Skip to main content

Práctico

Motor

Probamos el Juice Booster 2, el cargador 'de moda' para todo tipo de coches eléctricos

Prueba del cargador Juice Boost 2 para coches eléctricos

Recargar las pilas de un vehículo enchufable sigue sin ser una tarea fácil. Por eso, en un momento en el que faltan enchufes y las críticas se dirigen a las marcas de coches (por hacer baterías aún no tan capaces como nos gustaría) o las administraciones (por no poner más enchufes), se agradece que sí haya quienes piensen en soluciones que faciliten un poco las cosas. Hoy probamos el Juice Booster 2, el cargador 'de moda' para todo tipo de coches eléctricos

Sí, la electromovilidad es como la nieve: aparentemente, ambas son preciosas y a todo el mundo le atraen, pero cuando te caen encima sin estar convenientemente preparados... Y hay pocas cosas tan angustiosas como calcular que vas a tener autonomía suficiente para recorrer un trayecto y, a la hora de la verdad, sudar la gota gorda porque ves que no vas a llegar. 

Ford desarrolla un cable con el que los coches eléctricos se recargarán en el tiempo que se tarda en llenar el depósito de gasolina

Y aunque los fabricantes vayan haciendo los deberes respecto a prestaciones de sus baterías, la reducción de pesos y el aumento de su autonomía (incluso en la velocidad de recarga), ¿de qué sirve todo esto si al final no encuentras un enchufe óptimo entre los pocos disponibles, bien porque el cabezal no sea compatible o porque la instalación no resulte adecuada para soportar las nuevas exigencias?

Por eso, la multinacional suiza Juice Technology, especializada en el diseño y comercialización de soluciones para la recarga de vehículos, ha lanzado una estación portátil de 22kW 'inteligente', ligera, resistente, segura y polivalente. Por eso, no podíamos dejar de probar su versión más avanzada el Juice Booster 2, el cargador 'de moda' para todo tipo de coches eléctricos. 

Todo viene en una suerte de maleta blanda de lona dotada de velcro por una cara exterior, para que se fije a la tapa del maletero, y una cremallera que da acceso a un interior con unos cuantos cables, adaptadores... que forman un conjunto tecnológico que pesa unos 9 kg. Resulta práctica aunque es voluminosa. 

El corazón del producto es un elegante, compacto y agradable cilindro de aluminio similar al transformador de los cargadores convencionales con corriente alterna, pero mucho más sofisticado y con una colección de adaptadores en sus extremos para diferentes tipos de tomas de corriente. No es muy lioso porque no es algo que tengas que sacar y montar a todas horas. 

Y la verdad es que es cuestión de encajar y desencajar con las dos manos y un 'click'. Asimismo, el fabricante asegura que soportaría que le pasaran por encima vehículos de más de 3 toneladas, así como impactos y el polvo. E incluso no sólo soporta las salpicaduras conforme al IP67, sino que es  completamente resistente al agua.  

Funcionamiento y carga

Llega el esperado momento. La principal ventaja del producto que probamos aquí, el Juice Boost 2, es que puedes ponerlo a cargar allí donde quieras y puedas, con un manejo del mencionado cilindro muy fácil (viene con la opción de pedir un soporte para colgarlo en la pared como si fuera un 'walbox' portátil) y la seguridad de que él solito regula la 'potencia' máxima dentro de la seguridad y se reserva el derecho de cortar el flujo si hay sobrecarga o sobrecalentamiento. 

Por tanto, no es de extrañar que en cuanto lo conectas a un enchufe (funciona hasta en los que no tienen toma de tierra, no como el resto de cargadores embarcados en los vehículos), los LED de una cara de la cilíndrica estación de carga te digan el valor máximo del que puedes 'tirar' en esa instalación y empiece a cargar en cuanto pulsas el botón de Select (que también baja o sube este valor manualmente si lo deseas -o no te fías de la instalación-). 

Prueba del cargador Juice Boost 2 para coches eléctricos

Además, entre que su cable tiene de por sí una longitud generosa (véase el apartado final de los datos técnicos), permite un alargador, aguanta sin problemas la lluvia y las inclemencias del tiempo, siempre podemos, como ves en las fotos, cargarlo sin ocupar el sitio más pegado a la pared en el garaje. Incluso, se podría cargar el vehículo eléctrico que haya en las plazas de parking próximas.  

Con semejante versatilidad, también es cierto lo que dice el fabricante en cuanto a que este cargador se puede usar en puntos públicos, en tomas de corriente industriales... y en definitiva, allí donde haya una toma de corriente, por poco sofisticada que sea. 

Prueba del cargador Juice Boost 2 para coches eléctricos

Y por último, comprobamos en varios coches eléctricos cómo el Juice Boost 2 también ahorra tiempo al repostar 'electrones', puesto que es capaz de subir de 'potencia' hasta lo que estima más adecuado (según la instalación y reservándose el derecho de 'abortar' misión si detecta algún tipo de riesgo en tiempo real). De hecho, en la práctica, el resultado es que se reduce el tiempo de carga

Prueba del cargador Juice Boost 2 para coches eléctricos

Esto lo pudimos comprobar de primera mano con dos coches eléctricos de pruebas: al enchufar el Honda e con su cargador AC convencional, con un 31% de carga (51 km), decía que había que esperar 14,30 horas para tener listo el 100% de la batería. Pues bien, con el Juice Boost 2, en esas mismas condiciones, el tiempo estimado era de 10 horas (8 menos)... 

Por si fuera poco, al hacer lo mismo con el Citroën ë-C4, el tiempo estimado también cambió muchísimo de 7,35 horas a 4,40 h (con 73% de carga y 180 km de autonomía), al instalar el cable que aquí nos ocupa... por lo que está claro que el Boost 2 ofrece también un mayor rendimiento en el mismo (y asequible) tiempo. ¿Lo malo? El precio de este producto, que ronda los 1.000 euros. Crees que merece la pena el desembolso a cambio de todo esto que te da rendimiento y seguridad.  

Datos técnicos

Diámetro: 70 mm Longitud: 225 mm //Peso: 1 kg excluyendo los cables. 3,2 kg con cables y conectores//Corriente de entrada: 230V 6 – 32 A (monofásica). 400 V 6 – 32 A (trifásica) CA// Salida de potencia: 1,4 – 22,0 kW CA dependiendo de la corriente de entrada. Clase de protección / F1/ Seguridad: IP67: DDR 6 mA CC, DDR 30 mA CA/CC / Detección de corriente de fuga. 

Modo de carga: Modo 2 conforme con CEI 62752; conector de la red eléctrica // Tapones de goma // Cable negro disponible actualmente con 12 adaptadores de detección automática //cable de alimentación de 1,4 m. // Conector del lado del vehículo: Tipo 2 (EN 62196); longitud de cable de 3,1 m.

Ver otros acabados de Citroën Ë-C4
  • Precio

    32.400

  • Tipo de Motor

    Eléctrico

  • Cilindrada

    - cc

  • Par motor

    260 Nm / -

  • Potencia

    - / -

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    380 L / 1.250 L

  • Aceleración 0-100

    9,7 s

  • Velocidad máxima

    150 km/h

  • Consumo oficial

    0,00/0,00/0,00 l/100km

  • Garantía

    2 años

  • Tipo de combustible

    -

Y además