque deportivo con el que su rival sueña. Además, otra de las virtudes de este producto es su excelente calidad de realización: todo encaja a la perfección, no se escuchan ningún tipo de crujidos ni al circular por zonas bacheadas y, además, es un coche bastante cómodo. Pero el mundo se te vendrá abajo cuando mires su equipamiento de serie.

Los alemanes te va a pedir 45.150 euros por un coche al que todavía tienes que añadirle otros 320 euros por un simple control de crucero o 405 por el sensor de parking trasero. Eso sí, el comportamiento dinámico del Audi es asombroso. Entra en las curvas de un modo mucho más ágil que su rival, el cambio automático de doble embrague es rápido y eficiente y, además, a pesar de que su motor es menos potente, el Q5 corre más y gasta menos.

El Hyundai Santa Fe nos ha demostrado que si trabajas duro puedes tener un producto muy competitivo en poco tiempo. La anterior generación del coche asiático no estaba nada mal pero la nueva supone un avance en todos los apartados.

No obstante, aunque este Hyundai no se presenta con unos materiales tan cuidados como los de su rival, sí es que cierto que no tiene que envidiarle en exceso y, sobre todo, tampoco se pueden tachar de mejorables. Pero la mayor virtud de este producto es que te ofrece todo lo que puedes soñar dentro de su equipamiento de serie. Es decir, no tendrás que pagar nada por el navegador, los faros de xenón, las llantas de 18 pulgadas, la tapicería de cuero o la alarma antirrobo.

Es más, si igualas los equipamientos, el Audi te saldría unos 8.000 euros más caro. A este dato tienes que sumarle la diferencia de precio de 1.960 euros que hay entre los dos y tener en cuenta la promoción de lanzamiento de 2.000 euros que están haciendo en Hyundai. Es decir,  una diferencia de unos 12.000. ¿Te parece poco?

Conclusión de la comparativa entre el Audi Q5 2.0 TDI y el Hyundai Santa Fe 2.2 CRDi

¿Por qué no ha ganado esta comparativa el Hyundai? Pues te soy sincero, aunque el producto asiático ha mejorado mucho en diversos aspectos, su equipamiento de serie es completísimo, el motor diésel corre bastante... todavía no puede presumir de estar a la altura de los mejores del segmento, al menos, en calidad. El Audi Q5 es un coche con un comportamiento más preciso, su mecánica es más refinada, sus prestaciones son mejores y consume menos. Toda esta colección de virtudes hacen que el coche alemán sea, por supuesto, más caro que su rival coreano. Así que, si te quieres gastar el dinero te recomiendo el Audi Q5 y si prefieres una buena relación calidad-precio, tu coche es el Hyundai Santa Fe.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches