Skip to main content

Noticia

Motor

Puntos de recarga para coches eléctricos: cómo funcionan, apps, mapas...

Wallbox Pulsar Plus

Amazon

Recuperar la energía que los vehículos enchufables necesitan para funcionar es sencillo. La acción es la misma que cuando se trata de cargar el teléfono móvil: coges el cable, lo conectas por un lado al dispositivo y por otro a la corriente y a esperar. La parte difícil (que no lo es tanto) está en saber si los puntos de recarga para coches eléctricos son compatibles, dónde están... 

Dedicamos las siguientes líneas a solventas todas las dudas sobre la recarga eléctrica.

Cómo funciona un punto de recarga para coches eléctricos

Sin entrar en explicaciones demasiado técnicas, los cargadores eléctricos se utilizan para que un coche eléctrico obtenga la energía que necesita para circular. Más sencillo: es como el surtidor de la gasolinera, pero en lugar de diésel o gasolina lo que suministra es electricidad.

En función de la cantidad de la potencia que pueden llegar a suministrar existen diferentes tipos de carga:

  • Recarga convencional. Es la que se realiza en el hogar. El tiempo y la potencia depende de si lleva a cabo desde un cargador específico (normalmente conocidos como wallbox) o desde un enchufe de toda la vida (Shuko). La potencia suele oscilar en 3,6 kW y 7,4 kW, depende del cargador y de la potencia contratada
  • Recarga rápida. Es la que ofrecen la mayor parte de estaciones de recarga de uso público. La potencia suele ser de 50 kW en corriente continua
  • Recarga ultrarrápida. Hasta hace relativamente poco tiempo, la recarga ultrarrápida era la que ofrecía potencias de hasta 150 kW (ojo, no todos los vehículos eléctricos soportan esta potencia). A día de hoy, en el mercado es posible hacer una recarga eléctrica a 350 kW e, incluso, a 400 kW (en el hub Canalejas 360 de Madrid, por ejemplo)
recarga coche eléctrico endesa
Vicente Cano.

Mapa de los puntos de recarga de España

Uno de los grandes retos de la movilidad eléctrica en España es crear una red de recarga de calidad que permita recorrer la Península sin miedo a la autonomía.

Fabricantes de vehículos eléctricos y energéticas trabajan a la par para alcanzar este objetivo. Iberdrola, por ejemplo, tiene en marcha un ambicioso plan que le llevará a tener instalados un total de 150.000 puntos de recarga en 2030. Y marcas como Volkswagen han creado una red de recarga rápida, Ionity. 

 

Tener localizados los puntos de recarga de uso público es fundamental cuando se trata de planificar una ruta en coche eléctrico. Hace tiempo el Gobierno se comprometió a crear un mapa oficial de puntos de recarga. De consulta pública esta base de datos debía estar lista el pasado mes de mayo; sin fecha de publicación, desde el MITECO aseguran que siguen trabajando en ello.

Hasta que este esté listo, hay muchas aplicaciones (más allá de las de los propios operadores como Endesa, Repsol...) que permiten visualizar la ubicación de los cargadores de coches eléctricos. Uno de los más populares es Electromaps.

El precio de cargar un coche eléctrico en España

Como sucede con los combustión, para saber cuánto cuesta recargar un coche eléctrico hay que echar cuentas porque la cifra final depende del modelo en cuestión.

Si para los coches de gasolina la cuenta es el número de litros que caben en el depósito por el precio del carburante; en el caso de los eléctricos lo que habrá que multiplicar es el precio del kilowatio-hora (kWh) de la estación elegida por la capacidad de la batería.

Puntos de recarga de coches eléctricos

Un ejemplo. Si nuestro eléctrico tiene una batería de 50 kW y la estación cobra 0,35 €/kWh una recarga completa costará 17,5 euros.

Si la recarga se hace en casa el precio será el que tengas acordado con la compañía eléctrica. Normalmente las cargas particulares, ya sea en garaje comunitario o privado, se realizan por la noche cuando el precio de la luz es más bajo e, incluso, gratuito.

Cuánto cuesta instalar un punto de carga en casa

Dejamos ahora la recarga pública para centrarnos en la que, según numerosos estudios es la opción elegida por quienes buscan que la suya sea una movilidad sostenible: la recarga en casa. 

El precio de la instalación de un punto de recarga en un garaje particular depende de varios factores. Para empezar, no es lo mismo si el tuyo es un aparcamiento de uso público o privado. En este sentido es importante matizar que si lo compartes con otros vecinos no necesitarás su aprobación, solo tienes que informar por escrito de tu intención de colocar un cargador en tu plaza.

Los mejores cargadores cargadores para coches eléctricos

A partir de aquí, son varios los factores que influyen en el precio de la instalación de un punto de recarga particular. Los más importantes: metros de cable, forjados, tipo de cargador, mano de obra y certificados. 

Teniendo en cuenta todos estos factores, podemos decir que, de media, el precio ronda los 1.500 euros.

tipos wallbox

Medidas para impulsar un red de carga nacional

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima fijado por el Gobierno a través del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha fijado como objetivo que en 2030 haya en España cinco millones de coches eléctricos en circulación. Como hito intermedio serán 250.000 en 2023.

Cinco millones de vehículos eléctricos e híbridos enchufables necesitan muchas puntos de recarga en vías públicas de ahí que hayan aprobado diferentes medidas de impulso para llegar a los 100.000 cargadores en los próximos meses.

Plan Moves III Infraestructuras

Una de las más relevantes es la reserva de una parte del presupuesto del programa de ayudas a la compra de vehículos eficientes, el Plan Moves III, para subvencionar la instalación de puntos de recarga públicos y privados.

Con este programa de ayudas se puede conseguir financiación por un valor equivalente al 70% del precio de la instalación sin impuestos. Pero cuidado, la entrega de la ayuda no es ni mucho menos inmediata...

La verdad sobre el Plan Moves III: instalé un punto de carga hace un año y todavía estoy esperando para cobrar la subvención

Unsplash

Preinstalación en edificios y puntos de carga en todas las gasolineras (o casi)

El próximo año entrará en vigor el Real Decreto de puntos de recarga. Entre otras medidas, impone la obligación de que todos los aparcamientos no residenciales con más de 20 plazas (centros comerciales, hoteles...) tengan al menos un punto de recarga por cada 40 plazas.

También que todas las edificaciones propiedad de la Administración General del Estado deberán instalar al menos un cargador por cada 20 plazas. 

Y que todos los edificios de nueva construcción cuenten con una presintalación de puntos de recarga. Una preinstalación de este tipo conlleva la realización de canalizaciones, pasa muros y arquetas que dejan la mitad del trabajo hecho para una futura instalación. En aquellos edificios con preinstalación el coste de instalación para el usuario será menor.

Para compensar el precio de las instalaciones, a partir del 1 de enero de 2023 los ayuntamientos podrán ofrecer bonificaciones del 50% en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE). Se contempla también la exención de hasta el 90% de los impuestos en obras relativas a la instalación de puntos de recarga.

Y además