Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Ford desarrolla un cable con el que los coches eléctricos se recargarán en el tiempo que se tarda en llenar el depósito de gasolina

Ford E-Transit

Diseñadores e investigadores tienen en la movilidad eléctrica una fuente casi inagotable de retos. Uno de los más importantes es el que busca reducir el miedo a la autonomía, con dos vertientes: vehículos con mayor rango y cargadores más rápidos. Pensando en este segundo desafío, Ford trabaja en un cable que reduce el tiempo de recarga de los coches eléctricos.

Para su nuevo proyecto, los ingenieros de Ford han buscado la colaboración de un equipo de investigadores de la universidad americana de Purdue. 

Ford E-Transit: autonomía, potencia y otros datos sorprendentes de esta furgoneta eléctrica

La novedad de su proyecto está en que no pone la responsabilidad de los tiempos de carga en el vehículo o el cargador sino en el cable que conecta ambos elementos.

Evitar el sobrecalentamiento

“Hoy en día, los cargadores tienen limitaciones en cuanto a la rapidez con la que pueden cargar la batería de un vehículo eléctrico debido al peligro de sobrecalentamiento”, explican los técnicos de la marca del óvalo.

VÍDEO: Así es de importante la refrigeración de los cables de carga rápida

VIDEO

VÍDEO: así se refrigeran los cables de carga rápida para que sean más eficaces

“La carga más rápida requiere más corriente para viajar a través del cable de carga; cuanto mayor sea la corriente, mayor será la cantidad de calor que se debe eliminar para mantener el cable en funcionamiento”, apunta dijo Michael Degner, líder técnico senior de Investigación e Ingeniería Avanzada de Ford.

Para evitar el exceso de calor, el cable de carga desarrollado por Ford utiliza líquido un agente refrigerante activo, que puede ayudar a extraer más calor del cable cambiando de fase de líquido a vapor; algo que no permite la tecnología de refrigeración líquida actual.

“El tiempo de carga de un vehículo eléctrico puede variar ampliamente, desde 20 minutos en una estación hasta horas en una estación de carga en el hogar, y eso puede ser una fuente de ansiedad para las personas que están considerando comprar un vehículo eléctrico”, apunta Issam Mudawar, profesor de ingeniería mecánica en la Universidad de Purdue.

Cable de carga Ford

“Mi laboratorio ha ideado una solución para situaciones en las que las cantidades de calor que se producen están más allá de las capacidades de las tecnologías actuales”, matiza.

El primer prototipo, en dos años

Con esta nueva tecnología de enfriamiento, los ingenieros de Ford y de la Universidad de Purdue aseguran que el tiempo de recargar de un vehículo eléctrico se reduce hasta quedar cerca del llenado de un depósito de diésel o gasolina.

La idea parece buena, pero requiere paciencia. El equipo encargado de su desarrollo espera comenzar a probar un prototipo de cable de carga en los próximos dos años para determinar velocidades de carga más específicas.

Y además