Skip to main content

Noticia

Motor

Las verdaderas razones por las que varias compañías de seguros no reparan coches eléctricos

compañías de seguros no reparan coches eléctricos

Algunas aseguradoras se niegan a reparar coches eléctricos por el alto coste de las baterías y prefieren declararlos como siniestro total y mandarlos a chatarra.

Hace unos días, te hablábamos del gran problema de los coches eléctricos tras sufrir un accidente, un asunto que guarda relación con lo que te contamos a continuación. Hay varias compañías de seguros que no reparan coches eléctricos siniestrados y prefieren declararlos como siniestro total, aunque tengan pocos kilómetros. ¿Por qué ocurre esto?

El avance del coche eléctrico ha provocado la aparición de un grave problema para muchas compañías de seguros: el coste de reparar las baterías. En algunos vehículos no es posible reparar o evaluar el estado real de la batería, después de sufrir un golpe en un accidente.

Esto hace que las aseguradoras opten por desechar esos coches eléctricos cuyas baterías han sufrido daños leves, pero que resultan muy caros de reparar, y terminan tirando las baterías en desguaces, con el problema medioambiental que ello supone. 

Por tanto, se termina con una de las ventajas de los coches eléctricos frente a los tradicionales: al acumularse esos automóviles en depósitos de chatarra, como está ocurriendo con muchos modeos de Tesla nuevos, y no poder reciclar parte o la totalidad de las baterías, se rompe el principio de economía circular.

 

Las verdaderas razones por las que varias compañías de seguros no reparan coches eléctricos

compañías de seguros no reparan coches eléctricos

Desde diferentes autoridades, se está intentando convencer a los usuarios para que compren coches eléctricos porque son más sostenibles. Pero si hay que mandar a chatarra un coche eléctrico después de sufrir un leve accidente, el argumento de la sostenibilidad cae por su propio peso.

Las baterías pueden representar hasta el 50% del precio de los vehículos eléctricos, es el corazón, el componente principal del coche y, por tanto, el más caro, ya que está fabricado con materias primas muy costosas. 

En consecuencia, el coste reparación de la batería en caso de avería, accidente o degradación por el uso y le paso del tiempo es muy elevado, lo cual provoca que no sea rentable repararlas y las aseguradoras deciden “eliminar” el coche en su conjunto

Seguros más caros

coches más seguros 2019 euro ncap

Otra consecuencia derivada de este problema es que los seguros de los coches eléctricos serán más caros, lo cual supondrá un freno importante en las ventas. Muchos potenciales compradores de estos vehículos se echarán para atrás si tienen que pagar seguros más caros.

Esto se agravará a medida que aumente la cuota de mercado de los vehículos a verías hasta niveles importantes.

 Compensar los niveles de emisiones

Prohibición coches combustión

Por otro lado, hay un problema relacionado con el coche eléctrico que suele pasar desapercibido y tiene que ver con las emisiones de CO2. Se tiende a hablar de las emisiones que expulsan los automóviles por el tubo de escape, pero no de las que se emiten durante su proceso de fabricación. 

En el momento en el que un coche eléctrico sale del concesionario, no emite CO2 a la atmósfera, aunque tampoco se puede hablar de un vehículo cero emisiones realmente, ya que la electricidad para cargar la batería procede, en buena parte, de fuentes fósiles que expulsan gases a la atmósfera.

Pero, durante el proceso de fabricación, un vehículo eléctrico contamina mucho más que otro equivalente con motor térmico. Para compensar la diferencia de precio entre un coche eléctrico y otro de combustión y los niveles de emisiones de CO2 generados durante la fabricación, es necesario recorrer muchos kilómetros.

Pero si se manda al desguace un coche eléctrico tras sufrir un leve accidente, porque no es rentable reparar la batería, entonces pierde casi toda la ventaja en términos de emisiones

Acceso a los datos de las baterías

Este es el gran problema de los coches eléctricos tras sufrir un accidente

Por último, las compañías de seguros están embarcadas en otra lucha, la de acceder a los datos de las baterías para poder verificar su estado

Se dan casos de baterías que sólo están un poco rayadas y cuyas celdas, probablemente, no han sufrido daños, pero es necesario un diagnóstico exhaustivo para certificar su buen estado, según explica Christoph Lauterwasser, Director Gerente del Centro de Tecnología Allianz.

Y además