Skip to main content

Prueba

Motor

Prueba Volkswagen T-Roc 1.5 150 CV, un SUV con tamaño, motor y precio más que suficientes

Prueba VW T-Roc 2022 apertura
Nota

8

Ponemos a prueba el nuevo VW T-Roc, que estrena ligeros cambios estéticos y mantiene la gama de motores intacta, con este 1.5 TSI 150 CV como opción más potente

Es el segundo SUV más vendido en España y eso se convierte en una de sus mejores cartas de presentación. El Volkswagen T-Roc de esta prueba es un modelo con el tamaño justo (4,25 metros) para ser una alternativa a los SUV urbanos (no se pasa de longitud para moverte en ciudad) y también alternativa a los SUV compactos tipo Tiguan.

Esta polivalencia se convierte en la primera ventaja de un nuevo T-Roc que recientemente sufrió algunos retoques a nivel estético para mantenerse vigente frente a la competencia. Eso sí, mantiene invariable su gama mecánica, donde destaca por la parte alta la versión gasolina de 150 caballos que analizamos a fondo en esta prueba.

Volkswagen T-Roc prueba cuadro
Interior bien rematado y con nuevos materiales de mejor tacto

Diseño e interior

Los cambios exteriores se centran en el frontal, con faros delanteros rediseñados y una línea de luz que une ambos pìlotos en las versiones de faros matriciales. En el resto, la tecnología es de LED. Los antiniebla ahora son más verticales y si echamos un vistazo a la trasera encontramos unos grupos ópticos ahora oscurecidos.

En el interior también hay varios cambios para actualizar la imagen de un T-Roc que ya databa de 2017, cuando se presentó en aquel Salón de Frankfurt. El más importante afecta al material que recubre el salpicadero: ahora es más blando y agradable al tacto y sustituye al plástico duro del primer modelo.

Prueba Volkswagen T-Roc lateral
Puede calzar llanta de 16 a 19 pulgadas

Además, mejora los sistemas de infoentretenimiento y conectividad gracias a los nuevos dispositivos con pantallas de hasta 8,5 pulgadas y mantiene ese sello de calidad en los ajustes tan característico en los coches de Volkswagen. El cuadro es digital aunque con reminiscencias analógicas y, como curiosidad, hacía tiempo que no probaba un coche que se arranque con la llave tradicional.

En las plazas traseras del T-Roc me encuentro espacio suficiente para dos adultos, sin grandes problemas por la caída del techo incluso aunque la altura de los pasajeros supere el 1,8 metros de estatura. Más incómodo irá un eventual pasajero central, sobre todo en anchura. La capacidad del maletero parte de 445 litros con todas las plazas colocadas.

Si abato los asientos (operación que se puede realizar en división 60/40), el maletero crece hasta los 1.250 litros. Capacidad y longitud suficiente para, por ejemplo, llevar una bicicleta de adulto sin desmontar una rueda. Además, el suelo queda plano al plegar los asientos y las superficies son muy regulares, lo que permite llevar cajas o grandes objetos

Motor y prestaciones

Bajo el capó de este T-Roc se esconde un motor conocido en el grupo Volkswagen. Hablamos del 1.5 TSI, un gasolina de cuatros cilindros (con tecnología para desconectar dos cilindros en determinadas fases de carga) que se asocia a un cambio manual de seis velocidades. Es un propulsor muy refinado, apenas se oye y apenas llegan vibraciones a un habitáculo bien insonorizado.

Se asocia a un cambio manual de seis velocidades, con un manejo de la palanca rápido... aunque algunas relaciones como la cuarta y la sexta están demasiado juntas y a veces engranas la que no debes. Me ha gustado mucho lo bien escalonado que está, de forma que puedes aprovechar con facilidad toda la potencia del T-Roc. También controla bien el consumo, que durante la prueba ha marcado una media de 6,7 l/100 km, solo medio litro por encima del dato oficial.

Prueba Volkswagen T-Roc maletero

Con 1.400 kilos declarados en báscula, este alemán es un todocamino ligero y eso redunda en mayor agilidad a la hora de testar su comportamiento dinámico en carreteras de curvas. Guiado desde un volante de aro ancho (una de las ventajas de las versiones con acabado R Line opcional), la dirección transmite confianza y en el capítulo de la eficacia este VW está en el podio.

Quizá la suspensión peque de un punto de firmeza en relación a la competencia, también depende de los neumáticos que monte (puede llevar desde 16 a 19 pulgadas) y eso le resta algo de confort. A mi me gusta la ganancia en eficacia, la verdad, y nunca podría calificar a este modelo como un coche para nada incómodo.

Factores para decidir la compra y precio

Renovado por fuera para recuperar energía desde el punto de vista del diseño y con un interior más acorde a la digitalizada competencia, el T-Roc es una gran opción si buscas un SUV un punto más exclusivo que el resto. Eso si, todo tiene un precio y los 31.150 euros iniciales que pide VW están entre los más caros del segmento. Lo bueno es que la gama es muy amplia y tampoco debes desdeñar el motor 1.0 de 110 CV que parte desde 29.000 euros.

Conclusión

Lo mejor

Acabados de calidad, compromiso entre confort y eficacia

Lo peor

Precio algo elevado

Ver otros acabados de Volkswagen T-Roc
  • Precio

    35.470

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    1.498 cc

  • Par motor

    250 Nm /1.500 rpm

  • Potencia

    150 cv /5.000 rpm

  • Cambio

    Manual

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    445 L / 1.290 L

  • Aceleración 0-100

    8,6 s

  • Velocidad máxima

    205 km/h

  • Consumo oficial

    6.2 l/100km

  • Garantía

    -

  • Tipo de combustible

    Gasolina

Etiquetas:

SUV

Y además