Noticia

Prototipos abandonados: Chrysler Lamborghini Portofino 1987

Aarón Pérez

26/05/2016 - 16:48

Entre los muchos prototipos abandonados que existen tenemos este Chrysler Lamborghini Portofino de 1987 que debutó ese mismo año en el Salón de Frankfurt. Estaba basado en el chasis del Jalpa y contaba con un motor V8 de 3.5 litros que entregaba 255 CV y 310 Nm de par, asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades.

No te pierdas: Prototipos abandonados: Ferrari 408 4RM de 1987

El "último sedán touring con motor central", así era descrito nuestro prototipo abandonado, el Chrysler Lamborghini Portofino de 1987, el cual debutó en el Salón de Frankfurt de ese año sobre un chasis de otro Lamborghini, el Jalpa. A fin de cuentas era un prototipo de la firma de Sant'Agata Bolognese con el interior de un Chrysler Pentastar que simbolizaba la toma del control de Lamborghini por parte de la firma americana hoy perteneciente a FCA.

En términos de diseño, el Portofino era una evolución del Chrysler Navajo que tan solo había sido construido en un modelo de arcilla. El diseño fue actualizado para mostrar más aún la conexión entre ambas marcas. El coche fue construido por Coggiola, en Turín, Italia, y tuvo que ser alargado en 66 cm para crear una cabina lo suficientemente amplia para albergar a los pasajeros de las plazas traseras.

No contaba con pilares B y las cuatro puertas se abrían hacia arriba (a modo tijera) para facilitar el acceso al interior. Se empleó cuero en tres tonos diferentes de azul para vestir la cabina, el volante era regulable, al igual que la palanca de cambios y el panel de instrumentos. 

El motor elegido, por su parte, era un bloque V8 de 3.5 litros que entregaba 255 CV y 310 Nm de par. Estaba asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades, la cual canalizaba toda la potencia al asfalto a través de un sistema de propulsión trasera. Por su parte, esta configuración le permitía alcanzar los 240 km/h de velocidad máxima.

Tan solo se llegó a construir un solo ejemplar, el cual fue destruido en un accidente en 1991. Chrysler, al parecer, llegó a desembolsar 300.000 dólares a Metalcafters, en California, para restaurar el Lamborghini Portofino. Éste, ahora se encuentra en una exposición permanente en la sede de la compañía en Auburn Hills, Michigan.

Fuente: Motor1

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Aarón Pérez

Colaborador

Apasionado de los coches desde que tengo memoria. Colaborador en Auto Bild.

Buscador de coches