Logo Autobild.es

Prueba Audi A4 allroad 40 TDI Heritage, polivalencia ECO solo para 55 elegidos

Prueba Audi A4 TDI Heritage
Foto del redactor David LópezFoto del redactor David López

Un coche ideal por prestaciones, tamaño, polivalencia y Etiqueta ECO... aunque no es barato

Cada vez estoy más convencido de las bondades y ventajas de las carrocerías Avant. Es como Audi denomina a sus berlinas familiares y es la mejor silueta para un coche de este tamaño. Por diseño ya son más espectaculares la berlina, más todavía con los aditamentos estéticos de esta serie Especial Heritage, que he podido probar a fondo y te cuento en esta prueba.

El Audi A4 allroad es un modelo sobradamente conocido, una de las opciones premium más recomedables del mercado por su equilibrio entre calidad de acabados, confort de marcha, comportamiento y, en este caso, consumo. Porque se mueve con el conocido motor 40 TDI de 204 caballos que declara un gasto medio de solo 6,2 litros/100 kilómetros.

Interior Audi A4 Avant

La exclusividad siempre tiene un precio

¿Cuál es, entonces, la principal novedad de este alemán? Pues que se trata de una serie especial denominada Heritage, destinada solo a 55 afortunados que puedan pagar los 70.000 euros que cuesta. Tengamos en cuenta, por ejemplo, que un A4 Avant de entrada a la gama con este mismo propulsor de 204 CV cuesta 54.600 euros.

La diferencia de precio se justifica por varias medidas. En primer lugar, la exclusividad de una versión que llega a tan pocas personas y que se distingue del resto en el exterior con el paquete de estilo negro Plus, llantas de 19 pulgadas de Audi Sport con diseño de10 radios, acabado en color negro, faros Matrix LED con escenificación lumínica dinámica e intermitentes dinámicos. 

 

En el interior destacan unos asientos delanteros deportivos y calefactables que sujetan el cuerpo de verdad (de hecho me costó al principio hacerme a su respaldo), sistema de iluminación ambiente interior con posibilidad de seleccionar más de 30 colores, equipo de sonido Audi Sound System con 10 altavoces, llave de confort, asistente de arranque en pendiente, preinstalación de gancho de remolque y el paquete de asistentes City. 

Además, esta versión quiere hacer honor a la tradición quattro de la marca de los cuatro aros, como prueban diversas inserciones con ese logo repartidas por la carrocería y los asientos y como se disfruta sobre todo al comprobar al volante el plus de agarre y seguridad que siempre supone la tracción integral en un coche.

Audi A4 Avant Heritage trasera

Versatilidad por todos los lados

Un plus de versatilidad a sumar dentro de una carrocería muy práctica, gracias a un maletero de 495 litros que roza los 1.500 si abates los asientos. Una zona con un plano de carga muy bajo y unas formas muy regulares que faciliran las operaciones. Y otro plus de versatilidad luce en su parabrisas gracias a la Etiqueta ECO de la DGT para entrar en las ZBE.

Porque se mueve gracias al motor 2.0 TDI de cuatro cilindros y 204 caballos, un turbodiésel que luce esa distinción medioambiental gracias a la microhibridación que implica el apoyo de una batería de iones de litio de 48V y un alternador de arranque conectado al cigüeñal mediante una correa. Se trata de un apoyo al motor de combustión, sobre todo las primeras fases de carga.

Volver a sentir la patada de todo un TDI

En marcha, la respuesta de este A4 allroad es la habitual de todo TDI: mucha fuerza desde 1.500 vueltas, "patada" a 2.000 y vida hasta poco antes de las 4.000 vueltas. Se asocia a un cambio automático de siete relaciones que domestica en cierta medida a la caballería, sobre todo si conectas el modo Sport.

Es un un coche que prima el confort de marcha en todos los pasajeros, pero que no se arredra en tramos de curvas gracias a su buen chasis, a la tracción Quattro y a los programas deportivos que se pueden configurar en el menú principal y que en conjunto le dotan de una dinámica realmente ágil. Ayuda en eso una dirección muy rápida, que permite sentir al milímetro lo que pasa bajo las ruedas.

Audi A4 allroad Heritage

Confort por la capacidad del chasis para filtrar los baches, por la buena insonorización de un habitáculo donde no se percibe la habitual sonoridad de un motor diésel y por los asientos de cuero Nappa exclusivos de esta serie especial Heritage, que también monta de forma exclusiva costuras de contraste plata diamante en asientos, volante y pomo del cambio.

Eso sí, esta enorme polivalencia mezclada con un toque de exclusividad único (sin duda tendrás el Audi A4 allroad más diferente y elegante del mercado) tiene un precio. En este caso son 70.000 euros, que suponen 15.000 euros extra frente al modelo normal con la misma motorización.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Etiquetas: coches familiares