Skip to main content

Prueba

Prueba: BMW 330e 2019, la segunda generación del híbrido enchufable de BMW

BMW 330e
Nota

8

Con la segunda generación, ya con la experiencia ganada con el primer Serie 3 enchufable, BMW pretende ofrecer un modelo mucho más completo que antes y que ofrece una mayor autonomía y mejores prestaciones. Vamos a comprobar si lo ha conseguido.

En esta primera prueba del BMW 330e 2019 vamos a comprobar en qué ha mejorado este segunda generación del híbrido enchufable de BMW.

 

 

Cuando este modelo debutó en 2016 ya te contábamos que la intención de los de Múnich era no experimentar demasiado, sino ofrecer una versión enfocada al buen funcionamiento (aquí puedes leer la prueba del BMW 330e 2016). Eso, en cierta medida sigue siendo así, porque el BMW 330e sigue apostando por la combinación de un motor gasolina de cuatro cilindros de 2,0 litros, con la conocida tecnología TwinPower Turbo de BMW, de 184 CV de potencia, que funciona junto a un motor eléctrico de 83 kW (113 CV), que va acoplado junto a la caja de cambios. Y en este segundo propulsor es donde está el cambio, porque anteriormente tenía 65 kW (88 CV). Así, la potencia conjunta pasa de 252 a 292 CV, aunque la cifra de par máximo se mantiene en 420 Nm.

La batería del 330e 2019 es de ión-litio y tiene una capacidad de 12 kWh (antes era de 7,6 kWh). Se puede cargar al 80% en menos de dos horas y media en un enchufe de 16 Amperios y el principal dato a tener en cuenta es que extiende su autonomía un 50% respecto a su predecesor, es decir, que es capaz de recorrer hasta 59 km en modo totalmente eléctrico, lo que le vale para lograr la pegatina 0 de la DGT (ver especial sobre las pegatinas de la DGT).

 

Prueba BMW 330e 2019

 

Vídeo: BMW Serie 3 2019 a examen

 

Prestaciones y consumo del BMW 330e 2019

Esta combinación de motores, junto con la nueva función XtraBoost, logran que el Serie 3 enchufable acelere de 0 a 100 km/h en tan solo 5,9 segundos y alcance una velocidad máxima de 230 km/h. En modo eléctrico la velocidad máxima es de 140 km/h y en modo híbrido esta queda limitada a 110 km/h, según me cuentan los responsables de producto de la marca, para tratar de maximizar el alcance de las baterías y no elevar el consumo.

 

Prueba BMW 330e 2019

 

Esta función XtraBoost es nueva en BMW y viene de serie en el 330e. Su objetivo es convertir el Serie 3 en un modelo más dinámico de lo que ya es. Se activa por medio de los botones del Driving Experience Control y proporciona un extra de 40 CV (es lo que explica el incremento de potencia respecto al primer 330e) durante 10 segundos. Por supuesto, no he dejado pasar la oportunidad de ponerlo a prueba para ver qué se siente y hay que reconocer que hay una ganancia evidente de empuje, que va acompañada por un sorprendente sonido deportivo. Por un momento me da la sensación de que voy en un BMW M3, pero enseguida caigo en la cuenta de que se trata de un sonido artificial que proviene de los altavoces. No me termina de convencer, pero no se puede negar que es efectista y que te hace subir las pulsaciones, así que en el fondo no está tan mal.

Lo que me gusta de esta nueva función es que siempre está disponible, incluso cuando el nivel de carga de la batería está bajo mínimos

El nuevo BMW 330e reduce el consumo y las emisiones de CO2 un 15%. Según el ciclo de homologación WLTP, el gasto medio oficial es de 1,9 l/100 km, lo que supone unas emisiones de solo 43 g/km. El consumo en modo puramente eléctrico, por cierto, es de 15,4 kWh/100 km.

 

No te pierdas: prueba BMW Serie 3 Touring 2019

 

Prueba del BMW 330e 2019

La versión de prueba del 330e que ha pasado por mis manos me ha demostrado que sigue siendo un modelo totalmente eficiente, pero con un dinamismo estupendo en carretera. Su dirección asistida eléctrica te ayuda a guiarlo justo por donde tú quieres y si, como en este caso, viene equipada con la dirección deportiva variable, mucho más. Todos los BMW 330 Plug-in Hybrid vienen equipados de fábrica con el cambio Steptronic automático de ocho velocidades y su funcionamiento es sensacional. Es de los mejores cambios que hay actualmente en el mercado. Así de claro. Suave, rápido, efectivo. Lo tiene todo.

Aunque sus prestaciones apuntan alto, te confirmo que la sensación que transmite cuando lo conduces es de un empuje sensacional si le exiges o una calma total si eliges el modo eléctrico. 

 

 

Aunque ya los he ido mencionando, el Serie 3 enchufable dispone de distintos modos de conducción que puedes elegir presionando el botón correspondiente junto a la palanca de cambios: Sport, Hybrid, Electric, Sport con XtraBoost, Adaptive (decide de manera automática si debe circular en modo eléctrico, híbrido o solo con el motor de combustión, así que es la posición más recomendable, ya que el sistema seguro que tiene en cuenta más parámetros de los que tú puedas analizar y, por tanto, maximiza la eficiencia). Y tiene una última posición en la que puedes fijar un límite de gasto de la batería. Me explico: vas circulando en modo híbrido mientras te acercas a la ciudad y para aprovechar el modo eléctrico necesitas la suficiente cantidad de batería para moverte con 0 emisiones cuando llegues a ella y así reducir el consumo. Así que previamente marcas que el sistema guarde, por ejemplo, un 30% de la batería, de tal manera que al llegar a ese límite prefijado se desactiva el modo híbrido o pasa a funcionar únicamente con el motor de combustión.

Una nota respecto a su autonomía eléctrica: en el recorrido de prueba he comprobado que esos 59 kilómetros que promete BMW son bastante reales, ya que en condiciones reales de circulación y por una ruta que mezclaba carreteras comarcales y travesías de pequeños pueblos, comencé el recorrido con 36 kilómetros de autonomía y logré recorrer incluso más de lo que marcaba, concretamente 43 kilómetros. 

 

Así es por dentro el BMW Serie 3 Plug-in Hybrid

Prueba BMW 330e 2019

 

El interior no se diferencia demasiado del resto de modelos de la gama, al margen de que tanto la pantalla multimedia de 8,8 pulgadas y el cuadro de mandos digital muestran gráficos con el flujo de entrega de potencia y los distintos modos de conducción. Y es que, lo bueno del BMW Serie 3 híbrido enchufable es que puede ir equipado con los mismos elementos del resto de la gama.

Como la batería va montada bajo los asientos traseros y el depósito de combustible sobre el eje posterior, la capacidad del maletero apenas se ve modificada respecto a la de un Serie 3 normal. Ofrece 375 litros y dado que los respaldos posteriores se pueden abatir 40:20:40, la practicidad de la zona de carga es muy amplia. El espacio en la segunda fila tampoco me ha parecido que varíe en absoluto respecto a un Serie 3 con motor térmico.

 

Prueba BMW 330e 2019

 

 

Precio y fecha de comercialización del BMW 330e 2019

El BMW 330e 2019 estará disponible desde el próximo mes de noviembre por un precio para el mercado español de 53.700 euros. Y en el verano de 2020 llegará el BMW 330e Touring, que será la primera versión familiar híbrida enchufable que BMW ponga a la venta en su historia.

Conclusión

Lo mejor

Eficiencia del sistema, misma capacidad de maletero y sensación de empuje.

Lo peor

Precio elevado, sonido artificial en modo XtraBoost.

Y además