Patrocinado por:

Práctico

Cinco modelos de reposacabezas a examen

Cinco modelos de reposacabezas a examen

Noelia López

29/06/2014 - 16:21

En nombre de la seguridad, los reposacabezas han avanzado mucho. Los expertos en ergonomía y los fabricantes han adoptado soluciones inteligentes. En el futuro van a evolucionar...

Son molestos, incómodos y difíciles de esquivar. No, no estoy hablando de ese comercial que se te pega en un centro comercial y no te lo quitas de encima por mucho requiebro que le hagas. Aquí me refiero a los reposacabezas que ,en nombre de la seguridad, se han ido acercando a nuestra nuca cada vez más en los últimos años.

Para un creciente número de conductores están demasiado cerca. Un estudio que hizo Mazda con 30 personas modelos demostró que los reposacabezas dejaban marcas en diferentes sitios. La distancia entre la cabeza y el reposacabezas se ha reducido nada menos que a la mitad entre 2009 y 2013.

Andrew Leuchtmann, desarrollador de asientos de Opel, me ha confirmado esta tendencia. Según él, los reposacabezas “se han acercado muchísimo al conductor en los últimos años por la fuerte regulación en materia de seguridad de Estados Unidos y Europa”. 

El Centro Técnico de Allianz (AZT) investiga desde hace 30 años los accidentes por impacto trasero. “Muchos asientos, especialmente en coches pequeños, no tienen la suficiente protección para la cabeza”, dijo en su día uno sus miembros, Carsten Reinkemeyer.

Hoy es diferente. Por ejemplo, EuroNCAP incluye en su programa, desde 2009, una simulación de alcance por impacto posterior. Quien quiera superar el test con éxito, debe tener unos reposacabezas construidos de tal manera que el cuello no pueda dislocarse. Por eso los fabricantes han tenido buenas e ingeniosas ideas como, por ejemplo, los reposacabezas activos que se adelantan cuando un sensor detecta un impacto. O los que tienen cuatro modos de regulación y se pueden ajustar no solo en altura, sino también de adelante hacia atrás para lograr la mejor postura posible para la cabeza.

Aunque, según Leuchtmann, la tendencia es “crear reposacabezas ajustables solo en altura”, que si están bien desarrollados pueden ser igual de cómodos. Y es que los que tienen los mencionados cuatro modos pueden llegar a costar el doble que los sencillos, mientras que el sistema activo multiplica nada menos que por tres su precio.

La próxima revisión de los protocolos para realizar los crash test podría acelerar aún más esta decadencia de los reposacabezas con cuatro modos de ajuste. Y es que desde 2015, los modelos que se puedan regular hacia delante o hacia atrás deben probarse con su posición más retrasada. Sin duda, esto penalizará los resultados. ¿Es el final de este tipo de reposacabezas? “Ahora mismo, los fabricantes están totalmente concentrados en lograr los mejores resultados en los crash test”, aclara Reinkemeyer de AZT. Aun así, se seguirán buscando soluciones creativas para un mayor confort.

Los reposacabezas de cinco modelos a examen

Volvo S60.

Los reposacabezas están fuertemente unidos al siento y no permiten la regulación en altura. Según Volvo, una ventaja en seguridad: “Los estudios muestran que la mayoría de la gente no ajusta el reposacabezas. Algunos clientes encuentran que nuestros reposacabezas están demasiado cerca, y otros demasiado lejos”.

Mazda6.

Obtuvo un seis en el test de impacto trasero, algo excelente. Pero lo ha logrado con un reposacabezas inclinado e incómodo. Mazda responde: “Hemos recibido críticas ocasionales respecto al confort. En el Mazda3 hemos aumentado la distancia con la cabeza”.

VW Golf.

Desde 2007 han ido eliminado los reposacabezas activos. En el nuevo Golf R el reposacabezas está muy cerca de la cabeza. “Los hemos acercado por motivos de seguridad, para lograr la mínima desviación de la cabeza respecto al cuerpo en caso de impacto trasero”.

Kia Soul.

Kia puso en su anterior Soul reposacabezas activos de serie, pero el nuevo no los lleva. Su visión: “Se puede lograr la misma protección con unos buenos reposacabezas. Los de ahora tienen cuatro modos, pero no en todos los modelos por razones de coste y peso”.

Mercedes GLA.

Los asientos deportivos del GLA 45 AMG no están hechos para todas las nucas. “En todos los modelos ofrecemos diferentes opciones de asientos confortables que incluyen reposacabezas con cuatro modos de ajuste. El cliente puede elegir”, responden desde Mercedes.

Conclusión:

Quien se quiera comprar un coche debería probar siempre los asientos. ¡Nunca lo hagas sin hacerlo antes! ¿Qué aporta un asiento deportivo si te dobla la nuca? Y es que existen en el mercado asientos que consiguen las dos cosas: seguridad y confort. Y a por esos deberías de ir.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches