Skip to main content
Imagen de perfil de Jorge Morillo
La opinión de
Jorge Morillo

Mazda quiere lanzar un motor rotativo, ¿tiene sentido en esta época?

Mazda

El famoso motor rotativo de Mazda está a un paso de volver a ser real. ¿Tiene sentido algo así en una época 'verde' como la que vivimos?

El motor rotativo es una de esas cosas que han diferenciado a Mazda del resto. La marca japonesa ha utilizado esta tecnología desde el siglo pasado y hasta el año 2012. El RX-8 fue el último representante en este sentido. Desde entonces desapareció hasta ahora, y es que la firma está a punto de anunciar su regreso de forma oficial.

No te pierdas: 5 diferencias entre Mazda CX-30 y Mazda CX-3

Pero, ¿qué es el motor rotativo? También conocido como motor Wankel, cuenta con una carcasa o bloque y un rotor de forma triangular con caras convexas. Éste hace un giro de centro variable y transmite su movimiento rotativo a un cigüeñal del exterior. La presión de los gases de la combustión es la que mueve el rotor. El movimiento de éste permite que las tres cámaras de trabajo se expandan y se compriman de forma alterna para producir los cuatro tiempos. Entre sus ventajas encontramos la presencia de menos piezas móviles, la suavidad de marcha, menos vibraciones, una menor velocidad de rotación y un peso más ligero. Tiene algunos inconvenientes, sí, pero aún así Mazda apuesta por su vuelta, aunque de una forma diferente a la que todos los 'petrolheads' querrían.

Mazda es una de las marcas que más se está haciendo de rogar con el asunto de los motores eléctricos e híbridos. De hecho, a día de hoy tiene a la venta vehículos microhíbridos. Recordemos que esta tecnología consta de un apoyo al motor de combustión en determinados momentos para limitar su gasto de carburante y emisiones. En este sentido, son merecedores de la etiqueta ECO de la DGT. ¿Y qué pasa con los híbridos de verdad y los modelos 100% eléctricos? Tranquilos, que están por llegar.

Motor rotativo
El motor rotativo vuelve de la mano de Mazda con un propósito diferente al habitual.

El motor rotativo de Mazda entra de nuevo en liza por la llegada del coche eléctrico. ¿Cómo? Lo que lees. Los ingenieros de la marca japonesa van a rescatar este concepto para utilizarlo como extensor de autonomía de sus vehículos cero emisiones. Coches como el BMW i3 ya tienen versiones de este tipo, pero ni mucho menos apoyándose en un motor rotativo. Desde luego que la idea tiene todo el sentido del mundo, sobre todo si tenemos en cuenta que la inclusión de un motor así supone un ahorro de peso respecto a soluciones más convencionales.

El primer coche eléctrico de Mazda está a punto de ser presentado, y es de suponer que entonces el fabricante va a dar más datos acerca de esta tecnología. Pero ojo, que esto no significa que Mazda no vaya a explorar otras vías. Además de los eléctricos con autonomía extendida tendremos vehículos totalmente eléctricos, híbridos de verdad e híbridos enchufables. Es decir, los japoneses se han hecho los remolones en el apartado de la electrificación, pero cuando lleguen lo van a hacer con un ejército de cuidado.

Si la tecnología del motor rotativo como extensor de autonomía triunfa o no lo veremos con el paso del tiempo, pero no podemos dejar de aplaudir la valentía de Mazda a la hora de apostar por algo que nadie ha hecho hasta ahora. La teoría parece tener toda la lógica del mundo, así que ahora sólo falta que nos den los detalles acerca de ella y comprobar de primera mano cómo funciona. Además, cuando una marca se retrasa en un proyecto de este tipo aún a sabiendas de que la competencia avanza sin descanso es porque tienen muy claro que éste tiene las de ganar.

Y ojo, porque esta apuesta por el mundo eléctrico no quiere decir que Mazda abandone el desarrollo de los motores tradicionales de combustión. Ahí está el nuevo SKYACTIV-X de gasolina, recientemente presentado y cuyo funcionamiento y datos de consumo y emisiones sólo merecen elogios. Estamos deseando ver qué propone Mazda en cuanto al regreso del motor rotativo. ¿Y vosotros?

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además