Skip to main content

Noticia

F1

5 momentos históricos de Renault en la Fórmula 1

5 momentos históricos de Renault en la Fórmula 1

Recordamos 5 momentos históricos de Renault en la Fórmula 1 días después de que la marca francesa haya anunciado su vuelta como equipo oficial: rememoramos su debut y otros días inolvidables de uno de los fabricantes que más vínculo ha tenido en la historia de la F1.

Renault volverá a la
Fórmula 1 como equipo oficial la próxima temporada
y continuará su andadura en la categoría reina,
comenzando una nueva etapa
. Su experiencia en la categoría es
dilatada, comenzó en 1977 y en sus vitrinas pueden
presumir de tener doce títulos de F1 como
motoristas y dos como constructores. Su objetivo es volver a ganar,
aunque
son conscientes de que les tomará algún tiempo

1 – El debut

Renault Sport decidió entrar
en la Fórmula 1 en el año 1977 bajo el nombre de
Equipe Renault Elf, con el Renault RS01 y
Jean Pierre Jabouille como único piloto. Su
llegada a la F1 no pasó desapercibida, pues con el motor V6 turbo
de 1,5l se convirtieron en el primer fabricante en usar
regularmente el motor turbo en la categoría
reina (aquí
puedes conocer la historia del motor turbo en F1
). Sólo
participaron en cinco grandes premios en aquella temporada, y no
corrieron buena suerte: mientras que en una de las carreras no
lograron clasificarse (Canadá), en las otras cuatro (Gran Bretaña,
Países Bajos, Italia y EEUU ) abandonaron por problemas de
fiabilidad. Estos pobres resultados le costaron al recién llegado
fabricante el apodo de “tetera amarilla”.

2-  La primera
victoria

1978 fue un mejor año para el Equipe
Renault Elf
. Eso sí, las dificultades continuaron al
comienzo de la temporada: se inscribieron en el tercer Gran Premio
del año, en Sudáfrica, y aunque en carrera
tuvieron que abandonar, en clasificación mostraron un gran paso
adelante al marcar (el piloto volvía a ser Jabouille) el sexto
mejor tiempo.  Aquél mismo año lograron acabar la primera
carrera (Mónaco en décima posición) y también su mejor resultado
hasta el momento, un cuarto puesto en EEUU. Eso sí, la gran
recompensa para Renault tuvo lugar en 1979,
temporada en la que alinearían a René Arnoux junto a
Jabouille y por fin llegó la primera victoria en
el recordado Gran Premio de Francia celebrado en
el circuito de Dijon. Fue, precisamente Jabouille
quien subió a lo más alto del podio, logrando también la primera
victoria de un motor turbo en F1…. pero no fue el único coche de
Renault que acabó entre los tres primeros: Arnoux,
tras mantener una preciosa batalla con Gilles
Villeneuve
, fue tercero. Arnoux volvió a subir al podio en
dos carreras más.

3- Williams-Renault

Renault consiguió nuevas
victorias y podios a pesar de que continuaron los problemas de
fiabilidad. En 1981 Alain Prost se unió a la
escudería francesa para pasar allí tres temporadas. En este tiempo
consiguió un total de nueve victorias y logró el subcampeonato en
su última temporada en el equipo francés, tanto de pilotos como de
equipos. Fue el mejor año de Renault en su primera incursión en la
Fórmula 1, que acabó en 1985 como parte de un plan
para mejorar la salud financiera de la marca. Su vínculo con la F1
continuó como fabricante de motores y los éxitos del motor V10 no
tardaron en llegar. Como motorista de Williams fueron parte de los
títulos de 1992, 1993, 1994, 1996 y 1997 y, como motorista de
Benetton, del campeonato de 1995. En total,
Renault se “embolsó” seis títulos en la década de los 90.

4- Los mundiales de
Alonso

Renault volvió en 2002 como
equipo a la Fórmula 1 y, poco a poco, fueron
mejorando su rendimientocada temporada. En 2003 ganaron una carrera
(Alonso en el GP de Hungría), en 2004 lo hizo Trulli en Mónaco y en
2005 consiguieron plantar cara a una poco competitiva
Ferrari, a Williams y a McLaren, que con Kimi
Räikkönen como punta de lanza luchó con Alonso
hasta que el español, en Brasil, levantó el primer título mundial
de la escudería. El segundo llegaría, en el mismo lugar, un año más
tarde.

5- Asociación exitosa con Red
Bull
 

La presencia de Renault en la F1 se fue
debilitando después del escándalo del ‘Crashgate’ del Gran
Premio de Singapur de 2008
y finalmente decidieron vender
el equipo en Genii Capital de cara a 2011. Aún así, su presencia en
la F1 no cesó y se centraron en su relación con Red
Bull,
con quienes en 2010 ya habían logrado un título con
Sebastian Vettel al volante. Este logro se repitió
en 2011, 2012 y 2013, con Renault siendo capaz de poner en pista el
motor más fiable y regular (aunque no más rápido) en cualquier tipo
de circuito.

Además, te puede interesar:

-
¿Y si Alonso decidiese volver a Renault? 

Lecturas recomendadas