Noticia

Prototipos abandonados: Lotus Esprit

Rebeca Álvarez

06/10/2016 - 09:26

En el mundo de los prototipos abandonados hay que recordar al Lotus Esprit, que cumple 40 años. Su motor de cuatro cilindros y 160 CV y una velocidad máxima de 222 km/h fueron suficientes para situarlo al nivel del Porsche 911 de la época. ¡Descubre la historia del Lotus más popular!

En esta entrega de prototipos abandonados te traigo un modelo que está de celebración: el Lotus Esprit, que cumple 40 años. Aunque el concept fue presentado en 1972, en realidad no fue hasta el 76 cuando llegó la primera unidad de producción, que salió de la fábrica de Hethel (Reino Unido).

No te pierdas: Este Lotus Esprit es una vieja gloria restaurada

Hasta entonces, la compañía británica había hecho coches de calle, pero nunca se había aventurado demasiado con los coches deportivos. Sin embargo, el Esprit cambió todo. Su motor de cuatro cilindros y 160 CV, capaz de alcanzar una veloidad máxima de 222 km/h lo situaron a la altura del Porsche 911 de la época.

Es cierto que Lotus exageró algunas de sus capacidades - como por ejemplo, que era capaz de lograr el "prácticamente imposible en el mundo real" 0 a 100 km/h en 6,8 segundos - el Lotus Esprit se convirtió rápidamente en un éxito. Y es que la marca supo cómo actuar...

Como utilizó partes de otros automóviles (luces traseras del Fiat X1/9, manetas de las puertas del Morris Marina, la caja de cambios del Maserati Merak...) pudo utilizar todo su dinero en desarrollar un deportivo ligero y equilibrado con una configuración de chasis excepcional. En cuanto los periodistas de motor se pusieron al volante, todos los ojos se centraron en él para descubrir cómo era conducirlo.

Cierto es que sus prestaciones no era sorprendentes en un mundo en el que el De Tomaso Pantera, Ferrari 308 y Lamborghini Countach dominaban el mundo. Incluso hoy en día, el Lotus Esprit Serie 1 sigue siendo excepcional si lo comparas con modelos como el Lotus Elise o el Exige

La experiencia de conducción fue importante, pero lo que de verdad le lanzó al estrellato fue su papel en las películas de James Bond, tras su breve aparición en "La espía que me amó" en 1977. Puedes verlo en la siguiente galería de imágenes:

Durante sus dos años de vida, Lotus lo analizó hasta que descubrió que era el momento de cambiarlo. En 1978, la Serie 2 ya estaba lista con nuevas características que le transformarían en una nueva bestia.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches