Skip to main content

Reportaje

Coches clásicos

120 años de Renault: toda su historia a través de sus joyas

Renault 120 años

Renault muestra sus joyas más preciadas, todas con un denominador común: hacer la vida más fácil

120 años de Renault. Ahí es nada. Soy de los que piensa que para comprender hacia dónde va una empresa, primero hay que conocer de dónde viene. Y en el caso de Renault, que cumple en 2018 la friolera de 120 años, su origen y el largo camino recorrido hasta nuestros días confirman que cuando se cree apasionadamente en una idea, y se permanece fiel a ella, todo es posible.

Renault 120 años

El fundador, y quien dio el nombre a la empresa, fue Louis Renault, el menor de una familia de artesanos, apasionado por la mecánica, y que con solo 14 años montó un taller en un cobertizo de los padres.

Siete años después, en 1898 siendo aún un bisoño pero apasionado joven, decide dar el salto y construir su primer vehículo. Su intuición le lleva a decidirse por un bastidor tubular, ligero y rígido, acompañado por un pequeño motor De Dion de 1,75 CV. Su sentido técnico le empuja a innovar en el campo de la transmisión. Para ello se dedica a testar con los distintos hallazgos de aquella época, por lo que descarta los sistemas clásicos de cadenas y correas, y opta por un árbol articulado por cardán con diferencial. Asimismo, su pasión por la técnica le lleva a utilizar una caja de velocidades de tres marchas, con el último piñón conectado directamente a las ruedas traseras. Sin ser consciente de ello, Louis Renault estaba revolucionando los conocimientos existentes en materia de transmisiones. El resultado: un pequeño vehículo perfectamente adaptado a un motor de baja potencia y peso moderado. Había nacido la Vouiturette, o Renault Type A, el primero de muchos modelos. Descubre en esta galería sus modelos más emblemáticos.

El primer y más difícil paso ya había sido dado, pero aún faltaba convencer al resto de los mortales, con los que compartir la pasión que Louis profesaba. Así que en la Nochebuena de 1898, Louis Renault decide circular con su 'artefacto' hasta Montmartre, el barrio bohemio de los pintores en París, pasando por la calle Lepic, la más empinada de la capital francesa. Esta gesta se convierte en todo un éxito, ya que los numerosos espectadores que se arremolinaron para contemplarlo aplaudieron a Louis como si de un triunfo deportivo se tratara.

Este acontecimiento fue, pues, el espaldarazo definitivo para la conformación de la marca de automóviles Renault. Y es que tras la hazaña de la calle Lepic, empiezan a llegarle los primeros encargos: 12 pedidos, con sus correspondientes señales abonadas. Renault no disponía en ese momento ni siquiera de fábrica ni tampoco de empresa, pero su coche había vencido –en el reto– y convencido. La base fundamental para la primera piedra de la empresa.

VÍDEO: 120 años de Renault; repasamos su historia

Una firma, Renault, que ha pasado por tres fases bien diferenciadas: de 1898 hasta 1944, con su fundador al frente, y con un último capítulo controvertido –debido a la colaboración de Louis Renault con los nazis durante la ocupación de Francia durante la II Guerra Mundial–; una segunda fase (1945-1995), como empresa nacionalizada; y la última que llega hasta nuestros días, como sociedad anónima y piedra angular de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.

Dejando a un lado los aspectos menos 'brillantes' –"el hombre es él y sus circunstancias", como decía el maestro Ortega y Gasset–, lo cierto es que si por algo se pueden caracterizar los distintos modelos que ha ido desarrollando y lanzando Renault a lo largo de estos 120 años ha sido la pasión por la libertad de movimientos, sin limitaciones, con el compromiso por hacer más fácil la vida de sus clientes. Y ese objetivo por facilitar la vida automovilísticamente hablando, siempre ha tenido presente la adaptación al medio y los tiempos, sin olvidar la rentabilidad.

Sólo así se puede entender cómo en 1924 Renault concibe el Type MH, un camión de seis ruedas gemelas y neumáticos de baja presión para adentrarse por el desierto. O cómo en 1937 lanza el Juvaquatre, un coche familiar para clases modestas. Y qué decir del Renault 4CV, el coche que a partir de 1947 motorizó Francia; o la Estafette, un vehículo comercial que facilitaba la carga y descarga gracias a sus puertas laterales correderas. Sin olvidar el Renault 4L –el versátil 'Cuatrolatas'–, el Renault 8 Gordini -todo un torpedete–, el Renault 5 –concebido en pleno Mayo del 68 y destinado a la mujer, que empezaba a incorporarse al mercado laboral...–. O el Espace, el primer monovolumen de Europa.

Renault 120 años

En fin, 120 años de historia del automóvil que Renault ha resumido en casi 100 joyas expuestas en una muestra no abierta al público en su fábrica de Flins (Francia).

Por cierto: ¿cuál es el origen del rombo del logo de Renault? En los felices años 20, en plena eclosión del art-déco –movimiento de diseño popular–, Renault decidió incluir su nombre comercial dentro de un rombo, una figura muy recurrente en esta corriente artística. Pura pasión, sin duda.

Lecturas recomendadas