Skip to main content
Imagen de perfil de Jorge Morillo
La opinión de
Jorge Morillo

Comparativa 'oldie': Seat 850 VS Renault 8

Renault 8

Hoy es buen día para echar la vista atrás, ¿por qué no? Vamos a repasar dos de los coches más populares que nacieron en la década de los 60, el Seat 850 y el Renault 8. ¿Con cuál de los dos nos quedamos antes?

Echar la vista atrás casi siempre es placentero, especialmente si hablamos de coches. Hoy lo vamos a hacer concretamente a la década de los 60, cuando nacieron dos populares vehículos como el Seat 850 y el Renault 8. Cada uno tuvo diferentes versiones, sí, ¿pero con cuál nos quedaríamos si viviésemos hace más de medio siglo? Vamos a verlo:

Seat 850

Seat 850

El Seat 850 tiene un origen Fiat, marca que lanzó el modelo en 1964. El turno de la versión de Seat llegó dos años después. Con sus apenas 670 kilogramos de peso y 37 CV en su motor, era un coche que podía considerarse rápido para la época. Eso en cuanto a la versión de dos puertas, porque posteriormente salieron otras carrocerías como el cuatro puertas, el coupé y un descapotable que se encuentra en plena celebración de su medio siglo de vida. Eso sí, el propulsor del que te hemos hablado, de 843 centímetros cúbicos, era cosa del 850 convencional. El resto de carrocerías ofrecían potencias mayores.

No te pierdas: Lamborghini Countach VS Porsche 959

La producción del coche se alargó hasta mediados de los años 70, en gran parte gracias a un Seat 850 D que mejoraba tanto en lo que a la calidad de su interior se refiere como en diversos puntos clave de su mecánica. Fue, por tanto, un vehículo de vida relativamente escasa antes de pasar su testigo al 133 ocho años después, algo que no impidió que quedase grabado en la memoria de todos los españoles. A pesar de que el 600 siempre ha sido el icono de Seat, este 850 no se queda atrás.

Renault 8

Renault 8

El Renault 8 es ligeramente más antiguo que el Seat 850. Su producción comenzó en 1962, aunque no fue hasta tres años después cuando se produjo su desembarco en nuestro país. Su motor era de 956 centímetros cúbicos y tenía cuatro cilindros, además de ofrecer una potencia de 41 CV. Su velocidad punta llegaba a 130 km/h, superando en tan sólo 5 lo que ofrecía el 850 original. La caja de cambios era de tres o cuatro marchas, la primera sin sincronizar, algo que se remedió en 1963 con una nueva transmisión también de cuatro relaciones.

No te pierdas: Seat 600 VS Citroën 2CV

Otra de las grandes virtudes del Renault 8, que pesaba poco más de 750 kilogramos, era su fiabilidad. Dicen los que vivieron aquella época que era prácticamente irrompible, aunque su gasto de carburante era algo más elevado del deseado. Y más si nos decantábamos por alguna de las versiones más deportivas que fueron saliendo con el paso del tiempo, como el TS o el famoso Gordini. En cualquier caso, uno de los modelos más reconocibles de mediados del siglo pasado con el anagrama de Renault al frente.

¿Con cuál nos quedamos?

Decidir entre vehículos históricos o clásicos es francamente complicado. Podríamos elaborar un rosario de razones a favor de cada uno que siempre habrá alguien que no esté de acuerdo. Y la razón no es otra que la absoluta importancia que toman las vivencias personales de cada uno años atrás. En el caso de un servidor su infancia siempre estuvo muy ligada a Renault, con lo que es normal que me tire más el Renault 8, y más cuando había versiones como el Gordini, que tan alta estima han adquirido con el paso del tiempo. Pero estoy seguro de que cualquiera de vosotros podría haber elegido el Seat 850 y no podría un servidor rebatir nada.

*Las fotos de este artículo son de Wikimedia Commons

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas