Skip to main content

Reportaje

Motor

Seat Arona 2020 o VW T-Roc, ¿cuál comprar?

seat-arona-o-vw-t-roc_apertura
Dos SUV compactos con algunas diferencias que pueden inclinar claramente la balanza

El mercado de los SUV compactos cada vez tiene más modelos en su portafolio. Ambos proceden del mismo grupo empresarial, pero entre ellos hay diferencias que pueden llevarnos a uno o hacia otro. El Seat Arona es el SUV compacto de Seat y en él tienen la esperanza de ver crecer sus ventas en Europa. Pero casi su principal competencia la tiene en sus primos de Volkswagen con el Volkswagen T-Roc. Por eso hoy te ayudamos a decidir: Seat Arona 2020 o VW T-Roc, ¿cuál comprar?

Imagen y estética

Aquí empiezan las diferencias entre uno y otro. El Seat Arona apuesta por líneas contundentes, rectas y con ángulos imposibles. Apuesta por la tecnología, con faros full LED tanto delante como detrás, así como con combinaciones de color más divertidas. El Volkswagen apuesta por un diseño más refinado y conservador, típico de la marca. 

seat-arona-o-vw-t-roc_roc-lateral
VW T-Roc
seat-arona-o-vw-t-roc_arona-lateral
Seat Arona 2020

A nivel de dimensiones, el Volkswagen T-Roc es algo más grande: mide 10 centímetros más de largo y también es más ancho y más alto. Sin duda, es un coche más voluminoso, pero puesto uno al lado del otro, no parecen excesivamente diferentes. 

interior

La distancia entre ejes del T-Roc también es cuatro centímetros más larga. No es mucho, pero suficiente para conseguir un interior algo más espacioso, especialmente en las plazas traseras. Como es normal, el maletero también es más grande: 445 litros contra los 400 del Seat.

seat-arona-o-vw-t-roc_roc-maletero
El maletero del VW T-Roc es algo más grande que el del Arona
seat-arona-o-vw-t-roc_arona-maletero
Maletero Seat Arona 2020

5 datos que debes saber del Volkswagen T-Roc

Pero más allá de elementos prácticos, hay algo que comparten casi al milímetro: el equipamiento tecnológico y de seguridad. Los dos son productos nuevos del Grupo Volkswagen por lo que ambos comparten la última tecnología. En cuando a diseño interior del salpicadero, el Seat quizás sea algo más sobrio, mientras que el Volkswagen destaca por una calidad genera que quizás está un puntito por delante. En cualquier caso, no hay grandes diferencias.

Comportamiento

Ambos modelos se asientan sobre la plataforma MQB A0 del Grupo VAG y esto les dota de un gran equilibrio entre confort y calidad de rodadura, incluso cuando la carretera se retuerce y aparecen las curvas. Ambos modelos están claramente orientados hacia el asfalto, que es donde mejor se encuentran.

seat-arona-o-vw-t-roc_roc-cockpit
Cockpit VW T-Roc
seat-arona-o-vw-t-roc_arona-cockpit
Cockpit Seat Arona 2020

Quizás el Seat esté más orientado a la ciudad, mientras que con el Volkswagen y su mayor calidad general de rodadura, con un interior ligeramente más insonorizado y unos amortiguadores algo menos bruscos sea más adecuado si sueles viajar. 

Mecánicas

La gama de motores del Volkswagen T-Roc y del Seat Arona es similar, pero hay ciertas diferencias que ponen sobre la mesa que el T-Roc es el modelo de Volkswagen y por ende, se beneficia de ciertos elementos distintivos. Cuentan con el mismo motor 1.0 TSI y 1.5 TSi de 115 y 150 CV en el T-Roc y de 95, 110 y 150 CV en el caso del Arona, además de su TGI 1.0, gas y 90 CV. En el caso del diésel, el T-Roc cuenta con el 1.6 TDI de 115 CV que también monta el Seat, pero además añade el 2.0 TDI de 150 CV.

seat-arona-o-vw-t-roc_arona-trasera
Seat Arona 2020
seat-arona-o-vw-t-roc_roc-trasera
VW T-Roc

Donde termina marcando definitivamente la diferencia el Volkswagen es en la posibilidad de montar tracción total 4Motion, algo descartado en el Seat. Además añade un motor de gasolina 2.0 y 190 CV que promete grandes prestaciones.

Precio

El Volkswagen T-Roc tiene más equipamiento tecnológico, una mayor gama de motores y, sobretodo, una tracción integral realmente interesante. No obstante, todo esto se paga. ¡Con creces! El T-Roc y el Arona juegan en dos ligas diferentes a nivel de precio: el español parte desde 15.980 euros en su acabado Rererence y con motor de gasolina 1.0 de 95 CV, mientras que el Volkswagen más barato cuesta 24.135 euros, eso sí, con el mismo motor pero con 20 CV más, es decir, 115 CV, y en su acabado Edition. Es decir, en el acceso a la gama nos encontramos con que el Volkswagen cuesta 8.155 euros más. Me parece mucha diferencia para ese aumento de potencia. Yo, ya lo tendría claro con este último dato.

Más:

SUV compacto

Y además