Skip to main content

Noticia

Prueba: Jeep Gladiator. En el exceso está su virtud

Al volante del Jeep Gladiator

Aquí un claro ejemplo de un modelo de nicho: el Jeep Gladiator, derivado del Jeep Wrangler,  es un descapotable de caja plana, con doble cabina. En 2020 vendrá a nuestro mercado, pero nosotros ya hemos podido conducirlo. Prueba: Jeep Gladiator. 

No te pierdas: Novedades 2019

Para empezar, hay que dejar claro que este es un coche para llegar a cualquier parte por cualquier camino. Incluso si no hay camino: sus 28 centímetros de altura respecto al suelo lo hacen posible. Menos mal que lleva un robusto asidero en el pilar A

VÍDEO: Aquí tienes el Jeep Gladiator en movimiento

Eso, para el acompañante. Porque el conductor, nada más sentarse tras el volante, su parabrisas vertical parabrisas y el largo morro, ya empieza a sentir cierta emoción. Y eso, aun antes de encender el motor. 

Quitar la capota de delgada lona es sencillo, y queda bien plegada tras la segunda fila de asientos.  También puede quitar las puertas: las brocas Torx correspondientes para desatornillar es una herramienta de abordo Gladiator. 

¡En marcha!

Y ya por fin, presiono brevemente el botón de arranque (resistente a la intemperie), y despierta bajo el capó el V6 gasolina de 3,6 litros, con 285 CV, que empieza a borbotear una suerte de rugido. Tengo, para domarlos, una caja automática de ocho velocidades. Si quiero, puedo pedir el Gladiator con la transmisión manual de seis velocidades. 

El recorrido por el campo se convierte en una aventura con emociones fuertes, porque sorprende la facilidad con la que pasa por terrenos complicados. Con un ángulo de inclinación de 43,5 grados en la parte delantera y 26 grados en la parte posterior, el Jeep corona casi todas las colinas que me propongo. 

Alrededor de la caja de transmisión, el depósito y el cárter, hay numerosos componentes protectores. Frente al parabrisas abatido (cuatro tornillos), el mundo está a mis pies. Y detrás, puedo llevarme lo que quiera: la caja tiene espacio de sobra para alojar sus hasta 725 kilos de capacidad.  Si es necesario, los asientos se pueden plegar para expandir el área de carga. Las tablas de surf y las bicicletas se pueden colocar en la caJA con un soporte especial. Mopar, el departamento de tuning y accesorios de Jeep, tiene muchas ideas inteligentes en en la lista de equipamiento. 

El Gladiator Rubicon viene de serie con una cámara frontal para que sea más fácil detectar los obstáculos. Por cierto: su capacidad de vadeo es de 76 centímetros. Para que te hagas una idea: el Mercedes Clase G tiene "solo" una profundidad de vadeo de 70 centímetros. Una vez en la carretera, casi no hay diferencias con el Wrangler normal. Y las que hay, son para mejor: por asfalto en mal estado, filtra con algo más de fluidez y no resulta tan seco, lo que tiene que ver con su distancia entre ejes, 49 centímetros más larga. 

Para mediados de 2020, el gladiador debe venir a nosotros. Un dato: las 4.190 copias de la edición inicial se agotaron en los EE. UU. después de un día.

¿Cuál es tu coche ideal?

Y además