Skip to main content

Noticia

El problema que podría frenar al coche eléctrico

Coche eléctrico más 300 km autonomía

El proceso de extracción y distribución de este material supone grandes costes y deja huella en el terreno.

Te puede interesar: Los diez coches eléctricos con más autonomía del mercado

Como bien sabes, el litio (conocido como el 'petróleo blanco') está presente en las baterías de casi todos los dispositivos eléctricos: smartphones, portátiles, tabletas... Y coches eléctricos. Su “alto rendimiento proporcionado tanto por su densidad energética como por sus ciclos de carga”, según declaraciones a 'El País' de Arturo Pérez de Lucía, director de AEDIVE, la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico. 

La investigación sobre el potencial del litio no ha hecho más que empezar. Y, tal y como explica el mencionado diario, para que el sector automovilístico pueda hacer frente a esa fabricación es necesario invertir unos 6.000 millones de dólares en el suministro de este elemento de aquí a 2020

No te pierdas: La lista de coches que entran en el Plan Movalt

El problema del litio llega como con la gran mayoría de fuentes de energía: su posible escasez. Y es que. como te decía al inicio de este artículo, los coches no son los únicos que lo usan; según Goldman Sachs, la demanda global de litio aumentó un 26% en 2016 y se prevé que crezca un 39% en 2018. Y es que, además de servir como material indispensable para baterías, se emplea en la fabricación de grasas lubricantes, vidrio cerámico, aires acondicionados, cementos o adhesivos... Es, entonces, cuando surge la pregunta ¿habrá litio para todos? ¿O los problemas para obtener litio podrían frenar al coche eléctrico?

VÍDEO: aCar, el coche eléctrico diseñado para África

Aunque Arturo Pérez de Lucía comenta al mencionado diario que, de momento, el litio no estaría suponiendo un problema para la producción a gran escala de coches eléctricos (se estima que las reservas mundiales alcanzan las 40 millones de toneladas), lo cierto es que lo que sí puede ser un freno es la forma en que le litio se distribuye. 

El modo de procesar el litio conlleva muchos gastos, y además deja huella en el territorio. Por ello, hay empresas que están estudiando alternativas a esta forma de extraer el litio. Habrá que ver si este cuello de botella se arregla, para que no supongo una nueva piedra en el camino del coche eléctrico.


 

Y además