Reportaje

Coches clásicos

La historia del Toyota Land Cruiser

Vicente Cano

01/08/2016 - 09:33

El mítico todoterreno de Toyota ya ha cumplido 65 años, esta es la historia del Toyota Land Cruiser, un modelo que llevó la movilidad en lugares del planeta en los que hasta su llegada no era posible y hoy se ha convertido en un coche aspiracional en varios continentes.

La historia del Toyota Land Cruiser comenzó un 1 de agosto del año 1951, al menos de forma comercial, ya que Toyota ya tenía cierta experiencia en la producción de todoterrenos tras habérsele encargado durante la Segunda Guerra Mundial la fabricación de varios camiones ligeros. Los japoneses encontraron un viejo Bantam Mk II durante la invasión de Filipinas en 1941 y rápidamente se dieron cuenta de que este vehículo superaba a los suyos en los terrenos colpasados de barro.

No te pierdas: "Convierte tu coche con un kit de oruga"

El resultado fue el primer todoterreno de Toyota se denominó AK10, se realizó mediante ingeniería inversa de un Bantam GP, aunque los Toyota BJ y Toyota FJ que se produjeron a partir del año 1951, los primeros hitos de la historia del Land Cruiser no tendrían absolutamente nada que ver con este modelo militar, ni estética, ni técnicamente. Aunque Toyota recibió un encargo del Gobierno de EEUU para producir 100 unidades del modelo militar para ser usados en la Guerra de Corea, el mayor éxito del primer Toyota Land Cruiser llegó cuando logró ascender hasta el final de la carretera del Monte Fuji.

A partir de esa hazaña, que ningún otro coche había logrado hasta entonces, la Policía Nacional de Japón decidió adquirir una flota de 289 unidades del Toyota BJ, que para 1953 ya se producía en tres variantes: BJ-T (Touring), BJ-R (Radio) y el BJ-J para bomberos. Al año siguiente, Hanji Umehara, director técnico de Toyota decidió cambiar el nombre del modelo por el de Toyota Land Cruiser: “Teníamos un competidor inglés, llamado Land Rover, y queríamos darle a nuestro coche un nombre no menos digno”. Eligieron uno que ya había sido usado por el Studebacker Land Cruiser.




La segunda generación del Toyota Land Cruiser salió al mercado en 1955 con la intención de ir despojándose de su aspecto y usos militares, aunque si ves la foto del Toyota J20 no te lo va a parecer. El motor de seis cilindros, 135 CV  y 3,9 litros se desplazó 120 mm hacia delante, con lo que este el modelo dejaba mucho más espacio para los pasajeros. Un hito importante de este modelo es que en 1962, Toyota comenzó a fabricación el FJ25, aunque la producción era residual. El primer Toyota Land Cruiser reconocible por cualquiera, seguramente sea el Toyota J40, la tercera generación.

De hecho, el Toyota Land Cruiser J40 se fabricó entre 1960 y 1984, lo cual da una idea clara de su éxito comercial. Su aspecto es más similar al de un coche de su época, porque Toyota empezó a usar masivamente prensas de acero en la producción y tenía un nuevo motor de gasolina de 126 y, desde 1968, otro diésel de 79 CV gracias a un acuerdo con Mercedes. En los setenta, la producción se elevó a 100.000 unidades por año y recibió motores más potentes, de 3.0 l diésel (y, finalmente, un 4.0) y un 4.2 de gasolina. El modelo se hizo tan popular en EEUU (era el más vendido por Toyota), que se empezaron a introducir mejoras solo para ese mercado.

Así, el Land Cruiser J40 para EEUU tenía frenos de disco delanteros y unas mejores luces. En 1975, el todoterreno japonés era el vehículo de varios ejércitos del mundo, como el de Irlanda donde se comprobó una de las pocas debilidades del J40: que tenía una chapa algo sensible a los climas excesivamente húmeros. La cuarta generación del Toyota Land Cruiser, el J70, se introdujo en el mercado en 1984 y se sigue comercializando y produciendo en la actualidad en países como Australia y Sudáfrica.

