Skip to main content

Prueba

Motos

Prueba NIU Serie M: movilidad 100% eléctrica al alcance de todos los bolsillos

Prueba NIU Scooters Serie M
Nota

7

Nos ponemos al manillar de una de las motos eléctricas más novedosas del mercado español. Conoce las bondades del nuevo NIU Scooters Serie M.

NIU, los scooters eléctricos que sí son una amenaza para los de combustión

Hemos podido realizar una pequeña prueba del NIU Serie M, una nueva alternativa 100% eléctrica al alcance de todos los bolsillos y que de alguna manera nos pone en una situación mucho más favorable para las motos eléctricas, ya que este modelo en concreto tiene un precio de 2.499 euros, muy cercano a lo que podría costarnos una moto de 50cc, aunque sigue siendo un poco más caro que sus homónimos de combustión.

NIU es una marca de origen chino que ya ha conseguido vender más de 350.000 unidades de los dos scooters que comercializa actualmente, este serie M y uno un poco más grande, el Serie N.

VÍDEO: Así es NIU

NIU nos invitó a la presentación del proyecto para España en Madrid, y tras conocer los pormenores del mismo, tuvimos la oportunidad de dar una vuelta a través de un recorrido programado por la organización y que discurría por algunas de las principales calles del barrio de Chamberí. Un escenario idílico para poner a prueba las cualidades del Serie M.

Lo primero que llama la atención de este scooter eléctrico es su diseño. El futurismo está más que presente en sus líneas, aunque a diferencia de otros modelos eléctricos de su categoría, para mí su estética está más relacionada con los scooters de 50cc que puedes encontrar diariamente por la calle. En segundo lugar, su reducido tamaño. ¡Es muy pequeño! Aunque he de decir que si vas a realizar trayectos cortos no notarás demasiado este aspecto.

Otra de las ventajas que tiene a su favor es que pesa muy poco. El peso total de todo el conjunto es inferior a 100 kg, lo que nos deja una moto muy manejable y ágil con la que moverte por la ciudad es una auténtica gozada.

Nos ponemos en marcha

Acciono el botón de arranque y acelero, poco porque enseguida salgo disparado sin apenas darme cuenta porque no hace ningún tipo de ruido. Su par motor se nota desde el principio, pero no sientes ningún tipo de sonido que te haga pensar que el motor está trabajando. Es algo a lo que hay que acostumbrarse y que desde luego me asombra pese a haber probado ya algún que otro vehículo eléctrico.

En el display de la pantalla, que es 100% digital, tengo toda la información que necesito acerca de la moto. Velocidad, duración de la batería y kilómetros recorridos.

Respecto a la ergonomía, echo en falta algo más de apoyo en los laterales del asiento y en la parte lumbar. Acostumbrado a los scooters de combustión, este detalle para mí debería haberse tenido más en cuenta. No es algo que pase por ser eléctrico, ya que el Torrot MUVI, por ejemplo, sí que dispone de esta característica en su asiento.

Es (demasiado) fácil de conducir

Como te comentaba antes, la ligereza de esta moto es muy sorprendente. Hubo momentos en los que me sentía como cuando cogías una bici más pequeña que la tuya y los mandos eran exageradamente más livianos. Pues con el NIU Serie M me ha sucedido exactamente lo mismo. Es muy sencillo guiar la moto hacia donde quieres y sin duda que este aspecto es muy a tener en cuenta por todos los conductores, hayan cogido antes una moto o no. Enseguida te familiarizas con las respuestas de su manejo.

Desde el punto de vista negativo, el Serie M peca mucho de sobreviraje precisamente por lo fácil que es hacerlo girar. Es evidente que la mayoría de los conductores que compren esta moto no tendrán carnet de moto ni habrán cogido antes un vehículo de dos ruedas, pero en mi caso tengo que decir que no transmite mucha confianza cuando acometes un giro pronunciado de forma algo más agresiva. Ahí la dirección cede con facilidad.

Si vives en la ciudad, piénsatelo

Tiene un precio más o menos razonable, un diseño pintón (en varios colores) y respeta al máximo el medio ambiente. Desde luego el NIU Serie M es una opción muy recomendable para aquellos que viven en el centro y que no realizan muchos kilómetros diariamente para ir de casa al trabajo y viceversa.

Viendo las facilidades que ofrece, no me extrañaría que más pronto que tarde aparezca una empresa de bike-sharing que utilice NIU como marca para prestar su servicio. Si te la compras tú, te asegurarás de que nadie más la utilice, podrás cargar la batería (extraíble) en casa o en el trabajo y con sus 80 kilómetros de autonomía te dará para completar tus quehaceres diarios sin problema alguno. Sin duda es un modelo para plantearse el cambio, aunque sólo sea para moverse por el centro.

Conclusión

Lo mejor

Agilidad en su manejo, diseño moderno y precio competitivo

Lo peor

Sobreviraje, fragilidad de la dirección y no disponer de un enchufe de carga rápida

Lecturas recomendadas