Noticia

Podrías tener un Porsche RWB por 100.000 dólares

Alex Morán

Un raro Porsche 911 Targa de 1991 preparado por RAUH-Welt Begriff, más conocido como RWB, saldrá a subasta en RM Sotheby’s y se estima que la puja ganadora superará los 100.000 dólares.

Porsche 911 RWB, muy pero que muy bruto

Parece que no hay día en el que no salga a la luz una nueva joya de la automoción que se vaya a subastar. Este overbooking de subastas hace que muchos modelos pasen desapercibidos, pero hay casos que es imposible que no destaquen. Si habláramos de un Porsche 911 Targa de 1991 se trataría hasta de un  coche normal, pero si añadimos al preparador RWB a la ecuación, estamos ante una situación diametralmente opuesta. ¿Lo mejor? Que habrá oportunidad de pujar por él el próximo fin de semana.

VÍDEO: El 911 Targa de Forgiato es top

El deportivo será uno de los lotes que subaste RM Sotheby’s en Santa Mónica, California; y desde la compañía esperan que se venda por un abultado precio. Las primeras estimaciones sitúan al alemán por encima de los 100.000 dólares, así que no sería de extrañar que la cifra creciera bastante e incluso se acercara a las dos centenas de miles. ¿Merece la pena un precio tan alto? Dependerá de lo adinerado que sea el bolsillo que levante la paleta para pujar, pero el hecho que sea rarísimo encontrar una de las creaciones de RAUH-Welt Begriff en una subasta es un plus de exclusividad por el que habrá que pagar.

Además, hay que tener en cuenta de que se trata de una preparación exhaustiva tanto estética como mecánica. El kit de carrocería añade paragolpes específicos, faldones, unos pasos de rueda ensanchados sin mesura y un característico alerón de cola de pato. También calza unas llantas Floss Design de 18 pulgadas en acabado bronce e incluso el interior recibe mejoras como un sistema de infoentretenimiento con pantalla central y cámara trasera. No se especifican los cambios en el motor, aunque sí que ha recibido un kit Hakama Stage 2 y que lleva instalada una suspensión tipo coilover.

Fuente: Carscoops.

Imagen de perfil de Álex Morán

Redactor

Crecí viendo deportivos japoneses en los 90, los echo de menos y me decanto por los import nipones. El Nissan Fairlady Z 432 es mi amor platónico.