Skip to main content

Reportaje

Coches clásicos

50 años del Seat 124: probamos el sueño de la clase media

Seat Ateca y Seat 124

Probamos una unidad original del 124 para celebrar su medio siglo de historia.

Huele a nuevo, pero no tengo que pagar ni una peseta por él, ni olvidarme de la olla exprés que anuncia Camen Sevilla por la tele, ni de la lavadora a plazos, ni de las letras del pisito de recién casado como el de la peli de Fernando Fernán Gómez. Porque este 124 'faro redondo' en realidad pertenece a la colección de Seat Coches Históricos, duerme en la nave A-122 de Zona Franca, donde nació hace medio siglo y donde se le ha hecho una restauración de concurso... de elegancia (o del 'Un dos tres...', en el que tanto protagonismo compartió con el apartamento en Torrevieja). Así que, con motivo de los 50 años del Seat 124, probamos el sueño de la clase media... y lo comparamos con su equivalente actual en la firma española.

Vídeo: el Seat 124 vs Seat Ateca:

Así que, una vez acomodado en sus butacones de escay sin reposacabezas, giro la llave -a la izquierda del enorme volante de baquelita negra- y arranco la divertida historia de este emblemático modelo con la que tantas familias españolas pudieron saltar del 600 o el 850 a una verdadera berlina en la que irse a trabajar o a la playa, con unas buenas performances propias de sus 60 CV, frenos de disco en las cuatro ruedas, auténtico espacio para piernas y maletas...  y un confort de marcha desconocido para muchos.

Prueba Seat 124 50 años
Prueba Seat 124 50 años
Prueba Seat 124 50 años

Con mucho 'morro'

Tengo un morro tremendo, y no sólo por conducir una unidad así, sino porque, literalmente, veo delante de mí un gran capó cuadradote que era, para muchos, el primer síntoma de haber prosperado en la vida, gracias a este modelo de Fiat que Seat empezó a fabricar bajo licencia en este 1968 al que me he trasladado al primer pisotón de acelerador. 

Prueba Seat 124 50 años
Prueba Seat 124 50 años

Si encendiera la radio que no tengo (pues ni el equipo de sonido ni el retrovisor izquierdo se montaban de fábrica), el parte informaría de las revueltas estudiantiles de el mayo francés, aunque para no darle demasiada propaganda a un asunto tan izquierdoso, pronto sonaría el 'Lalalá' de Serrat con el que Massiel acababa de ganar Eurovisión.

Massiel y publicidad del Seat 124
Massiel y publicidad del Seat 124

A cambio, con la ventanilla un poco bajada y el cortavientos triangular abierto, me deleito con el inconfundible sonido del grupo trasero que hacía todo 124 primera serie como este. 

Engrano la primera con la interminable pero precisa palanca de cuatro relaciones sincronizadas con marcha atrás y disfruto de las bonitas carreteras secundarias que unen Sigüenza y Medinaceli, a caballo (blanco y con tapacubos cromados) entre las provincias de Guadalajara y Soria. El coche coge velocidad y llanea cómodo en cuarta (la quinta de desahogo no llegaría hasta 1977 y en Veinticuatros con motores superiores) más allá de la barrera psicológica que eran para la época los 100 km/h. 

Prueba Seat 124 50 años
Prueba Seat 124 50 años

¿Una 'loca' de carreras?

A pesar de las curvas cerradas y la grava que invade el asfalto en algunos tramos de esta prueba en sus 50 años del Seat 124, el coche se muestra compacto, neutral, dócil... pero para una conducción turística . No hay que olvidarse de que el reparto de pesos (motor y caja de cambios, delante; tracción, detrás) es bueno y que la potencia no es excesiva para un peso de 855 kg, pero la propulsión puede jugarte una mala pasada en cualquier momento y corregir con la suficiente rapidez un sobreviraje inesperado con esta lenta dirección de tornillo sinfín no será plato de buen gusto. Por no hablar de las suspensiones, cuyo escaso recorrido anulaba casi totalmente sus posibilidades de trucaje.

Réplica del Seat 124 1430 de Cañellas y Ferrater
Réplica del Seat 124 1430 de Cañellas y Ferrater

Sin embargo, no hay que olvidar que muchos pilotos de la época aprovecharon las prestaciones del nuevo coche (apodado la loca) para empezar a despuntar en las carreras. Incluso, un 124 de pruebas para la prensa -cedido a Salvador Cañellas- sería el coche con el que nacería el departamento de Seat Competición (hoy, Seat Sport), cuna de tantos campeones dentro y fuera de nuestras fronteras, con el propio turismo y con los monoplazas derivados en el certámen promocional denominado Fórmula 1430.

Prueba Seat 124 50 años

Larga vida al 124

El mundo de las carreras sirvió también para que Seat desarrollara sus 124 y Catorce treinta con motorizaciones cada vez más vitaminadas (1430, 1600, 1800, 2000) y así se enfrentara mejor a las exigencias de la nueva clientela y a la aparición de duros competidores como el Renault 12 de FASA (desde 1970).   

Tras un éxito comercial sin paliativos, la desaparición del 1500 (en 1972) como tope de gama y la consolidación de los modelos superiores 131 y 132, Seat quiso jubilar el 124 en 1975. Pero, tras el cierre de Authi en Navarra y el peligro que corrían allí los trabajadores de la planta de Landaben, el Estado decidió relanzar el modelo con el restyling italiano y la denominación FL, conocida como Pamplona.    

En 1980, tras 12 años en producción y 896.364 unidades ensambladas, el 124 dijo adiós... en España. Porque fruto de un acuerdo entre Fiat y la antigua URSS, el 124 se seguiría fabricando en países de oriente ¡hasta nuestra década! bajo el paraguas de marcas como Lada.  

Prueba Seat 124 50 años

Ficha técnica del Seat 124 'normal'

- Motor: cuatro cilindros en línea,del.,long.

- Cilindrada: 1.197 cc

Prueba Seat 124 50 años

-  Potencia: 60 CV a 5.600 rpm

-  Par Max.: 87 Nm a 3.400 rpm

-  Transmisión: Manual, 4 vel.

-  Tracción: Trasera

Seat 124

-  Largo/Ancho/Alto: 4,03/1,63/1,42 m  
(batalla: 2,42 m)

-  Peso: 585 kg 

- Velocidad máxima: 140 km/h

-  Consumo: 8,5 l/100 km

-  Precio en 1968: 144.432 pesetas (868 euros)

Todas las versiones del Seat 124

En sus 12 años de producción, el 124 creció en detalles, carrocerías, equipamientos y cilindradas (hasta los 1.919 cc y 114 CV).

Prueba Seat 124 50 años

1968: Seat 124 'normal'

Seat Ateca y Seat 124

Modelo original basado en el Fiat 124. 

1969: 124 'furgoneta'

Seat 124 Familiar
Seat 124 Familiar
Seat 124 Familiar

Cinco puertas con asiento (extra) para siete plazas.

1969: Seat 1430

Seat 1430
Seat 1430

Un 124 mejorado en estética y motores.

1970: 124 Sport

Seat 124 Sport
Seat 124 Sport
Seat 124 Sport
Seat 124 Sport
Seat 124 Sport
Seat 124 Sport
Seat 124 Sport
Seat 124 Sport

Con carrocería Coupé y versiones 1600 y 1800.

1971: 124 D

Seat 124 D

Pilotos más grandes, doble circuito de frenos, gomas radiales.

1975-1980: 124 FL

Seat 124 FL
Seat 124 FL

Los 'Pamplona' se montan en Zona Franca y Landaben.

 

 

Lecturas recomendadas