Skip to main content
Imagen de perfil de Noelia López
La opinión de
Noelia López

Elecciones 28-A. Y la seguridad vial, ¿'pa' cuándo?

Plan de Seguridad Vial 2017: menos multas, más educación

No soy de meterme en política. Confieso que en alguna ocasión he metido un sobre vacío en la urna. Tampoco tengo muy claro qué papeleta elegir el próximo domingo, cuando se celebren las Elecciones 2019 o Elecciones 28-A (como quieras llamarlas). Asi que si lo que esperas de estas líneas es una conclusión de quién ganó alguno de los debates televisivos, te aviso de que no van por ahí los tiros...

Ayer me empapé los programas electorales para ver cuáles son las promesas de Ciudadanos, PP, PSOE, Unidas Podemos y VOX (en orden alfabético) en temas de movilidad. El resumen es que España se enfrenta a una transición hacia medios de transporte más ecológicos, más por evitar las multas europeas que por que haya una verdadera conciencia medioambiental (creo), pero no todos los partidos tienen la misma hoja de ruta.

Los coches del debate: elecciones 2019

Los programas electorales de los cinco principales candidatos hablan también de un transporte público más accesible y menos contaminante. De si se deben suprimir los peajes (Unidas Podemos) o privatizar algunas tareas como la señalización o el mantenimiento de las infraestructuras (VOX).

También hay divergencias en torno a qué tipo de propulsión debe ser la gran beneficiada de la tan mencionada transición (también se habla mucho de la descarbornización). Así, mientras los populares prometen "eliminar las restricciones indiscriminadas al diésel" y "una nueva política de fiscalidad que incentive la renovación del parque móvil", Unidas Podemos y VOX apuestan casi exclusivamente por el coche eléctrico (los de Santiago Abascal prometen rebajar el IVA de los enchufables y dejar exenta del Impuesto sobre la Electricidad la recarga de vehículos).

Inversión en infraestructuras, ¿'pa' cuándo?

Me centro, que me estoy liando...

Tras leer los programas electorales en materia de movilidad se me ha quedado una sensación de vacío: ¿dónde están las propuestas de seguridad vial? ¿De verdad ningún partido se ha preocupado de cómo poner freno a la siniestralidad en carretera?

Los cinco programas hablan de infraestructuras, pero su debate se centra en quién debe pagarlas, no en qué cantidad van a designar o qué medidas van a fomentar para solucionar los problemas de la red viaria nacional. Debe ser que como Pedro Sánchez viaja mucho en avión y Albert Rivera va y viene de Barcelona a Madrid en AVE, no se dan cuenta de que las carreteras españolas tienen auténticas carencias.

Las 13 autovías y autopistas más peligrosas de España

El último informe de la Asociación Española de la Carretera afirma que uno de cada trece kilómetros de la red de carreteras española presenta deterioros relevantes en más del 50% de la superficie del pavimento, acumulando baches, roderas y grietas longitudinales y transversales. Estos desperfectos que pueden afectar a la estructura de la plataforma, comprometiendo la comodidad, eficiencia y seguridad de la circulación, motivo por el cual desde la AEC dicen que "podría ser aconsejable reducir el límite de velocidad genérico entre 10 y 20 km/h" y que de hacerlo "la medida afectaría a 6.800 kilómetros de carreteras".

Por si los candidatos no son conscientes aquí dejo una galería de fotos con ejemplos reales:

Las propuestas electorales en seguridad vial

Como digo este año he revisado los programas electorales de Ciudadanos, PP, PSOE, Unidas Podemos y VOZ y esto es lo que he encontrado relacionado con seguridad vial:

  • El Partido Popular incluye la seguridad vial en sus "10 retos globales de una sociedad abierta", pero solo con tres medidas que, en realidad, no aportan nada nuevo, dicen:
  • Ciudadanos divide su partido en 14 grandes bloques. El número 12 está dedicado a “Vivienda, Infraestructuras y movilidad” y es aquí donde he encontrado las dos únicas propuestas relacionadas con seguridad vial:
    • "sustituiremos los guardarraíles que suponen una amenaza mortal para los motoristas por nuevos modelos con Sistema de Protección para Motoristas (SPM). Aprobaremos un Plan Estatal de Sustitución de Guardarraíles en las carreteras por nuevos modelos con SPM, que no supongan una trampa mortal y que sirvan para disminuir los daños en caso de accidente".

    • "protegeremos a nuestros ciclistas reforzando y revisando las medidas de seguridad para la convivencia en la carretera. Queremos acabar con las muertes evitables de quienes circulan en bicicleta por nuestras carreteras. Revisaremos la señalización e introduciremos nuevas medidas de seguridad para acabar con los riesgos que sufren nuestros ciclistas".

No hay más. El PSOE habla de aumentar la inversión en mantenimiento de carreteras, sin dar más datos. Unidas Podemos menciona de pasada la posibilidad de abrir carreteras de pago en tramos de especial accidentalidad. En el programa de VOX no he encontrado nada al respecto.

Entonces, ¿la seguridad vial no es cuestión de estado?

Cada año unas 1.000 personas pierden la vida en las carreteras. Traducido en dinero (que parece ser que es de lo que más importa en política) supone un desembolso de cerca de 10.000 millones de euros que salen de las arcas públicas.

Los políticos se preocupan de quién debe gestionar las infraestructuras, pero no de arreglarlas para que no supongan un peligro para los usuarios. Hablan de renovar el parque automovilístico porque contamina, pero no porque tal y como dice la DGT un coche con 10 años de antigüedad es hasta un 65% más peligroso. Y en base a esto, además de un plan que incentive las compras de coches menos contaminantes, yo echo en falta uno que ponga al alcance de todos tecnologías que pueden salvar vidas.

Hace unos días, Gabriel Jiménez repasaba lo que él le pediría al Gobierno que salga de las próximas elecciones. Voy a copiarle. 

Al partido que quiera mi voto le pido:

  • un Plan Nacional REAL, con cifras y medidas concretas que ponga freno a los accidentes de tráfico. Que ayude a que todos tengamos a nuestra disposición un coche con sistemas de seguridad activa y pasiva y que contemple más ayudas económicas y psicológicas a las víctimas (porque no todos los accidentes son evitables)
  • Un plan que asuma que la presencia de los agentes de Tráfico en la carretera es una de las mejores políticas de seguridad vial, pero no solo porque multan, sino porque ayudan. Pero un plan que contemple que ni siquiera los 9.200 agentes que dijo tener la DGT para Semana Santa son suficientes
  • Quiero un plan que no se limite a tratar de reducir la siniestralidad en carreteras convencionales con más radares, sino que contemple las otras razones por las que hay más muertes en estas vías: quizá falten obstáculos físicos que impidan la invasión de carril o la salida de la calzada y también ,quizá, haya que aumentar la presencia de agentes (lo que me lleva de nuevo al punto 2) y tratar de acelerar la llegada de los servicios de emergencia.
  • Que aumente el presupuesto y los medios para los equipos de atestados
  • Que incluya la educación vial en los colegios y el reciclaje de los conductores
  • Y que castigue, de verdad, a quienes muestran un desprecio manifiesto por la vida de los demás: quienes conducen bajo los efectos del alcohol y las drogas (sí a la tolerancia cero), utilizan el móvil y dejan de prestar atención a la carretera y, especialmente, a quienes llevan a sus hijos sin sistemas de retención... Porque sí lamentablemente, en España, la letra con sangre entra

Y como nadie me lo da, sigo con la duda: ¿a quién voto?

Lecturas recomendadas