Skip to main content

Noticia

Motor

Tres peligros de llevar una bola de remolque

Cómo instalar la bola de remolque
R. Timm

Muchos conductores tienen una bola de remolque fijada al parachoques trasero para enganchar un remolque o una caravana, una solución muy práctica cuando se hace un viaje. Pero ¿qué pasa cuando no la usas?  Aquí te mostramos tres peligros de llevar una bola de remolque

Cuando llega un puente tan largo como el que viene, de la Constitución y la Inmaculada, muchas familias aprovechan para viajar hasta un lugar de descanso para desconectar unos días. 

Práctico: todo lo que tienes que saber sobre las bolas de remolque

En esos casos, el maletero se hace pequeño y surge la necesidad de usar un remolque donde transportar aquellos objetos más grandes. O bien una caravana para pasar unos días en un camping. 

Pero el resto del tiempo la bola de enganche permanece sin uso y pueden aparecer algunos problemas. Ya te contamos cómo instalar una bola de remolque, paso a paso, pero ahora te vamos a mostrar tres situaciones en las que debes tener cuidado con este instrumento. 

Cuidado a la hora de aparcar con una bola de remolque

Tres peligros de llevar una bola de remolque
Al aparcar, puedes provocar daños a terceros

Uno de los peligros de llevar una bola de remolque en el coche se produce a la hora de realizar una maniobra de aparcamiento. Si tu coche tiene una bola atrás y no tienes suficiente cuidado, puedes golpear el coche que esté estacionado justo detrás, si lo hay.

Igualmente, si hay un vehículo aparcado delante, puedes golpearlo y provocar daños en tu parachoques delantero. Es verdad que la mayoría de los coches actuales llevan sensores de aparcamiento, pero no miden la distancia a la que queda la bola de enganche. 

Qué necesitas para pasar la ITV

Tres peligros de llevar una bola de remolque
Tras instalar una bola de remolque, hay que acudir a la ITV

En segundo lugar, en España, la instalación de una bola de remolque, ya sea fija o desmontable, se considera como una reforma de importancia, lo que obliga a modificar la ficha técnica de tu vehículo y, por tanto, acudir a la ITV para su homologación.

Una vez que te instalen la bola en un taller homologado, dispones de diez días para ir a una estación de ITV con los documentos que te hayan dado en el taller. Allí te modificarán la ficha técnica, incluyendo la reforma practicada, y la bola de remolque quedará completamente homologada.

De esta forma, evitarás futuras sanciones económicas y podrás pasar la ITV sin problemas. 

Conducir con y sin bola de remolque

Tres peligros de llevar una bola de remolque
La bola de remolque no puede ocultar la matrícula ni la iluminación

Hay una duda que sobrevuela a muchos conductores: ¿me pueden multar por circular con una bola de remolque sin llevar un remolque? La respuesta es no. Pero sí se han dado situaciones en las que un conductor ha sido multado con 200 euros por llevar una bola de remolque. 

No es una contradicción. La clave está en si la bola de remolque impide ver correctamente la matrícula o tapa parte de la iluminación. Si esto no ocurre, entonces no te pueden multar

Como recoge el artículo 9.2 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad, “el conductor deberá verificar que las placas de matrícula del vehículo no presentan obstáculos que impidan o dificulten su lectura e identificación”.

Por otra parte, si tienes una bola de remolque desmontable, sí conviene que la quites cuando no la utilices y la guardes en el maletero. Así evitarás daños a terceros, por ejemplo, en una maniobra de aparcamiento, como te decíamos anteriormente. 

Etiquetas:

Seguridad

Y además