En 1980 llegó otro de los coches importantes en la historia del Land Cruiser, el Toyota J60, a su vez, sucesor del Toyota J50 de 1968, que fue el primero de los Land Cruiser que ofrecía un aspecto un poco más civilizado y urbano. Esto, tanto en el J50, como en el J60 empeoraba un poco sus cualidades todoterreno, ya que su diseño más como coche familiar afectaba a los ángulos de ataque y salida. Vendido en Venzuela como el Toyota Samurai (el Land Cruiser J70 se llegaría a llamar Toyota Machito, me encanta). El J60 fue el primero en usar una transmisión de cuatro velocidades, que luego pasó a cinco.



Disponible en seis carrocerías, este ha sido seguramente el coche con más éxito en la historia del Toyota Land Cruiser. El Toyota J70 que se volverá a fabricar se dio a conocer como Bundera, Landcruiser II y Toyota Prado en algunos países, donde ya ha adquirido esta denominación a partir de 1984, año en el que estuvo disponible con transmisión automática por primera vez. A lo largo de los 90, el modelo fue recibiendo varios nuevos motores diésel y gasolina y en 1999 le llegó una actualización de las suspensiones delantera y trasera, además de una evolución estética.  

El Land Cruiser J80 se presentó en el Salón de Tokio de 1989 y llegó al mercado al año siguiente con un aspecto algo más redondeado típico de la época y unos ajustes y calidad de montaje de primer nivel. Los motores estándar tanto diésel como gasolina pasaron a ser los de seis cilindros de cuatro litros con inyección y este Land Cruiser estrenó en 1995 el airbag de pasajero y frenada ABS. En 1988, este modelo ambio de nombre por el de Toyota J100, que se vendió bajo la marca Lexus en algunos mercados.

Eso sí, el Toyota Land Cruiser J100 fue el primero con una suspensión regulada electrónicamente y con el sistema Active Height Control. A partir de 2002, Toyota empezó a ofrecer un sistema de visión nocturna para este modelo que por entonces solo se podía ver en un blanco y negro sobre una pequeña pantalla del salpicadero. El chasis también era algo mayor que en su predecesor. La serie 100 sufrió un actualización de cara al año 2001 cuando la historia del Land Cruiser cumplió 50 años y ya se habían producido 3,72 millones de unidades.

Desde 2007, está a la venta la presente generación del Toyota Land Cruiser J200, el modelo comparte la plataforma que el fabricante creó para el Lexus LX570, aunque podrían habérselo currado un poco más para que ambos modelos no se parecieran tanto. Con asientos de cuero, transmisión automática como estándar en la mayoría de los niveles de acabado y un motor V8 diésel como tope de gama inicialmente, la historia del Land Cruiser actual es que es más un coche de representación y de aspiración que un todoterreno accesible.



Esto no ha impedido que el Toyota Land Cruiser haya sido escogido por multitud de ejércitos del mundo, organizaciones gubernamentales y transnacionales, como la OTAN, como vehículo para todo uso. Aunque, quizá, parte de aura de resistencia del Land Cruiser le haya llegado por haber sido también el coche preferido de muchas guerrillas y grupos armados, sobre todo en África, pero en tiempos más recientes en Oriente Medio, donde el Estado Islámico ha adoptado al Land Cruiser y al Toyota Hilux casi como vehículos oficiales y los ha adaptado con planchas para que parezcan blindados ligeros.

Seguramente, es el Oriente Medio, donde en general el Land Cruiser levanta más pasiones, hace unos días, te contaba la historia de un Land Cruiser clásico de 1967 que había sido restaurado en un taller de Miami especializado en el modelo. El coche en cuestión, una vez terminado el trabajo, viajó a Dubai y de allí, probablemente, a Arabia Saudi. O eso espero yo, porque como se quede en los Emiratos, a lo mejor terminan haciendo Hawal -o 'dune bashing' en inglés- con él, una práctica de 'surfear' en las dunas con todoterreno para la que el Toyota Land Cruiser es el coche estándar.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Vicente Cano

Vicente Cano

Redactor

Ferrolano de corazón, getafense de adopción, en periodismo desde hace 20 años. "Ser feliz es querer lo que se tiene, no tener lo que se quiere"

Todo sobre Toyota

Toyota

Modelos de Toyota más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches