Noticia

Escándalo Volkswagen: 32 'kilos' para el ex CEO

Escándalo Volkswagen: 32 'kilos' para el ex CEO

Rebeca Álvarez

24/09/2015 - 10:55

El escándalo de la crisis de emisiones Volkswagen sigue dando novedades. Su presidente, Martin Winterkorn, ha dimitido, pero su indemnización se eleva a 32 millones de euros. Todo un pellizco. La marca alemana reconoce que instaló el software en 11 millones de coches de todo el mundo. Ahora anuncia que invertirá 6.500 millones de euros en subsanar su error, mientras un ingeniero asegura que avisó del problema hace un año.

La crisis de las emisiones de Volkswagen está alcanzando dimensiones insospechadas; no solo a nivel territorial pues ya se ha extendido por todo el mundo, también por el número de vehículos afectados y el dineral que le va a costar limpiar su imagen. El número de coches afectados por el engaño que descubrió la EPA (Environmental Protection Agency) es de 11 millones. Ahora, se ha cobrado su primera 'víctima', pues su presidente Martin Winterkorn ha dimitido.

El hasta ahora presidente y CEO del grupo Volkswagen, Martin Winterkorn, ha presentado su dimisión tras una reunión del consejo de supervisión de Volkswagen para abordar la crisis."Volkswagen necesita un nuevo comienzo, también en términos personales. Con mi dimisión dejo el camino libre", dijo ya el exprimer ejecutivo del conglomerado germano. Winterkorn se mostró "aturdido" ante el hecho de que el grupo Volkswagen fuera posible una mala conducta "a semejante escala". Eso sí, su indemnización asciende a 32 millones de euros.

Volkswagen reconoce que instaló el dispositivo de desactivación (el software con el que engañaba a los test de contaminación) en 11 millones de coches que luego ha repartido por todo el mundo. Anuncia también que subsanará el error y que aunque este dispositivo no afecta a la conducción invertirá 6.500 millones de euros en su retirada.

La cifra no es tan alta, sobre todo si se compara con los más de 15.000 millones que la marca ha perdido en un solo día al ver bajar sus acciones en bolsa más del 20%. A esto habrá que sumar las pérdidas que le suponga parar las ventas del motor 2.0 TDI en Estados Unidos hasta que se solucione y la multa que le impondrán. Además, ahora también parece que van a investigar los motores V6 TDI, por lo que el número de unidades subiría.

Desde AUTOBILD.ES nos pusimos en contacto con Volkswagen España para saber su postura ante esta crisis de emisiones, que se remite a lo que dice Volkswagen de sus coches en Europa, a través de un comunicado oficial. En el siguiente vídeo vas a encontrar todos los detalles:

No te pierdas: Europa insinúa los nuevos objetivos de emisiones de CO2

En el caso americano, la compañía ha reconocido haber manipulado la cifra de emisiones a través de un software; debido a esto, los 482.000 Volkswagen que incorporan el motor 2.0 TDI, etiquetado como 'Clean Diesel', no son tan limpios como aparentan; de hecho, sus emisiones de óxido nitroso son en realidad de 10 a 40 veces mayores que el límite permitido por la ley, a pesar de haber superado los test de manera positiva. Se especula con que la marca montó un software que era capaz de detectar cuando estaba pasando una prueba de emisiones para emitir la cifra legal. Luego, al salir a carretera, aumentaba el rendimiento y, con ello, las emisiones se elevaban hasta un 40 por ciento.

El presidente de la marca en Estados Unidos no ha tenido reparos en admitir, de forma literal, que "la hemos cagado". Por otro lado, un ingeniero de 45 años ha afirmado que hace un año advirtieron al fabricante del problema. Daniel Carder, director interino del centro para combustibles alternativos, motores y emisiones de la Universidad de Virginia Occidental (EEUU), afirma que hicieron pruebas de rendmiento a un Volkswagen Jetta, un Volkswagen Golf y (¡ojo!) un BMW X5. Los resultados fueron anómalos, salvo en el caso del de Múnich. Lo que no podía imaginar es que el escándalo tendría proporciones de este tamaño.

Desde la EPA, la agencia de protección del Medio Ambiente norteamericana, aseguran que "estas violaciones son muy serias" y que "esperaban algo mejor de Volkswagen". El fabricante alemán se enfrenta ahora a una multa de 37.500 dólares por coche (unos 33.214 euros y que en total sumarían unos 18.000 millones de dólares), aunque la investigación aún está en marcha, así que la cifra podría cambiar. Además, ahora las asociaciones de consumidores de Estados Unidos están empezando a organizar para pedir indeminzaciones particulares, por lo que la multa podría subir.

Martin Winterkorn, ex CEO de Volkswagen, ha declarado que "la compañía hará todo lo necesario por reparar el daño causado". Además de la sanción económica, la marca se enfrenta también a una restricción del citado propulsor, lo que podría afectar al próximo 'facelift' del Volkswagen Passat

Te interesa: Toyota pagará 1.200 millones de multa en EEUU

Desde Berlín también va a comenzar una investigación para determinar si el escándalo de las emisiones también se ha cometido en el viejo continente. El escándalo ha llevado a echarse las manos a la cabeza de muchos dirigentes alemanes, que cuentan con Volkswagen como uno de los principales motores económicos del país: "Un fraude así es algo injustificable e inaceptable" comentaba Stephan Weil, jefe de estado del gobierno federado de baja sajonia y miembro del consejo de administración de la compañía.

Lo cierto es que son tiempos turbulentos para Volkswagen. Este verano estalló una guerra civil en Wolfsburgo cuando Ferdinand Piëch, que era presidente del Consejo de Vigilancia del Grupo Volkswagen, fue ‘jubilado’ tras mantener una lucha de poder con Winterkorn. Según Piech, que es nieto del mismísimo Ferdinand Porsche, no había “confianza mutua necesaria para una cooperación exitosa".

Lo que no se le puede negar es el legado que ha dejado Piech: cuando en 1975 aterrizó en Audi no se esperaban el brutal impulso que iba a recibir la marca: motores de cinco cilindros, la tracción integral en los rallys... También aparece en su haber el lanzamiento del primer TDI en el Audi 100 TDI o la transformación de Skoda desde 1991, cuando entró bajo el paraguas del Grupo Volkswagen.

No te pierdas los cinco hitos de Ferdinand Piëch que convirtieron a VW en un gigante

Con estos datos, tampoco es complicado aventurar una ‘posible’, ‘probable’, ‘presunta’ (o como quieras llamarlo) 'venganza' por parte de un clan que ve cómo la ingente cantidad de poder que acumulaba se desvanece a marchas forzadas... El caso es que a Volkswagen se le viene una tormenta encima cuyas consecuencias todavía están por ver: si se demuestra que este fraude ha tenido lugar en todos los mercados donde la marca comercializa el motor diésel de dos litros, la multa podría ser absolutamente escandalosa y afectar, ya no solo a la reputación, sino también al futuro económico del grupo.

Lecturas recomendadas

Todo sobre Volkswagen

Volkswagen

Modelos de Volkswagen más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches

Más de Especial escándalo Volkswagen