Skip to main content

Noticia

El Seat Arona pasa las pruebas Euro NCAP con cinco estrellas

Seat Arona EuroNCAP

El Ibiza, el León y el Ateca también consiguieron la máxima puntuación

Al Seat Arona le ha tocado sufrir para que tú no lo hagas. El SUV español ha sido sometido a las pruebas europeas de seguridad Euro NCAP y ha conseguido la máxima puntuación.

Te interesa: el Seat Arona ya de puede pedir con motor diésel

Tras ser estampado a distintas velocidades y en diferentes condiciones, el Seat Arona ha superado el Euro NCAP con cinco estrellas, lo que demuestra que sus sistemas de seguridad activa y pasiva funcionan.

Tal y como ha explicado Seat en un comunicado, el nuevo Arona ha conseguido excelentes resultados en cada uno de los apartados que componen los ensayos de seguridad de Euro NCAP, destacando sobre todo en protección de ocupantes y peatones.

También los sistemas de asistencia a la conducción del nuevo SUV urbano han ofrecido un rendimiento especialmente brillante. En este sentido, cabe destacar la eficacia del sistema Front Assist, la frenada de emergencia automática en ciudad con reconocimiento de peatones que se ofrece de serie en todos los acabados del Seat Arona. Con este sistema, el coche es capaz de frenar de forma automática cuando se aproximamos al vehículo que le precede o a un peatón, siempre que detecte que el conductor no está frenando.

El Seat Arona consigue los mejores resultados en las pruebas de protección a pasajeros adultos, entre otras cosas porque cuenta con cinturones con pretensión y limitación de carga en las plazas delanteras y también en las traseras. También son de serie los anclajes Isofix y Top Tether (para mejorar la sujeción de las sillas infantiles), así como el limitador de velocidad, el tercer reposacabezas trasero, el avisador de uso del cinturón en todas las plazas y seis airbags

En este vídeo puedes ver cómo fueron las pruebas Euro NCAP del Seat Ibiza

Para valorar el nivel de seguridad que ofrecen, la Unión Europea obliga a que todos los vehículos de nuevo lanzamiento se sometan a una serie de ensayos, donde se examina el comportamiento del vehículo en multitud de simulaciones reales de choque, permitiendo analizar los daños sufridos tanto en la carrocería del coche, como las consecuencias que se derivan en los ocupantes del mismo.

Por ejemplo, para verificar de manera el nivel de protección infantil, se incluyen ensayos de choque con dummies que simulan niños de entre 6 y 10 años de edad. También hay pruebas de choque frontal o lateral contra un poste a 75°.