Skip to main content

Noticia

Motor

Tres prototipos de Peugeot que se deberían haber fabricado

prototipos peugeot

Aquí tienes tres prototipos de Peugeot que se deberían haber fabricado. La firma francesa no los llevó a producción, pero, sin duda, debería haberlo hecho.

Los prototipos y concept cars son adelantos de lo que un fabricante está planeando construir. Sin embargo, en muchos casos no llegan a materializarse en un vehículo de producción, bien por ser un estudio de diseño o bien porque tan solo sirven de inspiración para otros modelos. Este es el caso de los tres prototipos de Peugeot que se deberían haber fabricado y, lamentablemente, no lo hicieron.

Estos tres prototipos modernos (todos son posteriores al cambio de milenio) deberían haber llegado a producción, ya que son vehículos que hubieran representado un importante punto de inflexión para el fabricante galo. Peugeot tomó la decisión de no fabricarlos en serie, pero de haberlo hecho seguro que hubieran ayudado a crecer a la compañía. Hoy los recordamos en este artículo.

Tres prototipos de Hyundai que se deberían haber fabricado

Peugeot 907 Concept (2004)

prototipos peugeot

Coincidiendo con el Salón del Automóvil de París de 2004, la firma gala reveló un interesante prototipo que, por desgracia, no llegó a producción. El Peugeot 907 Concept es el segundo modelo desarrollado bajo los esquemas de la serie 900 de la marca, justo después del Peugeot 905 con el que el fabricante conquistó las 24 de Le Mans de 1992.

El concept car 907 de Peugeot es un elegante coupé de dos plazas cuyo diseño se inspiraba en los modelos de la época, un gran turismo de fibra de carbono con un motor delantero V12. El propulsor, de 5.9 litros de capacidad, se desarrollo uniendo dos bloques V6 de 2.9 litros como los que Peugeot empleaba en otros modelos en ese momento.

El bloque desarrollaba 500 CV de potencia y unos impresionantes 620 Nm de par, cifras suficientes para una velocidad máxima anunciada por el fabricante de 300 km/h. Concebido para ser rival natural de modelos como el Aston Martin Vanquish o el Ferrari 575M Maranello, la firma del león demostró su capacidad para crear un deportivo de lujo y gran potencia a principios de los años 2000.

Por desgracia, aunque la marca estudió la posibilidad de lanzar una serie limitada a 50 unidades basadas en este prototipo, la propuesta finalmente se desestimó y el 907 Concept jamás superó la fase de estudio de diseño.

Peugeot 20Cup Concept (2005)

prototipos peugeot

Dos años después de deslumbrar al mundo con el 907 Concept, la firma del león se atreve con un híbrido entre automóvil y motocicleta. Este triciclo se denominó Peugeot 20Cup Concept y fue fabricado para su presentación en el año 2005. El 20Cup Concept combinaba el frontal de un automóvil con la parte trasera, incluida la rueda en posición central, de una motocicleta.

El concept se presentó en el Salón del Automóvil de Frankfurt de ese mismo año y fue originalmente creado con la intención de que llegara a los circuitos de carreras. El 20Cup tenía un peso de menos de 500 kilos, apenas 3,6 metros de longitud y una construcción aerodinámica donde se prescindía incluso del cristal delantero, lo que obligaba a conducirlo con casco.

Bajo la carrocería se encuentra un motor de gasolina turboalimentado de cuatro cilindros desarrollado en colaboración entre PSA y BMW. Este bloque desarrollaba 170 CV y ofrecía una cilindrada de 1.6 litros. Está ligado a un cambio manual secuencial de seis velocidades que envía toda la energía al tren trasero y su gran rueda de 18 pulgadas.

Peugeot 308 R Hybrid Concept (2015)

prototipos peugeot

El tercer prototipo de Peugeot que se debería haber fabricado llegó una década más tarde con la incursión de la segunda generación del Peugeot 308. En este caso, se trata del Peugeot 308 R HYbrid Concept que la marca presentó en el año 2015. Estaba basado en el diseño, características y plataforma (EMP2) del 308, pero lo dotaba de un potente sistema de propulsión híbrido enchufable.

Esta mecánica combinaba un motor de gasolina 1.6 THP con 270 CV de potencia junto a una pareja de motores eléctricos con 85 kW (115 CV) de potencia ubicados uno en la caja de cambios de seis velocidades y otro en el tren trasero. Esto tenía como resultado una potencia de hasta 500 CV y un par máximo de 730 Nm, así como un sistema de tracción integral.

Frenos deportivos, suspensión de alto rendimiento y todo el conocimiento de Peugeot Sport puestos en un coche con una relación peso-potencia de 3,1 kg/CV y un 0 a 100 km/h de 4 segundos. Si hubiera llegado a producción, el 308 R HYbrid Concept se habría convertido en el compacto de segmento C más potente del mercado.

Etiquetas:

prototipos

Y además