Skip to main content
Imagen de perfil de Adrián Mancebo
La opinión de
Adrián Mancebo

Max Verstappen y el Mundial que todos soñábamos

Verstappen campeon F1
Motorsport Images

Un Mundial que se decide en la última vuelta de la última carrera... ¿imposible? ¡No!

El Mundial de Fórmula 1 de 2021 ya es historia. La vuelta 58 del Gran Premio de Abu Dhabi ha puesto punto y final a una temporada apasionante, que será recordada por siempre. Junto con las batallas de Prost y Senna, Lauda y Hunt o Schumacher y Häkkinen, en un futuro hablaremos con una enorme sonrisa en la cara de la mítica pelea entre Verstappen y Hamilton.

Max Verstappen Emilian Verstappen, nacido en 1997 en Hasselt (Bélgica) pero criado en los Países Bajos (esa es la bandera que luce con orgullo) ha conseguido destronar al rey Lewis Hamilton. Ganador de siete títulos mundiales, el británico ha peleado por superar el récord de Michael Schumacher, pero se ha quedado a las puertas.

¡Verstappen se proclama Campeón del Mundo de F1 en la última vuelta!

VÍDEO: ¡Verstappen es el campeón! 

Como en su día Alonso impidió que Schumacher agrandara su palmarés, esta vez ha sido Verstappen quien ha interrumpido el dominio del piloto más laureado de todos los tiempos. El final del GP de Abu Dhabi no ha sido menos épico que el resto de una intensa temporada de 22 carreras, y tampoco - desgraciadamente - ha estado libre de polémica.

Los ingleses pedían que el Mundial acabase de una forma limpia, señalando a Verstappen, de quien se temían una excesiva agresividad... pero al final ha sido la FIA quien ha sacado de quicio a Mercedes, a Hamilton y a los seguidores de ambos. 

La inconsistencia a la hora de penalizar las acciones más agresivas sobre la pista y su peculiar forma de interpretar y reinterpretar las normas, ha puesto patas arriba la temporada y el final de la misma.

Eso, sin embargo - y apelación mediante -, no debe restar mérito al título mundial de Verstappen. El piloto holandés, que llegó a la F1 en 2015 fichado por Red Bull - Toro Rosso con solo 17 años, se ha convertido en el rival que llevábamos años pidiendo para Hamilton. No siempre ha tenido el mejor coche, pero en la primera temporada que ha podido pelear por el título, no ha fallado.

Sophie Kumpen, la historia desconocida sobre la madre de Verstappen

El Mercedes fue (casi siempre) superior

Verstappen y Hamilton
Motorsport Images
Motorsport Images

El Red Bull, en circuitos como Abu Dhabi o Arabia Saudí, por citar los más recientes, estaba lejos del Mercedes. Pero aún así, Max y su escudería siempre han intentado sacar petróleo de cada circunstancia. La última carrera ha sido ejemplo de ello: debo admitir que tras la primera vuelta pensaba que todo estaba perdido

Y Red Bull se encargaba de convencerme que no era así, aprovechando cada oportunidad que surgía para 'atraer' el milagro con estrategias arriesgadas como la parada con Safety Car al final o mandando a Pérez a defender 'como un león' la posición ante Hamilton, sabiendo que en caso de accidente Mercedes habría pedido la descalificación del equipo.

Hay quien dirá que Verstappen y Red Bull han tenido suerte en esta carrera, clave en la pelea por el título, pero yo recuerdo el GP de Bahréin con los discutidos límites de pista, Hungría con el 'strike' de Bottas que dejó a Verstappen en una novena posición con el coche dañado, cuando salía tercero. También pienso en Gran Bretaña, donde Hamilton dejó fuera a Verstappen. 

En aquellas carreras, Lewis sacó media centena de puntos a Verstappen. También ha habido acciones al límite de Max, como en Arabia Saudí, donde a pesar de ser culpable de su incidente con Hamilton le penalizaron con 10 segundos que aunque no tuvieron efecto en el resultado, quizás deberíamos discutir cuánta culpa tuvo cada piloto... 

Y no olvidemos Monza, donde Verstappen también fue considerado "mayormente culpable" del accidente entre los dos. Recibió una penalización un tanto discutible de tres puestos para la siguiente carrera, en Rusia, donde remontó desde el fondo de la parrilla (aprovechó para cambiar motor) hasta el tercer lugar.

Verstappen ha tenido que conducir en la mayoría de carreras al límite, a sabiendas de que el Mercedes era mejor coche y que, por supuesto, Hamilton era capaz de ganarle si se le acercaba. Solo en México vimos una gran superioridad del Red Bull, pero luego los de la estrella dieron en la tecla al montar motores más frescos y arrasar como hicieron en Brasil.

Los dos merecían el título

Verstappen y Hamilton
Motorsport Images
Motorsport Images

Hubiese ganado el campeonato Lewis o Max, cualquiera de los dos era un merecido campeón. La superioridad en cuanto al pilotaje con respecto a sus compañeros, la forma en la que han llevado a sus equipos y sus coches al límite ha sido una delicia desde el otro lado de la pantalla. Y por eso debemos estar felices: ha ganado la F1.

Pero, más allá de eso, hay que levantarse para aplaudir a Verstappen porque ha batido a todo un siete veces campeón mundial, uno de los mejores pilotos de la historia, con actuaciones épicas, y muchas veces sin un escudero detrás tan regular como lo ha sido Bottas.

Max es un digno campeón, por mucho que haya quien ahora y en los próximos meses diga que no ha ganado el mejor por lo ocurrido en la última carrera. Haya las apelaciones que haya, Verstappen y Red Bull han ganado con todas las de la ley para brindarnos el campeonato que llevábamos pidiendo a gritos años, tras épocas de dominio de Red Bull y Mercedes.

Como dijo Alonso con mucha razón hace unos días, Verstappen merecía ser Campeón de Pilotos por el nivel y el pilotaje que ha mostrado, y Mercedes merecía ser Campeón de Constructores por tener el mejor coche y el mejor equipo: Bottas ha sido tercero y su labor como escudero ha sido muy buena.

Celebración Red Bull
Motorsport Images
Motorsport Images

22 carreras después, celebremos el fantástico Mundial de F1 que acabamos de vivir y pidamos una temporada, como mínimo, la mitad de emocionante el año que viene. Eso y una FIA más consistente en las decisiones, que deje luchar a los pilotos y no sancione según el día. Hasta entonces, gracias Max y gracias Lewis... ¡Queremos más en 2022! Y, por supuesto, que El Plan funcione... 

P.D: Felicidades a Honda, que ha conquistado el título de pilotos antes de retirarse de la Fórmula 1. Max se une a la lista de Nelson Piquet, Alain Prost o Ayrton Senna, que fueron campeones con la marca nipona. Recordemos que Honda volvió en 2015 con mil problemas técnicos, pero ha trabajado para mejorar un motor que ya forma parte de la historia de la categoría reina.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no tienen por qué coincidir necesaria o exactamente con la posición de Axel Springer o AUTO BILD.

Y además