Skip to main content

Noticia

Prueba: Nissan GT-R50 by Italdesign

Prueba del Nissan GT-R50 by Italdesign

Italdesign y Nissan celebran su 50 cumpleaños. ¿El mejor regalo? Una preparación celestial sobre el Nissan GT-R. La firma imprime todo el estilo italiano a la carrocería japonesa, pero no es lo único. Te lo contamos al volante. Prueba: Nissan GT-R50 by Italdesign.

No te pierdas: Novedades 2019

Por el momento es un prototipo, pero nosotros ya lo hemos conducido por Nueva York. El diseño , con la sección trasera dotada de líneas más fluidas y pasos de rueda destacados, una zaga nueva y los acentos dorados, le da a uno la impresión de estar ante un coche totalmente nuevo.

VÍDEO: La gama más deportiva de Nissan se llama Nismo

Lo mismo pasa dentro, donde, aparte de los mandos del climatizador, todo cambia. En lugar de la conocida instrumentación analógico, me encuentro con la pantalla digital verde de la versión de competición GT3. El carbono recorre el salpicadero y el túnel central. 

La línea del techo ha bajado en 5,5 centímetros, lo que le sienta de maravilla en el apartado estético, no así en confort: el espacio para la cabeza es ahora muy justo. 

El 3,8 litros V6 con doble turbo recibe, por medio de tecnología de competición, una cura que eleva la potencia de 600 a 700 CV. Ahora lleva, entre otras virguerías, un refrigerador del turbo más grande y nuevos pistones y bielas, así como otros inyectores de aceite y un cigüeñal modificado. El cambio de doble embrague de seis velocidades ha sido reforzado para aguantar la embestida de sus 780 Nm de par. 

El de serie será aún más bestia

"El motor y la aerodinámica se modificarán aún más en el modelo de serie", me aclara Andrea Porta, de Italdesign, "y aún reduciremos más su peso, para que pueda alcanzar los 315 km/h". 

Por el momento no podremos comprobar en carretera, con esta unidad de prueba, cuál es la velocidad máxima que podemos alcanzar, pero un par de acelerones bastan para demostrar que es aún más bestia que el muy potente GT-R Nismo.

A nuestro paso por la ciudad, los peatones se quedan anonadados, muchos levantan el pulgar, y otros sacan los móviles rápidamente para fotografiarnos. En un semáforo, un mero gesto sobre el botón del túnel central de carbono varía el sonido y lo embrutece aún más, al mismo tiempo que las caras de asombro se multiplican a nuestro alrededor. 

Prueba del Nissan GT-R50 by Italdesign

A partir de marzo de 2020, 50 afortunados propietarios recibirán una de estas joyas. El precio estará en torno al millón de euros, pero según el nivel de personalización, podrá pasar esa marca holgadamente. "Prácticamente todo lo que se les pase por la imaginación pueden pedirlo, y lo haremos realidad", zanja Andrea Porto. 

¿Cuál es tu coche ideal?

Y además