Imagen de perfil de Noelia López
La opinión de
Noelia López

¿Quitarán puestos de trabajo los coches autónomos?

Ford coche autónomo Domino's Pizza

Noelia López

13/12/2017 - 07:07

Soy de las que piensa que la tecnología no elimina empleos, pero sí los modifica. Espero no estar equivocada...

Hace unas semanas leí una noticia que me inquietó. Abría con unas rotundas declaraciones del ministro de transporte y carretera de India, Nitin Gadkari, que, en resumen, decía que de ninguna manera iban a aceptar la implementación de coches autónomos en el país.

Mi primer pensamiento fue que lo hacían por cuestiones de seguridad. Todavía queda mucho para que los coches autónomos (hablo de los cien por cien autónomos, los que de verdad circulan sin conductor) sean una realidad y en todo este tiempo los fabricantes se afanan por pulir los fallos que van apareciendo, muchos de ellos relacionados con la seguridad (me viene a la mente el debate que se abrió hace tiempo sobre si, en caso de atropello inminente, el coche debía optar por salvar al peatón o a los ocupantes del coche).

Pero no. Nitin Gadkari eliminaba los coches autónomos de la agenda de India ante la certeza de que la popularización de esta tecnología supondrá la eliminación de puestos de trabajo.

En India, el puesto de conductor de conductor tanto privado como de transporte público es uno de los más importantes del país. Dicen que la demanda de empleo en este sector ronda los 22.000 conductores cada mes y se estima que la cifra aumentará de forma considerable en los próximos cinco años. Es por eso que el ministro afirmaba tajante: "no permitiremos coches sin conductor en la India; no permitiremos ninguna tecnología que elimine empleos".

Tráfico India

Mientras pienso hasta qué punto los fabricantes de coches autónomos agradecen la decisión del Gobierno de la India (donde el tráfico es caótico y los sensores de los vehículos se volverían locos al doblar la primera esquina), me viene a la mente algo mucho más cercano: la última huelga de taxistas.

Cuando escribí acerca de las reivindicaciones de los taxistas, aprendí que actualmente en España hay unas 70.000 licencias de taxi activas a las que se suman unas 10.000 licencias de VTC (el número crecerá de forma considerable en los próximos meses). Suponiendo que por cada licencia hubiese un solo conductor (que no es la realidad), hablaríamos de que en nuestro país 80.000 personas pueden sentir que sus puestos de trabajo peligran ante la llegada del coche autónomo.

Muchas más, si a estas sumamos los repartidores, mensajeros... 

Coches que reparten pizzas, taxis autónomos...

Soy de las que piensa que la tecnología no elimina empleos, pero sí los modifica. 

Ante esta afirmación habrá conductores profesionales que me recuerden que ya hay taxis autónomos circulando a modo de pruebas, los mismo que autobuses o trenes que han demostrado que pueden hacer su ruta sin un conductor que los controle. Y no hace mucho Ford puso a prueba su coche autónomo repartidor de pizzas y funcionó muy bien.

Insisto: soy de las que piensa que la tecnología no elimina empleos, pero los modifica. Acepto que repartidores, taxistas... estén preocupados ante la popularización de coches que hacen su trabajo sin necesidad de la intervención humana. 

A todos ellos decirles que, primero, todavía queda mucho tiempo para que los coches de nivel de autonomía 5, los que de verdad conducen solos, sean una realidad. Primero hay que mejorar la tecnología (uno de los autónomos más avanzados del momento es el Audi A8 2017 que todavía está en un nivel 3 de autonomía); después hay que preparar las carreteras (para que los vehículos autónomos funcionen necesitan comunicarse con la vía); y, por último, hay que adaptar la legislación.

Para que todo lo anterior suceda, se necesitarán ingenieros que desarrollen la tecnología y adapten las fábricas de coches a las nuevas necesidades de producción; operarios que trabajen en las carreteras y que sean capaces de instalar, controlar y reparar los sensores que permitirán a los coches interactuar con la carretera...

Es más, suponiendo que llegue el momento en que las flotas de coches con conductor dejen paso a las flotas de coches sin conductor, tendrá que haber alguien que gestione los recorridos, los pagos...

La tecnología es una amenaza para muchos puestos de trabajo sí, lo que hay que hacer es adelantarse a los cambios. 

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches