Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Compa oldie: ¿Seat 600 o Citroën 2CV?

Seat 600 o Citroën 2CV

Estamos ante dos modelos carismáticos que marcaron un antes y un después en la historia de sus marcas y de la propia industria automotriz.

Pocos pueden decir que no conocen al Seat 600, un auténtico mito en nuestro país. Pero de la misma manera, hay pocos que no reconocerían un Citroën 2CV si lo ven pasar ante sus ojos. Estamos ante dos modelos carismáticos que marcaron un antes y un después en la historia de sus marcas y de la propia industria automotriz. Dos pequeños modelos que se enfrentan en esta compa olvide: ¿Seat 600 o Citroën 2CV?

No te pierdas: 'Marc Márquez: 7 títulos, 5 coronas en MotoGP y lo que queda...'

Seat 600, la revolución

Seat 600 de segunda mano

El Seat 600 revolucionó el mercado y, con ello, las familias españolas de los años 60. Su puesta en escena llegaba en 1957, aterrizando en nuestro mercado de la mano de Seat la cual había comprado la licencia a Fiat. Este simpático y pequeño modelo impulsó a la clase media de entonces, y es que gracias a un precio contenido, arrancaba en 65.000 pesetas, dio ruedas a una gran parte de la población.

El modelo de la marca española era pequeño, estaba enmarcado en el segmento A, aunque en él podíamos ver a familias enteras en sus escapadas vacacionales. Montó varios motores aunque el conocido por la mayoría, el “normal”, era un cuatro cilindros de 633 cc. con unos 21 CV. hubo versiones de 25 CV y de 29 caballos de potencia, todo un mito que se apagó en 1973.

No te pierdas: 'Seat 600 segunda mano, ¿por qué se revalorizan tanto?'

Citroën 2CV, adelantado a su tiempo

La historia del Citroën 2CV - Charleston

El Citroën 2CV también fue un modelo emblemático y uno de los coches más conocidos de Citroën. El modelo de los chevrones nacía mucho antes que el Seat 600, antes de que llegara la década de los 50, aunque se mantuvo en producción hasta los noventa. Con el paso de los años el producto fue mejorándose, llegando varias versiones con la misma base como la variante furgoneta.

Su peculiar nombre hace referencia a los caballos fiscales del primer motor, un bloque de 375 cc. que rendía 9 CV. De esta cifra tan pequeño pasó rápidamente a la de 12 caballos de potencia, todo ello para llegar a un mejorado motor con carburador de doble cuerpo y frenos de disco que ofrecía 35 CV. El Citroën 2CV es muy conocido en la Cultura Popular, con una aparición estelar en la película “Sor Citroën”.

VÍDEO: Cómo localizar un radar móvil

¿Cuál escoger?

Estamos, quizás, ante la comparativa más difícil de todas. Tanto el Seat 600 como el Citroën 2CV pasaron de ser coches a prácticamente una forma de vida. Todo un avance en una sociedad en crecimiento que terminó acercando el vehículo a la población. Yo me quedo con el Seat 600, ¿y tú?

Y además