Skip to main content

Prueba

Coches 4x4

Prueba del Skoda Kodiaq 4x4: ¿sobrevive fuera del asfalto?

todoterreno suv off-road barro lujo
Nota

7

Muchos SUV pecan de su poco buen hacer fuera del asfalto: más que un todoterreno son coches altos para viajar con estilo. Hoy me pongo a los mandos de la versión más campera de unos de los SUV más interesantes en términos de relación calidad precio. ¿Sobrevivirá lejos del asfalto?

La prueba del Skoda Kodiaq 4x4 será muy interesante para aquellos que quieran comprobar las cualidades off-road del Skoda Kodiaq, sin lugar a dudas uno de los mejores SUV en relación calidad precio si buscas mucho espacio interior (hasta siete plazas) y una calidad que puede llegar a sorprender a aquellos que se quedaron en la época del Skoda Felicia. Estamos ante uno de los coches nuevos más versátiles, pero: ¿sobrevivirá fuera del asfalto?

Aquí tienes el primer adelanto del Skoda Kodiaq RS

Skoda está apostando fuerte por su gama SUV, especialmente teniendo en cuenta que su porcentaje de ventas en España está todavía lejos de la media del segmento SUV. Su apuesta es muy interesante, poniendo sobre la mesa el Skoda Karoq, hermanastro checo de nuestro Seat Ateca, y el Skoda Kodiaq, con 7 plazas que pretende mostrar cómo han evolucionado los monovolúmenes en la revolución SUV. 

 

 

No hay que engañarse: ninguno de los dos modelos está claramente orientado al uso off-road, pero dicho esto, su origen en Europa del Este le dota de ese carácter rudo y duro que resulta tan interesante si quieres un coche más allá del postureo SUV: un buen ejemplo es que todos los modelos cuentan con versiones 4x4, con un porcentaje de ventas bastante superior al de otros rivales directos. Vale: no son todoterrenos salvajes, pero tienen vocación de querer ser útiles si, en momentos puntuales, necesitas salir al barro o requieres un extra de tracción, por ejemplo ante una nevada.

 

Prueba Skoda Kodiaq 4x4: ¡a darle caña fuera del asfalto!

Hoy tengo entre manos el Skoda Kodiaq Scout 4x4, el modelo más campero de la gama y el que cuenta con mejores cotas off-road: claramente orientado para aquel tipo de cliente que, además de una estética más todoterreno, quiere un plus de seguridad cuando sale del asfalto. Cuenta con protección en los bajos, más altura al suelo y, por ende, un mejor ángulo de salida para evitar obstáculos en el camino. Nos encontramos en la comarca de Las Garrigas, en el corazón de Lérida, donde las pistas forestales son muchas y muy variadas: ¡las eternas lluvias de este mes de mayo le han dado tanto barro que más bien podría pasar por alguna zona caucásica!

 

 

No parece mal lugar para probar el SUV con mayor vocación off-road de Skoda. Bajo el capó me encuentro con el motor 1.4 TSI de 150 CV, que de primeras puede parecer algo corto para semejante mole, pero que resultará más que suficiente para quien no quiera un prodigio de prestaciones sino para viajar tranquilo. Hay varias cosas que me sorprenden de primeras, quizás la primera sean las molduras de plástico imitando madera, parecen sacadas de algún todoterreno americano de los 80.

El Skoda Kodiaq ya es un viejo conocido y la verdad es que de primeras es un coche que desprende calidad: te hace sentir bien muy rápido y da sensación de estar en un producto muy serio. La habitabilidad es siempre buena en cualquiera de sus filas (salvo, obviamente, la tercera) y cuenta con los clásicos detalles ’Simply Clever’ de Skoda, como el paraguas o el rascador de hielo en la tapa del depósito de combustible. 

