Skip to main content

Noticia

Competición

Romain Dumas, cuando no llegar a la F1 te cambia la vida

Romain Dumas

Conocemos un poco más a Romain Dumas y su carrera deportiva. El francés es uno de los pilotos más completos y con más talento del automovilismo actual.

Volkswagen regresa a Pikes Peak en 2018 y lo hace con el mejor piloto posible para triunfar en esta carrera: Romain Dumas. El francés, natural de Alès (Francia), ha ganado tres veces la conocida como la carrera hacia las nubes y Volkswagen ha visto en él su mejor aliado para convertir su nuevo I.D. R en el coche eléctrico más rápido en Pikes Peak.

Romain Dumas

El francés Romain Dumas es un verdadero amante del automovilismo. Le gusta correr, da prácticamente igual con qué coche (aunque tiene sus preferencias) y siempre le quedará la duda de qué resultados habría conseguido si hubiese llegado a la Fórmula 1. Dumas comenzó su carrera en el karting, se pudo permitir dar el salto a los monoplazas y empezó a cosechar cierto éxito: fue tercero en Fórmula Renault francesa de 1997, pasó por la Fórmula Palmer, Formula 3 Francesa…

Mientras trataba de ascender en los campeonatos de monoplazas, aprovechó la oportunidad de competir con un Porsche 911 del equipo Freisinger en algunas carreras y sorprendió en pruebas como las 24 Horas de Le Mans, donde fue segundo en la clase GT. En 2002 participó en la Fórmula 3000 (algo como la actual Fórmula 2) mientras corría en pruebas de GT como los 1000 kilómetros de Suzuka o las 24 Horas de Spa-Francorchamps.

Romain Dumas

Dumas tuvo éxito en prácticamente todo. Llegó a ser segundo en la Fórmula 3000 y por ello se ganó la posibilidad de hacer un test con el Renault R202, con el que corrieron aquella temporada Jarno Trulli y Jenson Button. Tuvo dos días de pruebas con la escuadra francesa en Montmeló y coincidió en pista con Alonso, que era probador en aquel entonces. Los titulares de la prensa en aquella fecha mostraban la sorpresa por el rápido ritmo de Dumas, que se quedó a cuatro décimas del mejor crono de Alonso.

No encontró la posibilidad de dar el salto a la Fórmula 1 tras su éxito en la Fórmula 3000 y decidió centrarse en las carreras de GT. En 2003 fue tercero en la Porsche Carrera Alemania, ganó las 24 Horas de Spa-Francorchamps, Petit Le Mans, volvió a correr Le Mans, las 12 Horas de Sebring… y eso solo fue el principio de una larga historia de victorias y buenos resultados.

Entre los grandes éxitos de Dumas en competición destacan triunfos en las 24 Horas de Nürburgring (2007, 2008, 2009, 2011 y 2013), American Le Mans Series ( 2007 y 2008), dos triunfos en las 24 Horas de Le Mans como piloto oficial de Audi y Porsche (2010 y 2016) y una tercera victoria en GT (2013). Así mismo, Dumas compite en rallys con un Porsche de Rally GT, en el Dakar y en la mítica Pikes Peak, donde ha ganado en tres ocasiones y en 2018 luchará por el récord eléctrico con Volkswagen.

Romain Dumas

Tiene una ajetreada agenda de la que no se queja. Bueno sí, solo cambiaría los múltiples vueltos que debe coger para desplazarse de punta a punta del mundo. Todo lo demás lo define con una sola palabra: pasión.

Se perdió la presentación del I.D. R… porque estaba corriendo

Cuando Volkswagen destapó la lona del nuevo I.D. R, Romain Dumas no estaba presente en Francia. El de Alès se encontraba en Monza, disputando la carrera del campeonato de GT Blancpain Endurance Series, con un Porsche 911 GT3 R, que compartía con los pilotos Dirk Werner y Frederic Makowiecki. En realidad se perdió la presentación de forma presencial, porque la siguió por “streaming” desde el box, aprovechando problemas mecánicos en su vehículo.

Porsche Romain Dumas

Al día siguiente, a primera hora, Dumas estaba atendiendo a la prensa asistente y a mediodía, rodando por primera vez con el coche que pilotará en Pikes Peak el próximo 24 de junio.

Mejor que si hubiese llegado a la F1

No sabemos qué habría pasado si Dumas hubiera llegado a competir en la Fórmula 1 ni podemos imaginar los resultados que habría logrado, pero el francés no quiere perder ni un solo segundo en pensarlo. La razón es simple: está feliz con lo que ha conseguido sin pasar por la F1. La categoría reina de monoplazas es tremendamente exigente y no habría sido compatible con sus programas deportivos actuales, compitiendo en rallys, Dakar, GTs, Pikes Peak, Mundial de Resistencia…

“En 2002 hice un test con Renault. Ahora, 15 años después de aquello, echo la vista atrás para pensar qué me faltó por hacer y, sí, diría que me ha faltado la Fórmula 1 y la Indycar”, explicó Dumas ante los medios. “Probé el coche de la Indy con Penske y tengo que decir que fue muy emocionante, pero también pensé que era muy peligroso”.

Romain Dumas

“La F1 es la única categoría que diría que… bueno, no estaba hecha para mí. Si hubiese corrido allí, no sé si hoy me iría tan bien, porque nunca hubiese ido al Dakar, subido Pikes Peak y todo lo que he hecho. Estoy contento con lo que hago. La vida que llevo me ha permitido probar diferentes tipos de coches y al final esto es lo que me gusta”, admitió.

A pesar de que la popularidad de la Fórmula 1 sea insuperable – en esta parte del mundo al menos – por ningún otro campeonato, es fantástico encontrarse con pilotos como Dumas por circuitos de todo el planeta. Irradia pasión por el motorsport cuando se acerca a cualquier “artefacto” con ruedas, y eso es lo que el automovilismo – y los que lo seguimos – debemos admirar.

Imagen: Volkswagen Motorsport

 

Lecturas recomendadas