Skip to main content

Prueba

Motos

Prueba Bultaco Albero 2018: tu ¿mejor? amiga (y moto-bike) para la ciudad

Prueba Bultaco Albero 2018
Nota

8

La nueva Bultaco Albero ya ha caído en nuestras manos durante su presentación internacional en las calles de Málaga. Te contamos nuestras sensaciones y se merece la pena apostar por ella.

Bultaco Brinco Land Rover Discovery: máxima aventura

Aquí tienes la prueba de la Bultaco Albero 2018. Hemos sido los primeros en probar la que con toda seguridad será tu mejor amiga (y moto-bike) para la ciudad. Una de esas motos eléctricas que dispone de muchos argumentos para divertirte a lo largo de las grandes urbes y, sobre todo, hacer que tu vida y movilidad sea más fácil y sostenible con el medio ambiente.

Como ya nos sucedió con la Bultaco Brinco, antes de hablarte de lo que nos ha parecido la nueva Bultaco Albero en su presentación internacional realizada en Málaga, primero debo contextualizarte todo el concepto que rodea a las moto-bici eléctricas de Bultaco. Y es que pese a su precio de 5.800 euros, todo tiene una explicación razonable.

Vídeo: Así es la nueva Bultaco Albero

En el caso de la Albero no estamos ante una moto ni tampoco ante una bicicleta eléctrica. Es una moto-bike homologada como ciclomotor (cuenta con chasis de moto, frenos de disco, retrovisor, faro delantero y piloto trasero con tecnología LED. Y es 100% eléctrica con un motor de 2 kW con una autonomía que varía según el modo de conducción empleado (50 km con el Sport, 75 con el Tour y 100 con el Eco). Teniendo claro su uso ciudadano, es más que suficiente.

Por su parte, la batería está formada por celdas de ion-litio con capacidad de 1,3 kWh. Ha sido diseñada por Samsung y tiene un peso de ocho kilos, lo que supone prácticamente una quinta parte de todo el conjunto de la Albero: 42,26 kg. La batería es extraíble y se puede cargar en el trabajo o en tu casa sin necesidad de cargar todo la moto-bike, lo cual supone una gran ventaja.

La nueva Albero viene a reemplazar a la Brinco S, ya que desde Bultaco tienen claro que el concepto Brinco está enfocado claramente hacia el campo y al entorno off-road, mientras que el modelo diseñado para la ciudad será una Bultaco Albero que se puede adquirir en dos tonalidades de color: marrón y plata. El motivo de esta elección, según uno de sus responsables de marketing es que quieren darle un toque café-racer.

Nos ponemos en marcha

He de reconocer que, de primeras, la impresión que transmite esta nueva moto-bici de Bultaco es que te encuentras ante una bicicleta eléctrica. Por el porte, el diseño y la posición de conducción que llevas en todo instante, mucho más elevada que en una motocicleta y con el manillar situado de tal manera que no tienes necesidad de extender tanto los brazos.

Sin embargo, cuando aprietas el botón de encendido y te pones en marcha, la situación cambia radicalmente. Es tal el empuje que transmite el motor situado en la rueda trasera que enseguida recuperas el feeling y las manías de una moto. Además, en el caso de esta Bultaco Albero, los frenos están situados igual que en una motocicleta, algo que no tuve en cuenta en los primeros metros, cuando quise frenar con el delantero y me encontre cruzando la rueda trasera como si fuera Marc Márquez.

Pura diversión

Una sensación que está presente siempre con la Albero y que también sucede con la Brinco es que tienes la sensación de estar ante un juguete de forma constante. Acelera bien, enseguida alcanzar los 40-45 km/h que figuran como límite y que se pueden superar con la acción combinada de los pedales, y también la agilidad y el fácil manejo de todo el conjunto. Son todo facilidades que en la ciudad se perciben incluso más que con las versiones más camperas.

La ruta que realizamos por las calles de Málaga combinó tramos por la parte más céntrica de la ciudad, en el casco antiguo malacitano, y donde discurrimos por estrechas avenidas y tramos por donde había que esquivar a los peatones. En esta situación el modo Eco es una auténtica gozada, ya que entrega la potencia de una forma muy sostenida, por lo que es fácil jugar con el tacto del gas en cada situación.

