Skip to main content

Prueba

Prueba del BMW X4 xDrive30i 2019: ¿necesitas un SUV coupé?

Prueba BMW X4 xDrive30i 2019
Nota

8

El BMW X4 es uno de los SUV más dinámicos del mercado. En esta versión 30i, cuenta con potencia para disfrutar de lo lindo. Pero debes valorar su elevado coste y también el gasto de combustible.

Cuando salió al mercado allá por 2014, el BMW X4, me pareció todo un acierto. Más deportivo, contenido y ágil que un BMW X6 y, para mi gusto, con una imagen más dinámica que el BMW X3, gracias a su carrocería de todocamino con caída de techo tipo coupé. Pongo a prueba el BMW X4 xDrive30i 2019.  

No te pierdas: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

Esta segunda generación mejora esta impresión, sobre todo, en lo visual. Y es que, a pesar de que sus líneas se parecen más a su hermano pequeño el BMW X2 (sobre gustos... pero yo prefería las líneas anteriores), ahora es más largo y ancho, lo que le da un aspecto más robusto.  

Prueba del BMW X4 xDrive30i 2019

En el interior, como buen SUV premium de BMW, destacan sus acabados y calidades. Sin tacha alguna. O, bueno, una sí: ese acabado negro brillante que rodea la palanca del cambio y los pulsadores de los modos de conducción va a acabar con más huellas dactilares que una comisaría del centro de Madrid... 

Vídeo: BMW X4 2018, detalles y especificaciones:

Me pongo tras el volante. El acceso y el espacio delante son bastante más amplios y satisfactorios que los que ofrece detrás. Y eso a pesar de haber crecido casi tres centímetros en espacio para las piernas. Dos adultos se sentarán a gusto; tres, ya no tanto. Y eso que, aunque sean altos y ronden los 1,85 m, no tendrán problemas con la cabeza y el techo descendente de la carrocería coupé. 

Su maletero ofrece una capacidad de 525 litros, 75 más que en el X3 y solo 55 menos que en el X6. Lo mejor son sus formas cuadradas y aprovechables, así como el suelo plano que tienes al abatir los asientos traseros.

Motor de 2.0 litros turbo

Como puedes ver, he elegido una versión de las más equilibradas de su gama, la xDrive30i, que cuenta con un motor de cuatro cilindros muy espabilado, gracias a su turbocompresor de doble entrada y a sus 252 CV.  A pesar de su denominación, se trata de un dos litros que sube de vueltas con una agilidad inesperada, proporcionando una buena dosis de empuje a las casi dos toneladas que pesa este X4. Esta mecánica hace que parezcan muchos menos. Y, de hecho, pasa de 0 a 100 km/h en menos de siete segundos, llevándolo hasta los 240 km/h de velocidad máxima. Además, lo hace sin altibajos. Ese turbo mantiene el empuje muy lineal a cualquier régimen. Pero es a partir de 3.500 vueltas cuando notas un incremento de velocidad con mucho más poderío. Pero yo quiero más. Soy así. Así que pongo el modo Sport y le vuelvo a pisar como si no hubiera un mañana y esta fuera la última prueba de mi vida. No me arrepiento y las cosas empiezan a pasar muy deprisa. Más todavía. 

Te interesa: Comparativa: BMW X4 vs Mercedes GLC Coupé. Diésel... ¿Y deportivos?

En este punto me doy cuenta del excelente trabajo que hace el cambio automático de ocho velocidades. Parece conectado directamente con tu mente para cambiar de relación justo cuando tú lo harías, si fuera manual. 

Aún así... ¿podría tener más empuje? Sí, sin duda... hay dos escalones más por encima: el BMW X4 M40i de 340 CV y el BMW X4 M, con sus 480 jacos. Otra cosa es: ¿necesitas más potencia para pasarlo bien? La respuesta es justo la contraria: No, sin ninguna duda no.  Si quieres circular rápido, lo harás y, poco a poco, más de lo que crees y de lo que incluso puedes querer. 

Dinámica de primer nivel

La culpa de este frenesí la tiene el chasis. Para empezar, los zapatones que se montan en sus llantas de 20 pulgadas se agarran a la carretera como una cría de mandril a su madre. Y solo al límite notarás un ligero subviraje que se corregirá rápido si levantas el pie del acelerador y quitas algo de dirección. 

También podrás circular tan rápido, porque los frenos dan mucha confianza. Tanta que detienen el X4 en unos 35 metros, es decir, cifras de una buena berlina deportiva que pese 300 kilos menos. 

Vídeo: Disfruta del BMW X4 M en movimiento, pura potencia:

El tercer punto a destacar es la dirección. Para empezar, el grueso aro del volante da confianza. No sé, es una sensación subjetiva de seguridad, que te hace afrontar los virajes con más confianza y cada vez un poco más rápido. El guiado es prácticamente perfecto y en rápidos cambios de dirección parece que lleves un coche de la mitad de peso y que va mucho más cerca del suelo de lo que en realidad va. La física no parece hacer mella en él. O, por lo menos, poca, porque cuando tu instinto te dice que la inercia de dos toneladas está a punto de aparecer, te llevas un chasco... o, mejor dicho, una alegría. También colabora y mucho, el último punto a destacar: la amortiguación. Lo suficientemente firme como para contener todo el volumen de este X4, pero con el calibrado perfecto para que el pasaje no se sienta muy incómodo al pisar irregularidades. Lo de salir del asfalto, olvídate. Y si lo haces, con cuidado, ya que la carrocería está a solo 204 mm del suelo.  

¿Tiene alguna pega? Hay cosas a mejorar, pero todas andan en la línea de un coche premium: los costes. Para empezar, el consumo medio es alto: en este test, se ha ido a más de 10 litros. Pero es que si le pisas de verdad, puedes llegar a los 15 cada 100 km. Y respecto al coste de adquisición, cuesta 3.000 euros más que un X3 con el mismo motor. ¿Necesitas un X4? Puede que no, pero seguramente lo desees...

Mi opinión

Tiene que gustarte mucho el X4 porque, visto de forma objetiva, es bastante más caro que un X3 y mucho menos versátil. Eso sí, al volante vas a disfrutar mucho más, ya que su comportamiento es muy superior en el plano dinámico. Además, su diseño es más llamativo, y ya se sabe que un coche... entra por los ojos. 

Conclusión

Lo mejor

Espacio interior, maletero, cambio automático, chasis, frenos, dirección y suspensión.

Lo peor

Espacio plazas traseras, peso, precio y consumo elevado.

Lecturas recomendadas

Y además