Noticia

Un Volkswagen Passat de 912 CV puede ser tu próximo taxi

Volkswagen Passat
Jorge Morillo

Si alguien pensaba que el Volkswagen Passat era un coche soso, solamente ha de ver lo que han hecho con él Tanner Foust y su equipo, transformándolo en una bestia de nada más y nada menos que 912 CV de potencia que es capaz de hacer del drifting todo un arte.

Habrá muchos de vosotros que no consideréis al Volkswagen Passat como uno de los coches más emocionantes que existen. En cierto modo, tenéis razón, pues sus virtudes son otras. Hasta que éste cae en manos de Tanner Foust, claro. Para los que no le conozcáis -en Estados Unidos no necesita prestación alguna-, es uno de esos pilotos que ha hecho del derrape su modo de vida. En su palmarés lucen tres campeonatos Global Rallycross, cuatro medallas de oro en los X-Games y dos entorchados de Formula Drift. Como verás, problemas para manejar máquinas pasadas de caballos no tiene, precisamente.

El caso es que Tanner Foust regresó a la mencionada Formula Drift en 2015, después de un parón de cinco años. Y es aquí donde entra en juego el Volkswagen Passat. El piloto y su equipo se decidieron por este modelo para quemar neumáticos por doquier. Obviamente, la máquina que maneja Foust poco tiene que ver con la que nos encontramos en los concesionarios de la marca alemana. Se trata de uno de los coches destinados al drifting más extremos que jamás se hayan creado. Después, eso sí, de una intensa batería de cambios que han afectado prácticamente a cada tornillo del coche.

No te pierdas: Drift Girl te enseña a cruzar tu coche

La variación más radical la encontramos debajo del capó. Y nada de mejorar uno de los motores que ofrece Volkswagen. Foust y compañía se las han ingeniado para colocar en el Passat un LS7 de 8 cilindros en V que es capaz de entregar la friolera de 912 CV de potencia, ayudado por un kit nitroso. Tampoco queda rastro del sistema de tracción del Passat original, dando paso a la esperada propulsión trasera, como es menester en un vehículo destinado al mundo del drifting. Además, se ha instalado una nueva caja de cambios de cuatro velocidades y un embrague Tilton que aguante como un titán las demandas del piloto. Todo esto genera, como verás en el vídeo que acompaña a estas líneas, un sonido que asusta y enamora a partes iguales.

 

Sin embargo, el desempeño de este Volkswagen Passat no va a acabar en el mundo de la competición. El nuevo proyecto de Tanner Foust es añadir al interior del coche uso asientos traseros y convertirlo en una especie de 'taxi del miedo'. Sin duda, una correcta definición para los valientes que se atrevan a sentarse en ellos. 912 CV de potencia, Foust al volante, y cualquiera de nosotros sentados en la parte de atrás. ¿Te atreverías?