Salgo a carretera y enfilo la primera gran recta. No hay coches y activo el modo Sport (el Tour, sinceramente, no lo usé apenas y no entiendo bien su aparición). La diferencia de potencia es evidente y la diversión empieza a introducirse en mi cuerpo. Mientras tanto, pruebo el 'control de crucero' de esta Albero, un botón azul situado en la parte izquierda del manillar y que contribuye a mantener el ritmo en los puntos donde la carretera es llana y no presenta ningún tipo de obstáculo.

No hay pendiente que se le resista

Pero si hubo un momento en el que disfruté especialmente durante esta presentación fue a la hora de subir un puerto. Es espectacular la soltura y la velocidad con la que todo el conjunto acomete la subida -mucho mejor que un ciclomotor o e incluso, muchos scooters de 125 cc-. Es aquí donde verdaderamente uno puede divertirse. Teniendo en cuenta que Madrid es una ciudad con algún que otro desnivel, no te quepa la menor duda que la Bultaco Albero te dará todo lo que necesitas y mucho más.

En el apartado de inconvenientes hay que empezar hablando del precio. La nueva Bultaco Albero cuesta 5.800 euros y aunque se trata de una moto-bici eléctrica, su alto coste sigue siendo una lona de la que será difícil recuperarse a menos que la legislación vigente ponga más facilidades a este tipo de vehículos, sobre todo en materia de baterías. 

Por otro lado, otro detalle que tampoco termino de comprender es el hecho de que sólo tenga un retrovisor. Tampoco cuenta con intermitentes, y se puede llegar a entender que por un tema de costes no se decida recurrir a ellos si aún así se homologa como ciclomotor. Pero lo del retrovisor me ha dejado 'mosqueado' porque al fin y al cabo se trata de una pieza más. Mecánicamente no se puede poner ninguna pega a esta Albero 2018, porque funciona de forma impecable.

Vídeo: Prueba a fondo de la Bultaco Brinco S

Termino la prueba, una ruta de unos 25 kilómetros y el resultado de la batería es mejor lo esperado. Apenas se ha gastado una cuarta parte de la misma y eso que he usado casi más el modo Sport que el Eco. No cabe duda que los 100 kilómetros de autonomía son reales.

Conclusión: antes que nada, entiende el concepto

Estamos ante un híbrido entre una moto y una bicicleta que cuesta casi 6.000 euros. Un precio con el que cualquier motero con el carnet A2 podría comprarse un Yamaha X-Max 400, por ejemplo. Con la Bultaco Albero hay que dejar de lado todos los prejuicios y de mentalizarse que es uno de los máximos precursores de lo que va a ser la movilidad en el futuro.

Restricciones al tráfico, calles como la Gran Vía, en la capital, se van a hacer peatonales y más pronto que tarde se prohibirá la entrada de coches contaminantes a la almendra central de Madrid o Barcelona. La solución para este problema ya la tienes delante de ti y se llama Bultaco Albero. Un vehículo con el que todos aquellos que vivan en la zona central de las grandes ciudades y que necesiten acometer poco más de 5 kilómetros para llegar a su trabajo y viceversa, encontrarán una alternativa eficiente, con un diseño muy atractivo y cuidado. Y lo más importante, divertidísima.

Las opciones son claras: apuntarte al cambio o ver cómo otros te lo cuentan.

Datos técnicos de Bultaco Albero

  • Eléctrico (Sin Escobillas / Imanes permanentes / Corriente alterna / En rueda trasera)
  • 45 km/h
  • N.D.
  • 2 kW (unos 2,7 CV)
  • Automática (más los piñones)
  • Horquilla Invertida Regulable. Recorrido de 130mm Monoamortiguador regulable (compresión, extensión y precarga) con depósito separado. Recorrido 150mm
  • Hidráulico - Disco Ø 203 mm, con pinza de 4 pistones/Hidráulico - Disco Ø 203 mm, con pinza de 2 pistones
  • 1.894mm (largo)
  • 42,26 kg
  • 1.011-1114,2 mm
  • Delantera y Trasera. Llanta: 24" / Néumatico: 24x2,35" (Carretera)
  • Batería de ion-litio
  • 50-100 km de autonomía (según modo de conducción)
  • Moto eléctrica
  • AM o B
  • 5.800 euros
  • N.D.
  • Eléctrico

Conclusión

Lo mejor

Diversión, diseño, agilidad, facilidad de manejo y chasis de moto

Lo peor

Precio, sólo un retrovisor y no tiene intermitentes

Lecturas recomendadas