Skip to main content

Patrocinado por:

Práctico

Testigo de avería del motor: esto es lo que significa

Testigo de avería motor: esto es lo que significa

Que se encienda la luz de fallo del motor es uno de los principales temores de los conductores.

Comparativa: VW Tiguan/Mazda CX-5/Hyundai Tucson/Honda CR-V

Testigo de avería del motor: esto es lo que significa. Abres la puerta de tu coche, pones la llave en el contacto, y cuando se ilumina el tablero, de repente, la luz de fallo del motor encendida... No, no son buenas noticias. Pero, ¿qué significa esto exactamente? Te lo explicamos.

El testigo de fallo del motor puede encenderse por múltiples motivos, algunos de los cuales bastante preocupantes. Eso sí: no todos son mortales de necesidad. Aún así, lo si esta luz se enciende mientras vas circulando, no lo dudes: deténte, y échale un ojo al manual de tu vehículo (en algunos modelos, el color del testigo determina la avería en cuestión), y, si es necesario, llama a tu taller de confianza.

Testigo de avería motor: por qué se enciende

Si se enciende el testigo de avería del motor, lo primero que has de preguntarte es cómo se comporta tu coche. Si este sigue tan normal como siempre, lo más probable es que el problema que te esté señalando esta luz no sea el más grave.

Pero, por el contrario, si al testigo de fallo del motor se le unen síntomas extraños, como ruidos inusuales, humo o pérdida de potencia, la cosa se complica. Sea como sea, recuerda que lo ideal es pararse, y llamar a tu mecánico.

No te pierdas: Testigos del cuadro de instrumentos: qué significan

Y ahora, pasamos a resumir las principales causas y/o síntomas por las que se enciende la luz de fallo del motor.

  1. Pérdida de potencia. Si el testigo del fallo del motor va acompañado de pérdida de potencia, lo más probable es que el sistema de seguridad haya activado el modo de emergencia. Para lo antes posible, y llama a tu taller.
  2. Fallo en la temperatura. Si junto al testigo de fallo del motor se ilumina el de la temperatura, puede haber un problema con la refrigeración del coche. Para inmediatamente y llama a tu taller. 
  3. Humo más oscuro. Si la luz del fallo del motor va acompañado de abundante humo oscuro podría haber un problema con el turbo, un fallo en la quema del combustible, con los calentadores o con la válvula de control de emisiones.
  4. Más consumo del habitual. En este caso, el testigo de fallo del motor podría haberse encendido por un problema de la inyección. Este problema también puede acarrear más humo del habitual, o pérdida de potencia. 
  5. Fallo eléctrico. Si las bujías no trabajan bien, también puede encenderse el testigo del fallo del motor. Además, si las bujías las bujías o los medidores de aire tienen problemas, el catalizador podría estropearse (lo que incrementaría las emisiones y el consumo); y esta es una avería muy costosa de reparar. 

Lecturas recomendadas