Noticia

Una 'startup' de Las Vegas crea un deportivo de 1.700 CV

Una 'startup' de Las Vegas crea un deportivo de 1.700 CV

Raúl Salinas

29/05/2015 - 12:23

Su nombre es largo: PSC Motors SP-200 SIN. Así es cómo ha decidido bautizar una 'startup' asentada en Las Vegas a su primer superdeportivo, una bestia a la que pretenden meter 1.700 CV de potencia gracias a un gigantesco motor V8 de nueve litros apoyado por otro motor eléctrico. En este híbrido la eficiencia energética poco tiene que ver con el respeto hacia el medio ambiente, ¿no te parece?

El PSC Motors SP-200 SIN es el nombre que la 'startup' americana PSC Motors ha bautizado a su salvaje creación. Será presentado el próximo 15 de junio y se trata de un deportivo absolutamente bestial en todas sus cifras. Es de recibo reconocer que a día de hoy no es más que un prototipo, pero quién sabe si con la ayuda de algún magnate californiano, este proyecto de un hiperdeportivo híbrido pueda algún día llegar a una hipotética cadena de producción, aunque está claro que su fabricación sería de modo completamente artesanal.

Pero vamos al grano. ¿Qué secretos guarda el PSC Motors SP-200 SIN? Pues se trata de un deportivo biplaza cuyo desarrollo empezó hace cinco años, por lo que no es una 'ida de olla' que cuatro colegas han realizado de un día para otro. Mecánicamente es un híbrido, aunque aquí la electricidad solo tiene un propósito: dar más potencia.

No te lo pierdas: Nos subimos al coche eléctrico más potente del mundo: 1.088 CV

El propulsor está colocado en posición central y se trata de un auténtico monstruo 'Made in USA': un V8 de 9.0 litros que gracias al motor eléctrico consigue una potencia salvaje: 1.700 CV. Lo más sorprendente es que consiguen ese nivel de potencia sin utilizar ningún tipo de sobrealimentación, por lo que sin duda será el coche atmosférico más potente del mundo. Todo este chorro de caballos será enviado a las ruedas traseras mediante una transmisión automática de doble embrague y 8 velocidades. ¿Todo atrás? ¡Madre mía que santa locura!

En cuanto a prestaciones, el PSC Motors SP-200 SIN se va a colocar entre la elite de los deportivos más veloces. Gracias al uso de fibra de carbono y aluminio y pese a contar con un motor gigante y varios componentes eléctricos, el peso se ha mantenido a ralla, parando la báscula en 1.400 kg. La marca espera conseguir una aceleración de cero a cien en 2,8 segundos, nada mal para un 'todo atrás' de semejante potencia, mientras que la velocidad máxima si que es increíble: 450 km/h. En apenas quince días conoceremos al deportivo americano más salvaje de las últimas décadas, ¿podrá contra los Koenigsegg, Pagani o McLaren? El tiempo lo dirá...

Lecturas recomendadas

Buscador de coches