Skip to main content

Noticia

¿Por qué se arrancan a la izquierda los Porsche?

¿Por qué se arrancan a la izquierda los Porsche?

¿Sabes por qué se arrancan a la izquierda los Porsche? Los vehículos de la marca alemana tienen la llave a la izquierda del volante, una ubicación poco usual que tiene sus orígenes en el mundo de la competición y que se mantiene en los automóviles que fabrican en la actualidad.

Te interesa: Qué hacer si pierdes las llaves del coche

¿Por qué se arrancan a la izquierda los Porsche? Si alguna vez alguien te deja las llaves de un Porsche, probablemente lo primero que te llamará la atención si nunca antes habías conducido uno sea el lugar donde tienes que poner la llave para arrancar el coche. Y es que mientras que en la inmensa mayoría de vehículos que circulan por nuestras carreteras el bombín de arranque se sitúa a la derecha del volante, ya sea sobre la columna de dirección o sobre el salpicadero, en los vehículos de la firma de Stuttgart este se sitúa a la izquierda. Y hay una buena razón para ello.  

La ubicación de la llave de los Porsche es poco usual, al igual que la de los vehículos de Saab, la mayoría de los cuales tienen el bombín sobre el túnel de transmisión, justo entre los dos asientos delanteros. Pero el motivo de la situación del bombín de encendido en los modelos de Porsche tiene un origen diferente al de la aviación, en este caso el motivo tiene que ver con el mundo de la competición, que como sabrás es una parte fundamental sin la que no se podría explicar la exitosa historia de Porsche.

VÍDEO: Así roban coches que usan llave inteligente

Porque la marca alemana que cuida su historia, manteniendo en sus coches, generación tras generación, aquellos elementos que ayudaron a convertir en leyendas a sus antecesores. Y la situación de la llave es una buena muestra de ello. Los modelos de Porsche tiene la llave a la izquierda del volante porque era la mejor ubicación para tomar la salida lo más rápido posible en las 24 Horas de Le Mans. Y es que aunque ahora se realice una salida lanzada de todos los participantes (los coches inician la carrera en formación), no siempre ha sido así.

Antiguamente, la salida de las 24 Horas de Le Mans (así como de otras pruebas de resistencia) se realizaba de la siguiente manera: los coches se situaban a un lado de la recta, mientras que los pilotos esperaban en el otro extremo la señal de inicio. Cuando comenzaba la carrera, los participantes se apresuraban corriendo hasta sus coches, arrancando y saliendo lo más rápido posible para situarse en una buena posición. Así que los ingenieros de Porsche pensaron que si ponían la llave a la izquierda del volante, conseguirían sacar unos segundos de ventaja a sus competidores.

Porque si lo piensas, si quieres salir lo más rápido posible con un coche normal, tienes que arrancar, meter primera y quitar el freno de mano con el brazo derecho mientras que el izquierdo lo único que hace es dirigir el volante. Al ubicar la llave a la izquierda, Porsche permitió que sus pilotos pusieran en marcha el motor con la mano izquierda mientras que con la derecha podría meter primera y desbloquear el freno de mano, ganando así unos preciados segundos. Pero lejos de limitar esta ubicación a sus coches de carreras, también la implantaron en sus vehículos de producción en serie.

Porsche Macan, Porsche Cayenne, Porsche 718 Boxster… la gama al completo de Porsche tiene la llave a la izquierda del volante. Y si cuentan con el sistema de acceso y arranque manos libres, montan en su lugar un pulsador giratorio situado también a la izquierda del aro del volante, para que no se pierda ese pasado del mundo de las carreras.