 

todoterreno suv off-road barro lujo

 

En movimiento, siempre sobre asfalto, el Skoda Kodiaq Scout de esta prueba se muestra como un coche cómodo y muy espacioso. Tiene un maletero gigantesco y satisfará a todos aquellos que buscan lo mejor que ofrece Skoda: espacio y confort a buen precio. Sí, es cómodo, mucho, apoyado en una suspensión que resultará demasiado blanda para aquellos que quieran practicar una conducción algo más dinámica. Pero para viajar tranquilo, será ideal. 

 

Prueba Skoda Kodiaq Scout 4x4: ¡realmente cómodo!

Esta suspensión también será clave cuando salgamos del asfalto. Los primeros metros sobre tierra no tienen la más mínima dificultad: son los típicos caminos que comunican granjas y zonas de cultivo en las afueras de Lérida. Aquí lo más destacable es la nobleza de su suspensión a la hora de tragar pequeñas piedras e irregularidades. Pan comido: probablemente este pueda ser el uso que más de uno le dará al coche, caminos de tierra en los que un plus de altura puede ser muy útil y cuya suspensión hará que los lumbares sufran muy poquito.

 

 

Los metros siguen con parsimonia, mientras el cielo cada vez está más negro: ¡parece que vayamos directos a las mismísimas puertas del infierno! La lluvia no tarda en llegar y, sin duda, será clave para poder poner a prueba al Skoda Kodiaq 4x4. La tormenta descarga con fuerza y lo que antes era un plácido camino entre bosques mediterráneos y campos de cultivo ahora se han convertido en un auténtico barrizal. El Skoda Kodiaq Scout 2017 cuenta con el clásico embrague multidisco Haldex del Grupo Volkswagen con capacidad para enviar par a cada eje en función de las necesidades de tracción que un ordenador se encarga de analizar en cada momento. 

Probablemente no es el mejor sistema para situaciones complicadas, ya que no permite un bloqueo total del diferencial, pero en una situación como esta, cumple con nota. El coche avanza firme sobre el barro y, pese a contar con neumáticos de asfalto, da bastante sensación de seguridad, especialmente en subidas y zonas donde más se le exige. Solamente hay que vigilar en exceso cuando quieres tomar una curva, ya que su tamaño y peso, así como los neumáticos que no están para muchos trotes, hacen que pueda subvirar debido al barro. Hay que ir con calma y el coche avanza sin problemas: sin prisa pero sin pausa.

Es más que evidente que el mundo SUV hay que tomarlo con pinzas: mucha gente se compra este tipo de vehículos sin tener ninguna necesidad de hacerlo, simplemente por moda. La prueba del Skoda Kodiaq Scout 4x4 me ha dejado claro que hay SUVs que sí cumplen con una función: no son coches para maltratar en una trialera, pero sí son coches con los que salvar una situación puntual con un alto grado de efectividad.

 

 

Llegamos a las pinturas rupestres del Cogul tras casi dos horas de pistas forestales empapadas y el Skoda Kodiaq luce un maravilloso acabado off-road, con barro hasta en las orejas. Hasta ahora no ha dado el más mínimo síntoma de debilidad y se ha mostrado muy capaz en zonas algo delicadas: si estás pensando en comprar un Skoda Kodiaq, por favor, elige la tracción integral. Es lo que le dará ese carácter multifuncional que se alza como el valor añadido más interesante de un coche así.

Vuelvo al asfalto, donde más cómodo se siente este Skoda SUV y donde pasarán la mayor parte del tiempo el comprador estándar de este coche. Si buscas un auténtico todoterreno, una especie de Toyota Land Cruiser, con 7 plazas y a precio muy interesante, quizás te puedes llevar una decepción: yo no me atrevería a llamarlo un todoterreno auténtico. Pero sí tengo claro que si quieres un coche grande para viajar con espacio, cargar maletas a dolor y que te permita ciertas aventuras lejos del asfalto, la prueba del Skoda Kodiaq 4x4 me ha dejado claro que puede ser una de las opciones más recomendables del mercado.
 

Conclusión

Lo mejor

Espacio interior, confort, tracción integral, maletero

Lo peor

Un balanceo algo excesivo, no es posible bloquear el diferencial central

Lecturas recomendadas